Search
Sábado 10 diciembre 2016
  • :
  • :

Correos electrónicos filtrados confirman las sospechas sobre los peligros del aspartame

screenshot109

Por Dr. Mercola /Mercola

Los endulzantes artificiales tales como el aspartame se utilizan usualmente para endulzar los llamados alimentos y bebidas “de dieta”, en vez del azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés). La idea es que al reducir el consumo de calorías esto ocasionará una pérdida de peso.

Sin embargo, la investigación ha echado por tierra esta noción por completo, al mostrar que en realidad los endulzantes artificiales tienen un efecto inverso; que en realidad reducen las sustancias químicas supresoras del apetito y fomentan los antojos así como la dependencia hacia el azúcar, que por consiguiente elevan sus probabilidades de tener un aumento de peso no deseado.

La investigación ha demostrado repetidamente que los endulzantes artificiales promueven la resistencia a la insulina y los problemas de salud relacionados–al igual que el azúcar regular–incluyendo las enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales 6,7 y la enfermedad de Alzheimer.

Aunque llevar una alimentación deficiente es una causa principal de la enfermedad de Alzheimer en general (los principales culpables son el azúcar/fructosa y los granos, especialmente el gluten), el mecanismo clave del daño parece ser la toxicidad del metanol–un problema muy ignorado que está vinculado particularmente con el aspartame.

Los mensajes de correo electrónico recién filtrados abordan la participación de Rumsfeld en la aprobación del aspartame

Los correos electrónicos filtrados de John Podesta han resultado ser una serie de piezas condenatorias que confirman la colusión entre la industria de las sodas y funcionarios de alto nivel dentro del gobierno de los Estados Unidos, incluyendo a Hillary Clinton.

En un reciente lote de correos electrónicos filtrados, se discute la participación de Donald Rumsfeld9 en la aprobación del aspartame.10 Rumsfeld fungió como jefe de personal en la Casa Blanca, de 1974 a 1975. Además, fue secretario de defensa de 1975 a 1977, y de nuevo de 2001 a 2006.

En 1976, Rumsfeld se convirtió en Director General de la compañía farmacéutica G.D. Searle & Company, que intentaba lograr que el aspartame fuera aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Para poner en contexto la cadena de correos electrónicos, en 2013 la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos (IDFA, por sus siglas en inglés) y la Federación Nacional de Productores de Leche (NMPF, por sus siglas en inglés) presentaron una petición a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para solicitar que la agencia “enmendara la norma de identidad” de la leche y otros productos lácteos.

Este cambio les permitiría agregar al aspartame a la leche con chocolate, que es un producto de leche básico que es servido en los almuerzos escolares, sin etiquetarlo como una bebida baja en calorías. Escribí sobre esto en mi artículo, “Peticiones por Parte de la Industria Láctea Ante FDA Para Que Permita el Uso del Aspartame sin Necesidad de Etiquetado en los Productos Lácteos“.

Ex Jefe de la FDA revela sus preocupaciones acerca del aspartame

En ese momento, Wendy Abrams, fundadora de Cool Globes, Inc., una organización dedicada a crear conciencia sobre el cambio climático, envió a Podesta la correspondencia que había recibido de Don Kennedy.

Kennedy es un ex jefe de la FDA y actual editor en jefe de la revista Science Magazine. En su correspondencia por correo electrónico con ella, comparte sus preocupaciones sobre la potencial toxicidad del aspartame:

“Todo el tema de los endulzantes me ha interesado desde mis inicios en la FDA… Un poco después, todavía durante mi período como Comisionado, fui visitado por Don Rumsfeld, quien se presentó como el Director General de Searle…

[Le] dijimos que examinaríamos cuidadosamente la evidencia, y como de costumbre, confiamos en la estructura de nuestro comité de expertos.

El aspartame continuó atrayendo a críticos preocupados, y nosotros–en la FDA–no percibimos que Searle reanudara el esfuerzo para obtener su aprobación. Analicé una parte de esa historia, que agrego enseguida. No es una historia muy agradable.

‘En 1985, Monsanto compró a G.D. Searle, la compañía química que tenía la patente del aspartame, el ingrediente activo de NutraSweet.

Aparentemente, la empresa de Monsanto no estaba preocupada por el turbio pasado del aspartame , incluyendo una Junta de Investigación de la FDA en 1980, compuesta por tres científicos independientes, que confirmó que este “podría inducir tumores cerebrales”.

La FDA había prohibido al aspartame en base a este descubrimiento, solo para ver al Presidente de Searle, Donald Rumsfeld… comprometido a “pedir favores” para conseguir que lo aprobaran’.

El aspartame ‘provoca huecos en sus cerebros’

En su correspondencia con Kennedy, Abrams también señaló sus propias reacciones adversas hacia NutraSweet, al señalar que:

“… Creo que es un veneno… Los médicos me jurarán que está bien, y les diré, tal vez yo soy la única persona en el mundo que reacciona así, pero claramente me afecta, y luego me dirán de nuevo que está bien. Están tan lavados del cerebro por la propaganda, que se niegan a creer lo contrario.

También, tengo un amigo que trabajó para los investigadores de la Universidad de Chicago (que tiene un departamento de neurología de primer nivel) y los médicos dijeron que cuando proporcionaron NutraSweet a los ratones del laboratorio, literalmente este les hizo agujeros en el cerebro”.

En un correo electrónico posterior, Kennedy le dice a Abrams que: “Rumsfeld tiene mucho que responder en su próxima vida”.

Los niños tienen un riesgo mayor

Como suele ser el caso, los niños son particularmente susceptibles al daño de los endulzantes artificiales.

Un reciente estudio que evalúa la cantidad de endulzante artificial que en realidad es absorbida en la sangre cuando es consumido por los niños en comparación con los adultos encontró que los niños tenían el DOBLE de concentración después de beber una lata de 12 onzas de soda de dieta, en comparación con los adultos.

Según informó Science Daily:

“El mismo equipo de investigación encontró previamente que estos endulzantes artificiales también estaban presentes en la leche materna cuando las madres consumían alimentos, bebidas, medicinas u otros productos que contenían endulzantes artificiales.

Dado que los bebés tienen una menor capacidad para eliminar sustancias de su torrente sanguíneo a través de los riñones (tienen una menor tasa de filtración glomerular hasta los 2 años de edad), los autores especulan que los niveles de endulzantes artificiales en la sangre de los bebés podrían incluso ser proporcionalmente más elevados.

Estos resultados son importantes porque exponerse a los endulzantes artificiales en una etapa temprana de la vida, podría influir en las preferencias del gusto futuro del niño, alimentación y destino metabólico”.

La investigación revela un sorprendente mecanismo de daño

La investigación publicada en la revista Nature16 en 2014 reveló un mecanismo previamente desconocido a través del cual los endulzantes artificiales causan el aumento de peso no deseado e interrumpen la función metabólica. Lo más importante es que este estudio demostró la causalidad.

En los últimos años, hemos aprendido que los microbios intestinales desempeñan un papel importante en la salud humana.

Por ejemplo, ciertos microbios intestinales han sido vinculados con la obesidad, y resultó que los endulzantes artificiales interrumpen su microflora intestinal, lo que por consiguiente, aumenta su riesgo de obesidad, diabetes y otros problemas relacionados.

Específicamente, los investigadores encontraron que los endulzantes artificiales alteran los procesos metabólicos asociados con las enfermedades metabólicas. Se observó una menor función en los procesos asociados con la transportación de azúcar en el cuerpo.

Asimismo, se encontró que los endulzantes artificiales inducen la disbiosis intestinal e intolerancia a la glucosa en las personas sanas. De los endulzantes artificiales que fueron analizados, la sacarina (Sweet’N Low) tuvo el impacto más fuerte, seguido por la sucralosa y el aspartame.

La intolerancia a la glucosa es un muy conocido precursor de diabetes tipo 2, pero también desempeña un rol en la obesidad, porque el exceso de azúcar en la sangre finalmente es almacenado en sus células de grasa. Según los autores de este ampliamente publicitado estudio:

“[N]osotros demostramos que consumir formulaciones de endulzantes artificiales no calóricos de uso común fomenta el desarrollo de la intolerancia a la glucosa al inducir alteraciones compositivas y funcionales en el microbioma intestinal…

Colectivamente, nuestros resultados vinculan el consumo de endulzantes artificiales no calóricos (NAS, por sus siglas en inglés), la disbiosis y las anomalías metabólicas; lo que exige que se reevalúe el uso masivo de NAS”.

Otro estudio, publicado en PLOS One,23 también encontró que cuando las ratas fueron alimentadas con aspartame, este cambió su microbioma intestinal, lo que provocó que produjeran propionato–ácidos grasos de cadena corta (SCFAs, por sus siglas en inglés) involucrados en la producción de azúcar–lo que resultó en niveles elevados de azúcar en la sangre.

La soda de dieta podría afectar su fertilidad y la de su descendencia

Las recientes investigaciones24 también sugieren que las bebidas endulzadas artificialmente podrían afectar su fertilidad. Esto descubrió una conexión entre la sacarina y el consumo de sucralosa con una menor tasa de fertilidad en las mujeres sometidas a un tratamiento de fertilización in vitro (IVF, por sus siglas en inglés).

Asimismo, estos endulzantes artificiales aumentaron el riesgo de que el embrión de una mujer tenga al menos una deformidad. El profesor Adam Balen, Presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, dijo para Daily Telegraph:

“Este es un estudio muy interesante que sugiere la falsa promesa de los endulzantes artificiales–que se encuentran en las bebidas sin alcohol, y es añadido a bebidas, tales como el café–que posiblemente tenga un efecto significativo en la calidad y la fertilidad de los óvulos de una mujer, y podría influir en la posibilidad de concepción.

Estos descubrimientos son muy significativos para nuestra población. Debe haber un mayor escrutinio en los aditivos alimenticios y una mejor información disponible al público, y en particular, para las personas que deseen concebir”.

Las sodas de ‘dieta’ son un fraude

La falsa publicidad está prohibida por la ley federal, y el término “dieta” solo está permitido en marcas o etiquetas cuando no es falso o engañoso.

De acuerdo con las investigaciones que demuestran que los endulzantes artificiales aumentan su riesgo de obesidad en vez de combatirlo, el grupo de consumidores U.S. Right to Know (US RTK) ha solicitado a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y a la FDA, que investiguen a Coca-Cola Co., PepsiCo. Inc. y otras compañías, por falsa publicidad.

En su petición ciudadana de 2015 a la FDA,28,29 US RTK solicitó a la agencia que emitiera cartas de advertencia a Coca-Cola y Pepsi, concluyendo que las bebidas son erróneamente marcadas porque el uso del término “dieta” es falso y engañoso.

En otra carta, el grupo instó a la agencia a evitar que Coca-Cola Company hiciera “declaraciones ilegales de que sus sodas artificialmente endulzadas previenen, reducen o abordan la obesidad”, al señalar que Coca-Cola ha hecho tales declaraciones al menos en ocho ocasiones.

Por ejemplo, Coca-Cola Company anunció que su principal “compromiso global para combatir la obesidad” es “ofrecer opciones de bebidas sin o bajas en calorías en todos los mercados”.

Sin embargo, si las bebidas artificialmente endulzadas promueven la obesidad en vez de combatirla—lo que la investigación indica claramente es que–entonces el compromiso de Coca-Cola es todo excepto de utilidad.

Tampoco es sustentado por la ciencia. En mi artículo anterior enlisté una muestra de estudios que refutan claramente las declaraciones de la industria de la “dieta”, “Novedades del Aspartame: Coca-Cola Declara Ilegalmente Que la Soda de Dieta Puede Combatir la Obesidad“.

Muy recientemente, The New York Times informó sobre un nuevo estudio33 que claramente muestra que el agua vence a la soda de dieta en relación a la pérdida de peso.

En este estudio, en el que participaron 81 mujeres con sobrepeso diagnosticadas con diabetes tipo 2, estas consumieron la misma alimentación, con solo una excepción. La mitad bebía bebidas de dieta cinco veces a la semana, mientras que la otra mitad bebía agua simple.

Seis meses después, el grupo que bebía agua había perdido un promedio de 14 libras. El grupo que tomaba sodas de dieta perdió un promedio de 11.5 libras.

Asimismo, el grupo que bebía agua observó mejorías en las medidas de severidad de la diabetes, tales como la insulina en ayunas y la glucosa postprandial. Todo esto esta justamente alineado con la investigación anterior, la cual muestra que los endulzantes artificiales promueven el aumento de peso y empeoran la diabetes.

Se esperan más endulzantes artificiales en los productos de Pepsi

Ahora, PepsiCo promete reducir la cantidad de azúcar que agrega a sus bebidas.34 Según un reciente anuncio, al menos dos tercios de sus bebidas contendrán 100 calorías o menos cantidad de azúcar añadido por cada porción de 12 onzas, en 2025. Pero aunque esto podría sonar como una buena noticia, simplemente significa que se usará una mayor cantidad de endulzantes artificiales.

De hecho, la compañía ha declarado que logrará el objetivo de reducir la cantidad de azúcar a través de introducir más bebidas endulzadas artificialmente y la reformulación de las recetas de bebidas existentes. Si consideramos que los endulzantes artificiales son más perjudiciales que el azúcar, esto significa que los productos de la compañía serán aún más dañinos de lo que ya son.

Es posible que recuerde que el año pasado Pepsi anunció que dejaría de utilizar aspartame. La decisión se tomó inmediatamente después de que disminuyeron las ventas de las bebidas de dieta posteriormente a una serie de mala publicidad relacionada con una cantidad cada vez mayor de preocupaciones acerca de la salud.

Por desgracia, en septiembre de 2015 la empresa introdujo el aspartame de nuevo, al alegar que los consumidores exigían más opciones. Si eso es verdad o no, es imposible de confirmar, pero otro y más posible incentivo, es que PepsiCo simplemente intenta protegerse en caso de que realmente se apruebe un impuesto sobre las bebidas azucaradas.

Recupere su salud al eliminar las bebidas de ‘dieta’ y snacks

Cuando se agregan diferentes fuentes de daño–desde confundir a su cuerpo con un sabor dulce sin calorías, alterar a sus bacterias intestinales negativamente, perjudicar su fertilidad, y quién sabe, tal vez incluso “producir agujeros en su cerebro”—es fácil darse cuenta cómo los endulzantes artificiales posiblemente han desempeñado un rol en la agudización de las epidemias de obesidad y diabetes, desde que surgieron a través de nuestro suministro de alimentos, y cómo podrían estar socavando la salud en un sinfín de formas insospechadas.

Recomiendo encarecidamente evitar TODOS los endulzantes artificiales, y leer las etiquetas de los alimentos para asegurarse de que no los consuma inadvertidamente. Están añadidos en unas 6 000 bebidas, snacks y productos alimenticios diferentes, por lo que no se sabe dónde podrían ocultarse.

En cuanto a las opciones más seguras de endulzantes, puede utilizar Stevia o Lo Han, los cuales son endulzantes naturales seguros. No obstante, tenga en cuenta que si sufre de presión arterial alta, colesterol alto, diabetes o exceso de peso, entonces tiene problemas de sensibilidad a la insulina y probablemente le beneficiaría más evitar todos los endulzantes, incluyendo las opciones naturales.

Desafortunadamente, al igual que el azúcar, los endulzantes artificiales pueden hacerle adicto a ellos. Si encuentra que tiene problemas para dejar de tomar sodas de dieta u otros productos endulzados artificialmente, le sugiero que intente hacer el Turbo Tapping.

Esta es una versión de las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés), que está específicamente orientada a combatir los antojos de azúcar.

Si después de intentar EFT o Turbo Tapping aún tiene antojos, es posible que tenga que hacer más cambios en su alimentación. Mi plan de nutrición optimizado puede ayudarle a hacer esto de forma paulatina.

Por último, si experimenta efectos secundarios debido al aspartame o cualquier otro endulzante artificial, (si vive en los Estados Unidos) infórmelo a la FDA. Es fácil hacer un reporte–simplemente vaya a la página del Coordinador de Quejas del Consumidor de FDA, encuentre el número de teléfono correspondiente a su estado y realice una llamada para informar acerca de su reacción.

Visto en : Sott.net
loading...



Un pensamiento en “Correos electrónicos filtrados confirman las sospechas sobre los peligros del aspartame

Deja un comentario