Search
Miércoles 26 Julio 2017
  • :
  • :

Alertan peligrosa mezcla del teosinte con maíz transgénico en España

ScreenShot187

Teocintle – Teosinte. (Dpto Biodiversidad del Gobierno de México)

Por

La presencia de teosinte, también conocido como teocintle, planta silvestre que corresponde al ancestro más inmediato del maíz, no está siendo recibida con buenos ojos por los agricultores en España, quienes la calificaron como “la mala hierba”, debido al peligro de cruce con el maíz MON810 (genéticamente modificado), y con el maíz convencional.

En España existen alrededor de 100.000 hectáreas de maíz transgénico, una de estas zonas se encuentra en Aragón, donde también tiene producción de maíz convencional (no transgénico). “Desde 1998, cuando se permitió por primera vez el cultivo de MON810 en la UE, una condición previa era que no existieran especies silvestres emparentadas que pudieran permitir la dispersión de transgenes”, destacó la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), en una carta emitida esta semana a la comunidad y a La Gran Época, en conjunto con las asociaciones Amigos de la Tierra, Testniotech, y Resembrando e Intercambiando.

Frente a la reunión del 8 de julio entre los estados miembros de la UE, las asociaciones agrícolas exigieron -en dicho documento- “terminar con el cultivo de maíz transgénico en la UE”. En la reunión -explicaron- “se discutirán autorizaciones existentes y futuras del MON810, Bt11 y el maíz 1507” (plantas genéticamente modificadas).

En respuesta previa a la COAG, fechada el 20 de junio, el gobierno español afirmó: “Entendemos que actualmente no hay razones con base científica que justifiquen una prohibición del cultivo del maíz Mon 810. La presencia localizada de teosinte en España ha sido y está siendo tratada por las autoridades competentes como un problema asociado a una mala hierba”, según la carta citada por la asociación.

Los teosintes son los parientes silvestres del maíz. Son los antecesores directos de los cuales se domesticó el maíz como cultivo por lo antiguos habitantes de Mesoamérica, de acuerdo a un estudio de Sánchez y Ruíz en 1996, y de Wilkes en 2004, ambos citados por el Departamento de Biodiversidad del Gobierno de México, nación donde una orden judicial prohíbe la plantación de transgénicos.“Estos son un conjunto muy variable de pastos, los hay de ciclo de maduración anual o perennes, y muy similares morfológica y genéticamente, al maíz”.

De acuerdo a la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) de México, tanto el maíz nativo como las poblaciones silvestres de teocintle son “nuestros recursos genéticos”, y la introducción de transgénicos de esta planta, significa una posible contaminación de ellas.

“Si permitimos que se contaminen el maíz nativo y el teocintle, cada una de las miles de millones de células constitutivas de cada planta de maíz contendrían las toxinas transgénicas. Las tortillas, tlacoyos, totopos oaxaqueños, tlayudas, atoles, tamales, pozoles, tejuinos, tejates, pozol, etcétera, las contendrían y todos los consumiríamos: las madres lactantes, los nenes, jóvenes, adultos y personas mayores, durante toda nuestra vida y así, en adelante, porque no habría retorno”, ilustró Antonio Turrent, presidente de la UCCS, en su comentario dado al medio La Jornada.

Para la investigadora del Instituto de Ecología (IE) María Elena Álvarez-Buylla, “la contaminación de plantas originarias podría propiciar consecuencias negativas para planes futuros de mejoramiento de este importante cereal en el país y en el mundo. Y en caso de que se introduzcan transgenes de maíz bio-reactor a la cadena alimenticia nacional, que portan substancias como solventes, plásticos, químicos experimentales y fármacos (anticoagulantes y vacunas, entre otros) podría propiciar consecuencias negativas”.

Desde España María Carrascosa de la Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando” destacó: “Nadie sabe cómo se ha introducido el teosinte en España, pero se propaga de forma bastante rápida y ya está provocando graves daños a los agricultores”.

Siendo pariente cercano al maíz, al estar a su lado es capaz de experimentar cruces genéticos entre sí, lo que genera ganancias y pérdidas de sus características que serán transmitidas a las siguientes generaciones de plantas. Según algunos científicos el teosinte puede aportar su habilidad para adaptarse a los cambios climáticos. Entre las pérdidas, está la de adquirir genes que perjudiquen la característica del maíz nativo o del maíz que se está comercializando.

ScreenShot186

Teosinte – Teocintle (A) y Maíz (B). (Dpto. Biodiversidad del Gobierno de México)

A su vez,“el cruzamiento entre el teosinte y el maíz puede provocar la dispersión de transgenes procedentes del maíz modificado genéticamente y su permanencia en el medio. El maíz MON810 produce un insecticida y su cultivo abarca más de 100.000 hectáreas en España, según las estimaciones del Gobierno. Organizaciones de la sociedad civil exigen terminar con el cultivo de maíz transgénico en la UE”, explicó la COAG.

En su carta a la COAG, el Gobierno español declaró: “Este Ministerio tuvo conocimiento de la presencia del teosinte en el año 2014. Tras la primera notificación hemos trabajado en coordinación con las Comunidades Autónomas, y en contacto con las principales empresas de semillas con el fin de identificar el origen del problema, evaluar las consecuencias, realizar un seguimiento a lo largo de las siguientes campañas agrícolas”.

“Aragón, una de las principales Comunidades afectadas, ha publicado diversos documentos con información detallada sobre la descripción de la plaga, prevención y control y manejo de la misma. Este Ministerio hizo extensivas estas recomendaciones al resto de las Comunidades Autónomas”, agregó.

Además el Gobierno advirtió que el Teosinte no está incluido en el catálogo español de especies invasoras. “ En todo caso, para su inclusión”, señaló que de acuerdo al reglamento del Parlamento Europeo, “se requiere un estudio y evaluación previa para el desarrollo de un análisis de riesgo”.

Asimismo reconoció que no había notificado a la Unión Europea de la presencia del Teosinte.

Mientras España sigue autorizando los cultivos transgénicos, para la ley mexicana la situación es diferente. “El magistrado federal Benjamín Soto Sánchez, titular del Segundo Tribunal Unitario en materias Civil y Administrativa del Primer Circuito, determinó en noviembre pasado confirmar la suspensión provisional que impide tramitar y otorgar permisos de siembra o liberación al ambiente de maíz transgénico en todo el país. La suspensión federal ha estado vigente desde septiembre de 2013 a pesar de cien impugnaciones de agroindustria transnacional y del gobierno federal”, destacó la UCCS.

Según las asociaciones ambientalistas españolas “la sociedad civil urge también al gobierno español a reaccionar rápidamente y publicar más información. Quieren saber por qué el gobierno español se ha negado a informar de forma oficial a la Comisión Europea. Monsanto ha estado ocultando a su vez este problema a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) durante varios años, tal y como muestran los informes anuales de seguimiento que exige la regulación europea”.

“La aparición de teosinte y el riesgo de dispersión de transgenes no deben seguir ocultándose a la población. Si el teosinte adquiere el transgén del MON810 y comienza a producir toxinas insecticidas esto podría suponer un riesgo sin precedentes para los agricultores y el medio ambiente”, afirmó Andoni García Arriola, Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas.

loading...



Deja un comentario