Search
lunes 18 diciembre 2017
  • :
  • :

Una nueva investigación descubre que el glifosato, entre otros herbicidas, provoca resistencia a los antibióticos

Los trabajadores agrícolas de las zonas rurales y los niños que viven en un entorno urbano, que están expuestos a los herbicidas, pueden estar en riesgo si se les administran antibióticos.

Los ingredientes activos de los herbicidas comúnmente utilizados, RoundUp, Kamba y 2,4-D (glifosato, dicamba y 2,4-D, respectivamente), cada uno de ellos por sí solo causa resistencia a los antibióticos en concentraciones muy por debajo de las tasas de aplicación recomendadas por el fabricante, según ha encontrado un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda.

El profesor Jack Heinemann, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC, dijo que el hallazgo fundamental de la investigación es que “las bacterias responden a la exposición a los herbicidas modificando su susceptibilidad a los antibióticos utilizados en la medicina humana y animal”.

Los herbicidas estudiados son tres de los más utilizados en el mundo, dijo el profesor Heinemann. También se utilizan en cultivos modificados genéticamente por ser tolerantes a ellos.

Sin embargo, el efecto no se observó en concentraciones de herbicidas que actualmente están permitidas en los alimentos (denominados Límites Máximos de Residuos, LMR). Sin embargo, el efecto sí se observó en concentraciones muy inferiores a las aplicadas a las plantas (tasas de aplicación). Por lo tanto, los autores creen que es más probable que el efecto aparezca en los trabajadores agrícolas de las zonas rurales y en los niños que viven en un entorno urbano, que están expuestos a herbicidas, si también toman antibióticos.

El Prof. Heinemann dijo:

Son los productos químicos manufacturados más comunes a los que están expuestos las personas, las mascotas y el ganado tanto en entornos rurales como urbanos. Estos productos se venden en las droguerías y pueden ser usados sin formación, y no hay controles que impidan que los niños y las mascotas estén expuestos en los jardines o parques. A pesar de su uso generalizado, esta investigación de la Universidad de Canterbury es la primera en el mundo en demostrar que los herbicidas pueden estar perjudicando el uso de un medicamento fundamental: los antibióticos “.

 

Además, el nuevo estudio ha encontrado que los ingredientes añadidos (surfactantes) que se usan comúnmente en algunas formulaciones de herbicidas y alimentos procesados también causan resistencia a los antibióticos. Una reacción de resistencia a los antibióticos fue provocada por los surfactantes probados, Tween80 y CMC. Ambos también se utilizan como emulsionantes en alimentos como el helado y en medicamentos, y ambos causan resistencia a los antibióticos en concentraciones permitidas en alimentos y productos alimenticios.

Comentando las implicaciones que estos descubrimientos debieran tener en la regulación de estos productos, el Prof. Heinemann dijo:

“Los efectos subletales de los productos químicos manufacturados industrialmente deben ser considerados por las Agencias de Regulación al decidir si los productos son seguros para el uso previsto”.

“Es necesario poner más empeño en la administración de antibióticos en contraste con el descubrimiento de nuevos antibióticos. De lo contrario, los nuevos medicamentos fracasarán rápidamente y ya no podrán ser utilizados”.

Los investigadores observaron por primera vez la resistencia a los antibióticos relacionada con herbicidas en su trabajo publicado en la revista mBio de la American Society of Microbiology en 2015.

Después de que el artículo apareció, la portavoz de Monsanto, Charla Lord, comentó que todavía no se sabía si los ingredientes activos o los ingredientes añadidos en los herbicidas eran los responsables.“Es difícil separar el efecto de los surfactantes, que se sabe tienen un impacto en los microbios de los cultivos, de los ingredientes activos”, dijo.

El nuevo estudio de seguimiento se realizó para responder a esa misma pregunta. Descubrió que tanto los ingredientes activos como los añadidos eran los responsables.

La resistencia a los antibióticos es la causa de casi un millón de muertes adicionales por enfermedades infecciosas en todo el mundo, dice el profesor Heinemann.

“En los Estados Unidos, por ejemplo, se estima que más de dos millones de personas enferman cada año por infecciones provocadas por bacterias resistentes a los antibióticos, con al menos 23.000 muertes por esta causa. Para 2050, se estima que la resistencia llegará a provocar 10 millones de muertes anuales en todo el mundo, con un coste acumulado para la economía mundial de 100 billones de dólares. En otras palabras, aproximadamente el doble de la población de Nueva Zelanda moriría anualmente por la resistencia a los antibióticos “.

Queda por determinar experimentalmente si estos herbicidas y sus ingredientes añadidos actúan como antibióticos a dosis realistas en humanos y animales.

Antecedentes

Los herbicidas son químicos usados para controlar las hierbas adventicias. Porque matan organismos, son biocidas. Como su propósito principal es matar a las plantas, sus efectos sobre algunos organismos no objetivo no están tan bien estudiados.

Los antibióticos también son biocidas. La resistencia a los antibióticos permite que las bacterias que antes podían ser controladas por los antibióticos continúen causando enfermedades y sigan siendo infecciosas durante más tiempo, incluso en presencia de antibióticos. La resistencia a al menos un antibiótico clínico importante se encuentra ahora en todos los patógenos humanos, y algunos patógenos importantes pueden ser resistentes a todos los antibióticos menos uno, o incluso a todos los antibióticos. Incluso en los países ricos, la resistencia a los antibióticos es responsable de miles de millones de dólares de aumento en los costes de atención médica, sufrimiento adicional y decenas de miles de muertes cada año.

Muchos biocidas tienen efectos sobre organismos objetivo o no objetivo en concentraciones que no matan. Estos se denominan efectos subletales. Cuando los reguladores revisan la inocuidad de los plaguicidas, incluidos los herbicidas, se hace hincapié en la toxicidad aguda y a veces crónica, utilizando la mortalidad como criterio de valoración. Se solicita mucha menos información sobre los posibles efectos subletales, especialmente en el caso de los microbios.

“Cuando se busca esta información, generalmente sólo hace referencia a personas o animales. No somos conscientes de que ninguna Agenciad de Regulación considere el riesgo de efectos subletales sobre las bacterias. Eso es lo que hace que esta nueva investigación sea tan importante “.

El estudio : Kurenbach B et al (2017). Herbicide ingredients change Salmonella enterica sv. Typhimurium and Escherichia coli antibiotic responses. Microbiology, 17 November 2017. doi: 10.1099/mic.0.000573
http://mic.microbiologyresearch.org/content/journal/micro/10.1099/mic.0.000573

Información sobre el investigador principal:
http://www.canterbury.ac.nz/science/contact-us/people/jack-heinemann.html

Documento previo:
http://mbio.asm.org/content/6/2/e00009-15

Traducción: Noticias de abajo

Visto en : R-evolucion.es

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario