Search
Lunes 5 diciembre 2016
  • :
  • :

Investigadores descubren una anomalía en el interior del volcán más mortífero de EE.UU

screenshot087

Los investigadores han encontrado que algo extraño está ocurriendo en el interior Monte Santa Helena en Washington. 

Al parecer, el Monte Santa Helena está obteniendo su calor de otro lugar, pero los investigadores todavía no están seguros de por qué o cómo.

«Esto no se ha visto antes debajo de ningún volcán», dijo el geólogo Steven Hansen de la Universidad de Nuevo México a Science News.

Este nuevo misterio se agrega a la lista de anomalías del Monte Santa Helena – el volcán que causó la erupción más mortífera de los EE.UU. en 1980, matando a 57 personas y causando miles de millones de dólares en daños.

El volcán ya era considerado extraño por su ubicación.

Es parte del Arco de la Cascada, una cadena de volcanes que corre en dirección paralela a la zona de subducción de Cascadia desde California hasta la Columbia Británica, pero por alguna razón, el Monte San Helena se encuentra a 50 km al oeste del resto de las montañas del arco, que se encuentran en una línea norte-sur ordenada.

El Arco de la Cascada está justo encima de una región geológicamente activa donde la placa tectónica de Juan de Fuca se desplaza debajo la placa norteamericana, obligando a que abrasadoras piezas de manto caliente emerjan a la superficie donde se funden en magma.

Pero el Monte Santa Helena está encima de una porción de manto frío, y los investigadores nunca han entendido por qué se encuentra allí.

Para averiguar lo que estaba sucediendo, en 2014, Hansen y su equipo desplegaron miles de sensores alrededor de la montaña para medir los movimientos de tierra. Luego perforaron 23 agujeros en el volcán y los llenaron de explosivos para activar mini terremotos alrededor del mismo.

screenshot086

Esto les permitió controlar exactamente cómo las ondas sísmicas viajan a través de la estructura interior de la montaña y obtener una comprensión de la temperatura y el tipo de material.

Las ondas sísmicas pintaron un cuadro bastante extraño – en lugar de una cámara de magma caliente debajo del volcán, el equipo encontró una porción fresca de roca serpentina.

Su historia eruptiva, no coincide con los resultados, y debido a ello los investigadores tratan ahora de averiguar de dónde el Monte Santa Helena obtiene su combustible.

Los investigadores sugieren que la fuente de magma se encuentra más probable al este, cerca del resto del arco de la cascada, donde hay magma con temperaturas por encima de 800 grados centígrados (1.470 grados Fahrenheit).

Pero todavía no tienen idea de por qué el magma viaja 50 kilómetros (30 millas) al oeste para entrar en erupción en el Monte Santa Helena.

Ellos piensan que esto podría tener algo que ver con los terremotos profundos en la región, pero necesitan conseguir más datos para ser entender lo que está sucediendo.

Hansen y sus colegas seguirán monitoreando el terremoto como parte del proyecto Imaging Magma Under St Helens, y esperan que finalmente puedan explicar de dónde el volcán obtiene su energía, y quizás entender mejor los volcanes en otras partes del mundo.

Por ahora, sin embargo, la montaña sigue siendo un misterio.

Visto en : Codigo Oculto

loading...



Deja un comentario