Search
lunes 18 diciembre 2017
  • :
  • :

El fantasma de Ipswich, una de las fotografías más aterradoras de la historia

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Entre las imágenes clásicas de fantasmas no podemos olvidarnos del “fantasma de Ipswich” o también conocido como “el fantasma del asiento trasero”. Durante una visita al cementerio de Ipswich, Inglaterra, en 1959, la señora Mabel Chinnery fotografió a su marido, quien estaba esperando solo en el coche. Pero después de revelar las fotografías vieron aterrados que en el coche había otra persona, o mejor dicho, una figura humana. Pero lo más sorprendente fue que un experto determinó que la imagen no había sido manipulada, ni tampoco se trataba de una doble exposición, un efecto óptico o un error de la cámara.

El fantasma del asiento trasero de Ipswich

El 22 de marzo 1959, la señora Mabel Chinnery, de 44 años de edad, se dirigía al cementerio en Ipswich, Inglaterra, acompañada de su marido James, quien conducía el coche. Solo había pasado casi una semana desde el fallecimiento de su madre, la señora Ellen Hammel, y desde su entierro en el cementerio de la iglesia local. Después de visitar la tumba, limpiar el nicho y cambiar las fotografías de la lápida de su madre, Mabel decidió hacer unas fotografías al lugar. Cuando acabó se dio cuenta que aún le quedaba una última fotografía y entonces decidió fotografiar su marido, sentado al volante del coche.

“Decidí gastar la última fotografía en mi marido, quien estaba sentado esperando en el coche, solo”, explicó la señora Mabel Chinnery. “Cuando miré por el objetivo de la cámara todo lo que vi era mi marido al volante del coche. Y le hice la fotografía. No pasó nada más.”

Pero la sorpresa ocurrió después de revelar las fotografías, ya que Mabel observó una misteriosa figura en el asiento trasero del coche, justo detrás del hombro derecho de su marido.

“Cuando le mostré la imagen a amigos, uno de ellos dijo: “pero si es tu madre”, dijo Mabel. “Lo primero que pensé era que James me estaba gastando una broma, pero no, era completamente real. Aunque en un principio me parecía inverosímil, la verdad es que ella estaba allí.”

Mabel reconoció de inmediato en la fotografía a su madre fallecida una semana antes, cuya tumba se encontraba cerca de donde estaba estacionado el vehículo, pero lo más sorprendente era que la misteriosa figura fantasmal se encontraba sentada en el mismo lugar donde lo solía hacer.

“Fue increíble. Yo la reconocí de inmediato”, explicó Mabel. “Pero lo más extraordinario es que mi madre tenía la costumbre de sentarse en la parte de atrás del coche, justo en ese lugar cuando iba con James, ya que así podía hablarle mientras conducía.”

Pero el misterio tras esta fotografía no acaba aquí, ya que un experto en fotografía que examinó la imagen en busca de indicios de fraude determinó que no había ninguna doble exposición o efectos ópticos que hubiesen causado la enigmática figura.

“Apuesto mi reputación afirmando que la imagen es real, no es un reflejo ni una doble exposición”, dijo el fotógrafo. “La imagen es impresionante y demuestra que nunca se sabe cuándo un fantasma aparecerá, además de que no se tiene que ser un experto en lo paranormal para poder conseguir una imagen tan espectacular.”

Y aunque en esos momentos no había ni Internet ni redes sociales, la publicación de esta imagen causó un gran revuelo entre los residentes de Ipswich. Los más escépticos señalaron que la figura fantasmal en el asiento de atrás es un efecto del Sol sobre el metal del coche, una posible señal de una doble exposición. Pero para los expertos en lo paranormal, los “ojos brillantes”indicaban que se trataba de una presencia fantasmal real en el proceso de materialización o desmaterialización.

Independientemente de las teorías, “el fantasma del asiento de atras” o “el fantasma de Ipswich” es sin duda uno de las imágenes de fantasmas más famosas de todos los tiempos. Está claro que los cementerios son uno de esos lugares donde se puede llegar a fotografiar un fantasma o espíritu. Después de todo, es el lugar del descanso final de nuestra forma física y tiene una evidente relación con la muerte y lo que pudiera haber más allá de ella. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que una de las más imágenes más famosas en todo el mundo provenga de un cementerio.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario