Search
martes 21 noviembre 2017
  • :
  • :

El Informe de la UE sobre la seguridad del glifosato es una copia del estudio de Monsanto

Por Arthur Neslen / The Guardian

La Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE (EFSA) dijo que el glifosato es un herbicida seguro, pero las páginas del Informe eran idénticas a las del estudio realizado por el fabricante del herbicida.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) basó su recomendación de que un producto químico, al que se le ha relacionado con el cáncer, era seguro para su uso en un Informe que era un copia y pega de los análisis de un estudio encargado por Monsanto, según ha podido descubrir The Guardian.

El glifosato es el ingrediente activo del herbicida Roundup comercializado por Monsanto, por el que la empresa obtiene unos ingresos anuales de 4750 millones de dólares (3500 millones de libras) y en la batalla por su reaprobación ha provocado una división entre los países de la UE, con una decisión final para su autorización que está prevista para principios de noviembre.

Esta decisión se basará en gran medida en un dictamen de la EFSA, previo informe para su reevaluación de 4300 páginas publicado en 2015 (RAR).

En junio, la EFSA dijo, en lo que respecta al RAR, que “todos los estudios científicos son examinados para determinar su pertinencia y fiabilidad por parte de los encargados de realizar las evaluaciones de riesgo, en base a los datos contenidos en los estudios”.

Pero docenas de páginas del documento son idénticas a los pasajes de una solicitud presentada por Monsanto en nombre del Grupo de Trabajo sobre el Glifosato (GTF), un organismo de la Industria que dirige esta Empresa.

Estas secciones analizan los estudios revisados por pares sobre la relación del glifosato y su genotoxicidad, es decir, la probabilidad de que cause mutaciones en las células, la carcinogenicidad y el daño en la reproducción.

Franziska Achterberg, directora de política alimentaria de Greenpeace en la UE, dijo:

“Sea debido a una negligencia o sea algo intencionado, es completamente inaceptable. Pone en tela de juicio todo el proceso de aprobación de los plaguicidas de la UE. Si las Agencias de Regulación dependen de las evaluaciones que haga la Industria, sin realizar sus propias evaluaciones, la decisión de si los plaguicidas se consideran seguros o no queda de manera efectiva en manos de la Industria”.

La EFSA insiste en que tiene una “política de independencia sólida y equilibrada” y que considera el informe RAR como algo separado de las conclusiones de otras Agencias. El RAR fue redactado por una Agencia de Regulación de Alemania, el BfR, en lugar de haber sido realizado por la propia EFSA.

Un portavoz de la EFSA dijo:

“Es importante destacar que estos son extractos y referencias a estudios publicados y presentados por el solicitante como parte de su obligación según la legislación sobre plaguicidas de buscar las referencias bibliográficas. En otras palabras, estos no son estudios del Grupo de Trabajo sobre el Glifosato, sino más bien estudios disponibles en la literatura científica”.

Aún así, el Informe de la EFSA repite descripciones y análisis de manera textual de la revisión realizada por el Grupo de Trabajo del Glifosato en 2012. John Acquavella y Donna Farmer, un antiguo y un actual empleado de Monsanto, cuestionen los resultados de un estudio que encontró una relación entre el uso de plaguicidas y el linfoma no Hodgkin.

“Las principales limitaciones de este estudios fueron: el depender de la información, no documentada, sobre el uso de plaguicidas; el pequeño número de sujetos que informaron sobre el uso de determinados plaguicidas; la posibilidad de sesgo en los recuerdos; el depender de fuentes secundarias en aproximadamente el 43% sobre el uso de plaguicidas y la dificultad para controlar tales factores de confusión, dado el pequeño número de sujetos expuestos”.

Algunas secciones se diferencian del documento elaborado por el Grupo de Trabajo del Glifosato por haberse añadido más texto y números de referencias, con un diferente encabezado y diferentes tablas, cambios de la ortografía estadounidense a la británica y algunos recortes en el texto.

Sin embargo, la mayoría de los párrafos que tratan sobre los estudios revisados por pares son una copia palabra por palabra. Un portavoz de Monsanto dijo que la EFSA permitió que los informes de renovación de las licencias se redactaran de este modo, debido al gran volumen de estudios toxicológicos presentados.

“Se dio una explicación por parte de la EFSA de por quó se incluyeron directamente los pasajes del estudio de la Industria. Pero esto de ninguna manera debe entenderse como la conclusión de la EFSA sobre el glifosato”.

Esta batalla por la seguridad o no del glifosato ha enfrentado a los científicos entre sí, y a las Agencias de Regulación con una sección de la Organización Mundial de la Salud, ya que por un lado una estima que no es carcinógena y la otra dictaminó que es probablemente carcinógena.

Visto en : Noticias de abajo

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario