Search
lunes 18 diciembre 2017
  • :
  • :

¿Dinero? No me hagas reír (el dinero es deuda)

ScreenShot069

Por Tony fernandez  / Conjugando adjetivos

El dinero es en realidad nada más que papel sin valor creado y entregado a nosotros para hacernos creer que estamos trabajando por algo de valor. Pero el dinero no tiene ningún valor. ” El dinero moderno se conoce como” dinero fiat “, se crea de forma artificial, no tiene ningún valor en sí mismo y la base en su uso para el intercambio es típicamente un edicto del gobierno”.

El dinero no tiene ningún valor, ya que se puede crear y no hay límite a cuánto puede ser creado. La razón de que el oro y la plata tienen valor es porque hay un límite. Sólo hay una cierta cantidad de oro disponible en el mundo –que este sería otro tema a tratar-. Si un país necesita más dinero el banco central lo único que tiene que hacer es escribir algunos números en un ordenador y eso es todo, dinero instantáneo.

El banco central controla la producción del dinero de los países (inflación) y las tasas de interés. Efectivamente controla la economía del país. Es por ello que en 1790 Mayer Amschel Rothschild dijo, “Déjenme emitir y controlar el dinero de una nación y no me importará quién escriba las leyes.”

Mediante el control de la producción de este papel moneda sin valor, el banco central puede imprimir ya sea más de lo mismo o destruirlo. De esta manera se controla el valor de la moneda. Desde 1694 cuando se creó el Banco de Inglaterra ha emitido dinero como notas para el uso como la moneda del país. Las notas eran efectivamente un pagaré que el banco hacía promesa de pago al portador de esa cantidad en oro. El oro es lo que se concibe como dinero mercancía, ya que no se crea, pero se considera que tiene valor en sí mismo -todo lo contrario de nuestro “dinero fiat”-. Sin embargo, este vínculo o patrón con el oro fue retirado en 1931 en el caso de la Libra y el Yen, y en 1971 le tocó al Dólar. Desde entonces no hay otro activo con el que convertir el dichoso papel.

El dinero es en realidad la deuda –la moneda única mundial ya existe y se llama deuda-. Suena imposible, pero es verdad. Cada vez que un banco central crea dinero se intercambia por la misma cantidad en bonos del Estado. Estos bonos llevan añadido un interés, por lo que el gobierno tiene que pagar los intereses (deuda). Pero el dinero para pagar esta deuda adicional en realidad no existe. Entonces, ¿cómo se les paga? Bueno, la única cosa por hacer es pedir prestado más dinero. Por supuesto, esto luego crea más deuda, por lo que a continuación, más dinero tiene que ser prestado. Es un ciclo sin fin en el que sólo una cosa es cierta, la deuda.

Pero el asunto se pone mejor, ya que con la reserva fraccional todos los bancos pueden crear su propio dinero:

Cuando el dinero se deposita en un banco (por ejemplo 100 €), el banco destina el 10% -y me estoy pasando- a reservas. Los restantes 90 € ahora pueden ser objeto de préstamo. Lo que ocurre a partir de aquí es la creación mágica de dinero, realmente es increíble. Cuando estos 90 €  se consiguen ser prestados, y  la persona que está pidiendo el prestado firma un contrato para prometer el pago de la deuda; esta promesa se convierte en un activo. Así que los 90 € que no se han pagado todavía puede escribirse como un activo por lo que se puede utilizar para crear más dinero. Una vez más el 10% se destinará a formar reservas (9€), lo que deja 81 € para ser prestados otra vez. Una vez más, la promesa de pagar estos 81 € se convierte en un activo que puede ser utilizado. Así que el 10% se reserva para las reservas y el resto se prestará nuevamente y así sucesivamente.

Todo este dinero es creado desde el depósito original de 100 €. Nada de lo que realmente existió, que fue creado por el banco y por escrito existe. El dinero se crea a partir de una deuda. Esto es importante de entender porque significa que cada nota y moneda que cada persona posea es en realidad una deuda que alguien debe a otra persona. Sin deuda no hay dinero.

Esta creación de dinero es un fraude. Cuando se firma un contrato de préstamo o hipoteca ambas partes tienen que ofrecer algo a cambio. “En un contrato, una consideración (lo dado) se cambia por otra consideración”.

Cuando tu solicitas un préstamo tienes que poner algo como garantía, como tu casa. El banco sin embargo no aporta nada. No ofrece nada propio, porque el dinero que le da a usted se crea de la nada, no existe hasta que el banco lo crea para ti. 

En un caso importante en América en 1969, un hombre llamado Jerome Daly demostró efectivamente lo anterior, cuando fue llevado a los tribunales por un banco por el atraso en su hipoteca. Daly dijo en su defensa que no le debía al banco nada porque el banco no había ofrecido nada como contraprestación en el contrato, lo que hacía que el contrato fuera nulo. Él incluso consiguió que el gerente del banco admitiera que el dinero no había existido y que fue creado en los libros contables.

Este procedimiento ocurre con cada préstamo que se otorga, el dinero es creado por el banco en proporción con el dinero que tiene en sus reservas. Técnicamente esto anula todos los contratos de préstamo, ya que el banco no ofrece ninguna consideración. El dinero nunca fue suyo porque nunca existió. Esta creación de dinero fraudulento -pero legal- es la base de nuestro sistema económico. Ahora preguntate esto, ¿qué pasaría si la gente no pagara sus préstamos? Pues los bancos se derrumbarían debido a que la proporción de sus reservas son tan pequeños en comparación con lo que han prestado, que si la gente comenzara a retirar su dinero simplemente no tendrían suficiente para devolver todos los depósitos a sus clientes.

Entonces, ¿qué significa esto? El dinero se crea a partir de los préstamos. ¿Qué pasaría si pagáramos toda esta deuda? Lo siento, no habría dinero suficiente porque, nos estamos olvidando del interés que se aplica a todos los préstamos. El dinero para pagar esto en realidad no existe. Así que no hay suficiente dinero para pagar la deuda.

Al entender esto, podemos darnos cuenta de que nunca podremos ser todos ricos, nunca podemos todos vivir cómodamente. Porque para tener suficiente dinero para hacerlo significa que en algún lugar alguien tuvo que pedir prestado el dinero. Así que en algún lugar  esa persona debe el dinero que tenemos. El sistema está diseñado para una sola cosa, y  es la transferencia de riqueza a los bancos.

Esta creación de dinero conduce a un ciclo continuo de  inflación. Esto a su vez conduce a que la moneda siempre va perdiendo valor, ya que cuanto más hay de algo tanto menos vale. La creación de dinero perpetua es la inflación perpetua que disminuye constantemente el valor de la moneda.

Este sistema de creación de deuda hace una cosa y sólo una cosa, hace esclavos al gobierno y al pueblo de ella. Significa que tienes que salir y hacer el trabajo de baja categoría para las grandes multinacionales para conseguir más dinero para pagar sus deudas. Se crea la esclavitud económica. Nuestro sistema económico se basa en la deuda. Así que recuerda, la próxima vez que el gobierno hable de la disminución de la deuda, la única manera que se puede hacer es por la disminución de la oferta monetaria. No hay manera de vencer a este sistema, nunca podremos ganar. ¿O podemos? Abraham Lincoln tuvo la idea de que el gobierno creara su propio dinero, no el banco central –después de la bronca que tuvo con los bancos cuando fue a pedirle dinero y éstos le pidieran un alto interés-. De esta manera el dinero no se crea de la deuda, no habría deuda que se le atribuyera. Además, el dinero sería controlado por el gobierno. Evidentemente a los banqueros no les gustaba la idea de Lincoln,  ya sabéis como acabó…¿estabais pesando en su asesinato?, algo peor incluso. Desafortunadamente los banqueros derrotaron el sistema de Lincoln e instalaron el suyo. Y, a partir de 1913 con la creación de la FED, ellos culminaron con éxito un sistema que se basa en la deuda por la que nunca podremos ser libres. Este sistema destruye el valor de la moneda de los países, mientras que esclaviza a la población en un ciclo interminable de  deuda y la concentración de la riqueza en sus manos. ¿Dinero? No me hagas reír.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario