Search
lunes 18 diciembre 2017
  • :
  • :

La obsolescencia programada humana

Escrito por Luisa Vicente Santiago 

Aunque en muchas culturas, las personas mayores son clave por la sabiduría y la experiencia que nos transmiten, Instituciones Mundiales y líderes políticos las consideran actualmente trastos viejos que deben ser desechados de manera urgente.

No les perdonan que estén consumiendo unos recursos que consideran excesivos para las Arcas Públicas, aunque sus exiguas pensiones ayuden a numerosas familias torturadas y gravemente endeudadas por la crisis.

Veamos algunas declaraciones, casi delictivas, sobre el riesgo que supone su longevidad y sus prestaciones sociales en la economía mundial.

Directora del FMI ( Fondo Monetario Internacional ) actualmente imputada por corrupción.

Christine Lagarde :

“Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global, hay que hacer algo ya”

“A medida que las poblaciones envejezcan en las próximas décadas, consumirán un porcentaje creciente de recursos, ejerciendo presión sobre los balances públicos y privados”

“Una longevidad inesperada, independientemente de lo recogido en las previsiones, representa un riesgo financiero para los gobiernos y las entidades que ofrecen prestaciones definidas”

“El riesgo de longevidad es un tema que exige atención ya, en vista de la magnitud de su impacto financiero y de que las medidas eficaces de mitigación tardan años en dar fruto”

“Las pensiones públicas generan un estancamiento económico al aumentar los costes del empleo y obstaculizar el desarrollo de los mercados de capital al competir con las pensiones privadas”

Ted Turner, fundador de la CNN

“Una población total mundial de entre 250 y 300 millones de personas, con una disminución del 95% desde los niveles actuales, sería lo ideal”

Laura Kodres Directora del Deptº de Mercados Monetarios del FMI

“El riesgo de longevidad en la economía no debe ser relegado a la última página de los diarios del mundo. Mientras más tiempo se ignore, más difícil será resolverlo. El momento para actuar es ahora”

Viceprimer ministro de Japón, Taro Aso

En referencia a pacientes con enfermedades graves dijo:” No se puede dormir cuando se piensa que todo está pagado por el Gobierno. Esto no se resolverá a menos que les demos prisas por morir”

Bill Maher, presentador de la cadena HBO

Sobre los pacientes con enfermedades graves.

“Estoy a favor del aborto, estoy a favor del suicidio asistido, estoy a favor del suicidio regular….hay demasiada gente, el planeta está demasiado lleno de gente y tenemos que promover la muerte “

¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva gratis del sistema?

Tales declaraciones, ausentes de la más mínima sensibilidad, hacen sospechar que los Gobiernos Mundiales se han propuesto acabar con el “expolio” a las Arcas Públicas que cometen nuestros mayores por cobrar sus pensiones y recibir asistencia sanitaría.

Viendo los recortes efectuados en el Sistema Sanitario Público y en las Pensiones, se desprende que buscan desechar a cuantas personas osen “acaparar” excesivos recursos públicos.

Es curioso que las prestaciones que reciben, consideradas hace 7 años como un derecho inalienable contemplado en la Constitución, hoy sean denostadas por los mismos que las califican de aberrante despropósito.

Las restricciones al acceso del Sistema Nacional de Salud, se pusieron en marcha a partir del 2008 justificándolas con argumentos retóricos y vacios por la crisis. Estas restricciones suponen una eugenesia encubierta que parece encaminada a eliminar los excedentes de la población. Cabe esperar que vayan en aumento año tras año.

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA HUMANA

Al igual que los fabricantes determinan la vida útil a ciertos aparatos eléctricos (impresoras, frigoríficos, televisores etc.) para obligar a los consumidores a

adquirir otros nuevos que origine un ciclo ininterrumpido de beneficios, los gobiernos de todo el mundo, han diseñando programas y lo siguen haciendo , con el mismo propósito. Su intención es que estas personas, u otras más jóvenes ó no nacidas, no interfieran en la buena economía de un sistema cuyos gobernantes no tienen límites a la hora de enriquecerse.

Estipular los años que debe vivir una persona, según las declaraciones que hemos visto, estaría en función del gasto que la persona origine al Estado. Si tenemos en cuenta que España es uno de los países con la población más envejecida ¡ nuestro país está seleccionado ¡

El macro- programa de los Estados totalitarios, aparentemente democráticos, se consolida básicamente en cinco medidas de gran calado reconocidas y aceptadas por todo el pueblo.

1º Crear un sistema de partidos alimenta el mito de la democracia y permite dividir a las masas impidiéndoles que se unan. De esta manera es más difícil que puedan desbancar leyes injustas y opresivas que sólo favorecen al Poder Supremo ( divide y vencerás )

2º Promulgar leyes que limiten el acceso a los servicios sociales y a la salud de los más vulnerables, para evitar que una población envejecida que no cotiza, pueda vivir muchos años.

“Coquetear” con medidas eugenésicas amparándose en eufemismos de buena apariencia para no levantar sospechas ni rechazo, abortos, “planificación familiar” pastilla del día de después etc.

3º Adoctrinar a cotizantes jóvenes y con buena salud para que contraten seguros médicos privados, mutuas etc., así como planes de pensiones a través de la banca, para evitar que sea el Estado quien las financie cuando se jubilen.

4º Crear leyes y barreras coercitiva ( ley mordaza) multas, sanciones, presiones de las fuerzas del orden etc. para que obedezcan sumisamente y evitar que se rebelen por los recortes la sanidad, la enseñanza, los robos financieros etc.

5º Mantener activos y engañados a los cotizantes con prestaciones mínimas, sueldos de miseria, futbol, TV, pornografía y una fuerte presión fiscal, para que sigan alimentando la rueda del sistema e impedir que deje de girar.

Nadie escapa al control de quienes ya deciden sobre nuestra vida, nuestra muerte, nuestro trabajo, nuestra salud, nuestra familia, nuestra economía personal y también sobre todos los bienes que nosotros mismos producimos.

“ La mejor manera de que un prisionero no escape, es asegurarse de que no sepa que está en prisión” ( Fiódor Dostoyevski )

Gráficamente el sistema capitalista-totalitario opera, en relación a la población, como lo hacen las empresas de seguros con sus clientes.

Mientras pagues religiosamente las cuotas sin presentar un solo siniestro, todo va bien. El problema comienza cuando tienes el primer siniestro. Desde ese momento que dejas de ser rentable, recurren a “letanías varias ” para no pagar ó pagarte lo mínimo. Nos obligan incluso a cancelar la póliza ( eugenesia ) para que dejemos la compañía ( pasar a mejor vida) si tenemos varios siniestros seguidos.

EUGENESIA, ESTRATÉGIA DE DOMINIO

En los periodos de paz y desarrollo en un país, resulta más fácil a las Instituciones y Gobiernos, crear una “conciencia colectiva eugenésica” y que sea aceptada por la población con la mayor naturalidad.

Una vez creada esta conciencia de largo recorrido, es más fácil implantar de forma sofisticada y gradual programas eugenésicos descontrolados con total impunidad.

Finalmente la gente acabará aceptándolos sin cuestionarse nada e incluso ellos mismos serán los demandantes de estos programas.

Mientras se practica la “higiene social” a toda la población con eugenesia encubierta, el Gobierno se olvida practicar la “higiene democrática” en los diferentes partidos políticos y ejercer la “eugenesia radical” para acabar con su corrupción.

La eugenesia siempre ha servicio al Gran Capital de los Estados, con indiferencia de que sean Estados de la periferia o no.

Este hecho diferencia la eugenesia encubierta que se practica hoy a todas las clases sociales por igual, abortos, esterilizaciones, “control de natalidad” , etc. con la eugenesia que se practicaba a principios del pasado siglo. Esta última se practicaba a grupos étnicos que vivían en poblados rurales, negros, pobres, analfabetos ó con trastornos mentales etc. en resumen, personas que “valían poco”

En cualquier caso, ambas arremeten contra la vida y los derechos fundamentales de las personas, como si las personas fueran el peor enemigo del sistema.

Existe una línea muy fina entre lo que se considera un mal menor, por ejemplo hacer la eutanasia a una persona para evitarle un calvario ante una muerte próxima e irreversible, o hacerla por ejemplo a un menor con Síndrome de Down.

Cuando se promulgan leyes para regular la vida y la muerte de las personas, se corre el riesgo de caer en una pendiente extremadamente resbaladiza, que lleve a aplicar estas leyes sin rigor. En muchas casos se incumplen las limitaciones establecidas por la ley si intervienen profesionales de la salud con “ una manga demasiado ancha” convirtiendo los supuestos en “coladeros sin fondo”

Los supuestos para aplicar la eutanasia, se amplían cada vez más debido al envejecimiento de la población.

De la eutanasia a personas en su última etapa con enfermedades prolongadas e irreversibles , niños con riesgo de contraer una enfermedad

grave congénita degenerativa, se ha pasado a la eutanasia de niños no deseados ó con diferentes estándares físicos distintos a los comúnmente aceptados ( síndrome de Down) personas con alzheimer, trastornos mentales etc.

El último eslabón es llegar de forma progresiva a la eugenesia “deportiva”( por llamarla de algún modo).

En Australia se practica libremente a personas con una simple “depresión” o que tengan “fatiga”, aunque tengan 30 años.

Dicha eugenesia está liderada por el controvertido defensor de la eutanasia activa doctor Philip Nitschke, llamado también “Doctor Muerte”

En 2004 creó una nueva píldora del suicidio, que cualquier persona podía fabricar en su casa con ingredientes fácilmente disponibles para ser utilizada cuando quisiera, aunque no padeciera ninguna enfermedad crónica ni se encontrara en estado terminal.

Llevado por el convencimiento de que las personas tienen el derecho sobre sus propias vidas, la vendió a personas que ni siquiera tenían una enfermedad terminal.

Actualmente vende todo tipo de píldoras y artilugios suicidas que se pueden encontrar incluso por Internet.

Doctor Philip Nitschke, llamado también “Doctor Muerte”

Los programas de eugenesia suponen un lucrativo negocio para las Arcas Públicas, sobre todo en épocas de “crisis”:

Desechar enfermos crónicos, personas minusválidas, con síndrome de Down, Altzheimer etc.

“Ignorar” enfermedades graves en los hospitales de difícil curación.

Dejar de pagar tratamientos medico-farmacológicos demasiado caros, cáncer, hepatitis etc.

Suprimir prestaciones por incapacidad y ayudas a la dependencia.

Minimizar el importe de las pensiones.

Obligar al copago.

Aumentar las listas de espera para retrasar las intervenciones (incluso las que conllevan un riesgo mortal para el paciente)

Colapsar los servicios de urgencia , etc.

Las restricciones y retirada absoluta de los servicios de farmacia y sanidad, se ha ampliado en nuestro país a grupos de inmigrantes indocumentados, personas pobres que no pueden afrontar los tratamientos etc., lo que supone arrinconar la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Nadie desechado

El Poder regulador Estatal justifica estas medidas, porque “no tiene sentido que el sistema los mantengan ”, según declaraciones de la Viceconsejera de Sanitad, Patricia Flores.

Esto contrasta con la medida adoptada recientemente por la Ministra de Agricultura Isabel García Tejerina, al asignar una subvención de 330 euros a cada vaca lechera en las explotaciones.

Otra cosa muy distinta es lo que piensan los líderes políticos sobre los derechos que creen tener dado su status y condición, prestaciones sanitarias de toda índole, sueldos y jubilaciones millonarias, “trabajo” durante toda la vida gracias a las puertas giratorias etc.

Sabiendo que desde Platón, la selección artificial de los seres humanos y la reproducción debía ser controlada por el Gobierno y ocultada al pueblo mediante una especie de lotería, no sería descabellado pensar, que el sistema sanitario pudiera dispensar en un futuro la píldora letal a jubilados, enfermos y pobres. Podría ser la medida de choque que buscan los gobiernos para controlar la población. Amparada en el B.O.E y añadiendo una eficaz campaña de marketing, sería fácil inducir a muchas personas “libremente” a pasar a mejor vida, como ya se hace en Australia.

La píldora letal es una cápsula que contiene sustancias que causan la muerte cerebral y minutos después un paro cardiaco.

La Agencia Central de Inteligencia, diseñó la píldora del suicidio durante la década de los 50. Se fabricó para los pilotos de los aviones espía U2, con el fin de que se suicidaran si eran derribados por la URS o capturados como rehenes. Su ingesta provocaría la muerte inmediata evitando así que desvelaran información secreta en los interrogatorios.

Las guerras que inventan los gobiernos a nivel mundial, es el programa de eugenesia más ambicioso para acabar con excedentes de población. Consigue diezmar notablemente a miles de combatientes de forma constante, pero también a la población civil, incluyendo a mujeres y niños, pero no les parece suficiente

Los soldados creen morir por la patria, pero mueren por las Transnacionales y al Capital.

Los civiles nunca llegan a entender en realidad porqué mueren.

Por Luisa Vicente Santiago escrito en mi anterior web Periodismo Alternativo

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario