Search
jueves 19 octubre 2017
  • :
  • :

Las sociedades deben tener herramientas para controlar a los Gobiernos

Por Sputnik

El acceso a la información pública es un derecho de los ciudadanos y la sociedad civil a contar con herramientas para hacer que sus gobiernos rindan cuentas de su gestión, dijo a Sputnik la consejera global en discapacidad para el Banco Mundial, Charlotte McClain-Nhlapo.

“En términos del derecho al acceso a la información de las oficinas públicas, lo importante es tener una herramienta, un mecanismo que permita a la sociedad civil, a la población, a quienes pagan impuestos, hacer que el Gobierno rinda cuentas”, dijo McClain-Nhlapo, nombrada por el Gobierno de Nelson Mandela (1995-1999) para integrar la Comisión de Derechos Humanos de Sudáfrica.

La especialista, quien estuvo en Montevideo participando en un foro sobre acceso a la información organizado por el Gobierno uruguayo y la Unesco, destacó la importancia de leyes que faciliten el escrutinio de la sociedad a las labores de quienes administran el Estado.

“Usted no puede hacer que su Gobierno rinda cuentas si usted no sabe cómo usa el dinero, cómo se gasta el presupuesto”, ejemplificó.

Según McClain-Nhlapo, el acceso a la información pública es “un derecho que facilita” y que establece un escenario en que tanto los gobiernos como la sociedad civil salen beneficiados.

“Debe ser entendido como algo que funciona para los dos, y eso es por el interés superior del sector público y por gobiernos que adoptan los derechos (de acceso) a la información como una parte importante de la buena gestión, la rendición de cuentas y la transparencia”, observó.

Cultura de la transparencia

La consejera del Banco Mundial señaló que la sociedad carece de una “cultura” que exija a las autoridades hacer transparente su gestión.

“No hay una cultura, y es necesario fomentarla, empezando a involucrar a niños y jóvenes y gradualmente hacerlos partícipes de la forma en que trabajamos”, aseguró, y añadió que “eso va a cambiar actitudes y debería cambiar también las actitudes de los gobiernos” respecto a la transparencia.

McClain-Nhlapo reconoció no obstante que “va a haber una lucha” y que hay “muchas tensiones” al respecto, ya que es “un tema complejo”.

“Hay una tensión respecto de cuánto podemos compartir, qué se considera privado, qué no, la seguridad nacional y todas las leyes sobre confidencialidad, que limitan por ejemplo la información a la que los periodistas pueden acceder o quién puede acceder a qué”, expresó.

Durante el jueves y el viernes Montevideo fue sede del Foro de Acceso a la Información como facilitador de los tres pilares de la agenda 2030: democracia, derechos humanos y desarrollo.

El foro coincidió con el Día Internacional por el Derecho de Acceso Universal a la Información, que se celebra cada 28 de septiembre, por decisión que adoptó la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en 2016.

El derecho al acceso a la información está consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Actualmente 22 países de América Latina han adoptado leyes de acceso a la información pública, aunque todavía en varios de ellos están pendientes procesos que permitan aplicar estas normativas y fortalezcan las instituciones destinadas a su cumplimiento.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario