Search
domingo 24 septiembre 2017
  • :
  • :

Un ataque electromagnético; última amenaza de Corea del Norte a EEUU

Por Hispan Tv

El ‘exitoso’ ensayo de una bomba de hidrógeno por Corea del Norte hizo sonar la alarma de un eventual ataque electromagnético que podría paralizar a EE.UU.

La agencia estatal de noticias norcoreana KCNA comunicó el domingo el desarrollo de una “destructiva” bomba de hidrógeno diseñada para ser colocada en misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés). Precisó que la ojiva podía usarse para realizar un ataque de Pulso Electromagnético (EMP, según sus siglas en inglés) que incapacitaría las defensas de cualquier rival.

Pocas horas después, Pyongyang confirmó el test de una bomba H o termonuclear con gran poder destructivo que puede ser detonado incluso en altas altitudes para un ataque EMP súper potente”, según KCNA.

La idea de un ataque EMP es detonar un arma nuclear a decenas o cientos de millas sobre la tierra con el objetivo de eliminar la energía en gran parte de Estados Unidos. A diferencia de las bombas atómicas estadounidenses lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, tal armamento no puede destruir directamente edificios o matar a personas. En su lugar, las ondas electromagnéticas de la explosión nuclear generarían pulsos para abrumar la red eléctrica y los dispositivos electrónicos de la misma manera que una oleada de rayos puede destruir los equipamientos.

En el peor de los casos, las interrupciones podrían durar meses, indirectamente, costando muchas vidas, ya que los hospitales estarían sin electricidad, los servicios de emergencia no podrían funcionar normalmente y la gente podría quedarse sin comida ni agua.

EE.UU. ha sido alarmado ante un eventual ataque de esta índole por parte de Corea del Norte. Un informe de 2008 del Congreso estadounidense advirtió de que un ataque EMP podría traer “una interrupción generalizada y duradera, y daños a las infraestructuras críticas que sustentan el tejido de la sociedad estadounidense”.

El país norteamericano probó una bomba de hidrógeno en el Pacífico en 1962, lo cual resultó en la extinción de las luces en Honolulu, a casi 1000 millas del lugar del ensayo.

Los escépticos reconocen generalmente que un ataque del EMP sería posible en teoría, pero opinan que su peligro es exagerado porque sería difícil para un país como Corea del Norte medir el ataque para causar el daño máximo a la infraestructura eléctrica de EE.UU. No obstante, otros expertos opinan que los dispositivos electrónicos actuales son muy vulnerables.

Existe además, otra opinión basada en que incluso si Corea del Norte tuviera la capacidad técnica de emitir un pulso electromagnético dañino, no tendría sentido estratégico usarlo porque Pyongyang podría causar más destrucción con un ataque nuclear tradicional dirigido a una gran ciudad de EE.UU.

El sexto test nuclear norcoreano, el más potente hasta ahora realizado, generó un gran temor y también, indignación en EE.UU., país que amenazó con usar su arsenal nuclear para contrarrestar la amenaza de Corea del Norte, según la Casa Blanca.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario