Search
viernes 17 noviembre 2017
  • :
  • :

Tavistock: La Dictadura Sin Lágrimas

ScreenShot019

Formado en 1947, el Instituto Tavistock es una organización independiente sin fines de lucro, que busca combinar la investigación enlas ciencias sociales con la práctica profesional.

Tres elementos se combinan para hacer del Instituto inusual: tiene la independencia de ser completamente auto-financiado, sin subsidios del gobierno o de otras fuentes; la orientación de la investigación-acción lo sitúa en un ámbito académico y de consultoría, y su gama de disciplinas incluyen antropología, economía, comportamiento organizativo, la ciencia política, el psicoanálisis, la psicología y la sociología.

Desarrolla las técnicas de lavado de cerebro de masas que se utilizaron experimentalmente por primera vez a los prisioneros de guerra estadounidenses en Corea. Sus experimentos en métodos de control de masas han sido ampliamente utilizados en el público americano, unasalto subrepticio aunque vergonzoso a la libertad humana, modificando el comportamiento individual a través de la psicología actual.

El Instituto Tavistock ha desarrollado tal poder en los EE.UU. que nadie llega a sobresalir en cualquier campo a menos que haya sido entrenado en la ciencia del comportamiento en Tavistock o una de sus filiales.

“Los valores y el comportamiento de los individuos son moldeados por fuerzas sociales fuera de nuestro alcance -y a menudo- aun fuera de nuestra capacidad de reconocimiento”

loading...



Deja una respuesta

Un pensamiento en “Tavistock: La Dictadura Sin Lágrimas

  1. NINJA WAR.

    NO ME EXTRAÑA QUE ADORNO HAYA COLABORADO PARA LA MANIPULACIÓN DE MASAS, ÉL MISMO LO EXPLICA EN “DIALÉCTICA DEL ILUMINISMO”, ENTONCES TAVISTOCK SE ENCUENTRA EN LO MÁS ALTO DE LA CÚSPIDE DE LA PIRÁMIDE ILLUMINISTA ENSEÑÁNDO A LA ÉLITE DE CÓMO NOS DEBEN DOPAR CON LOS NUEVOS “MK ULTRA” O “LSD” COMO SON LA TV, LOS CELULARES O MÓBILES Y LOS MASS MEDIA, PORQUE LA RUPTURA SOCIAL ES HORA PARA IMPONER EL NWO. MUY BUENO EL DOCUMENTAL.

    Responder

Deja un comentario