Search
lunes 18 diciembre 2017
  • :
  • :

La Fundación Gates contrató a una firma de relaciones públicas para influir en la ONU en las decisiones sobre la Genética Dirigida

Por Jonathan Latham / independentsciencenews.org

La Fundación Bill y Melinda Gates pagó a una empresa de relaciones públicas, Emerging Ag, la cantidad de 1,6 millones de dólares para contratar los servicios de expertos e investigadores con el fin de manipular el proceso de toma de decisiones en la ONU sobre la genética dirigida, de acuerdo con los correos obtenidos a través de solicitudes de Libertad de Información (FOIA).

La genética dirigida es una nueva tecnología de extinción genética muy controvertida. Se ha propuesto como una forma potencialmente capaz de erradicar los mosquitos de la malaria, las plagas que afectan a la agricultura, a las especies invasoras, así como también para potenciales usos militares.

Emerging Ag se autodenomina “una firma de consultoría internacional especializada en servicios de comunicaciones y asuntos públicos”. Su presidente y fundador es Robynne Anderson, es director de comunicaciones internacionales de CropLife, un grupo de presión de la Industria Biotecnológica, semillas y plaguicidas.

Los correos electrónicos obtenidos mediante la FOIA revelan que el proyecto coordinado por Emerging Ag fue bautizado como la “coalición de patrocinadores y simpatizantes de investigación de la Genética Dirigida”. Estaba formada por tres miembros de un comité de la ONU llamado Grupo Especial de Expertos Técnicos en Biología Sintética (AHTEG), más un grupo más amplio formado por 65 científicos y responsables políticos reclutados de manera encubierta, pero aparentemente independientes, todos coordinados por un número aún mayor de responsables gubernamentales (principalmente de países de habla inglesa), asesores de relaciones públicas, académicos y miembros de varios proyectos financiados por Bill Gates.

El AHTEG sobre Biología Sintética forma parte de la Convención de la ONU sobre Diversidad Biológica (CDB). Este AHTEG tiene la tarea de desarrollar un conjunto de recomendaciones para ayudar a los gobiernos a evitar el impacto negativo sobre la biodiversidad. Se supone que sus recomendaciones se basan en las discusiones en un foro de expertos denominado The Un CDB Online Forum on Synthetic Biology.

El AHTEG sobre Biología Sintética está a punto de reunirse, el 5 de diciembre de 2017, en Montreal, donde se espera que las cuestiones relacionadas con la Genética Dirigida planteadas en ese foro sean un motivo de intenso debate.

Los tres miembros de AHTEG que se coordinaron con Emerging Ag son el Dr. Todd Kuiken, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Robert Friedman, del J. Craig Venter Institute y el profesor Paul Freemont, del Imperial College de Londres. El primero y el último representan a equipos e instituciones que han recibido al menos 99 millones de dólares, por parte del Ejército de los Estados Unidos, y de diversas instituciones estadounidenses, entre ellas la Fundación Gates, para desarrollar y probar sistemas de Deriva Genética.

El foro en línea del CDB sobre Biología Sintética

De acuerdo con los correos electrónicos, que fueron obtenidos de la Universidad de Carolina del Norte por Edward Hammond de Prickly Research, el dinero aportado por la Fundación Gates a Emerging Ag se hizo para coordinar una “lucha contra los defensores de una moratoria de la Deriva Genética”.

La financiación para Emerging Ag se inició después de la última reunión del Convenio de la ONU sobre Biodiversidad Biológica, celebrada en Cancún, México, en diciembre de 2016, en la que se hicieron llamamientos por parte de países del Sur y más de 170 organizaciones internacionales para establecer una moratoria sobre la Deriva Genética. Siguió a continuación una carta titulada “Un llamamiento a la conservación con Conocimiento: no hay lugar para la Genética Dirigida en la conservación”, firmada por 30 responsables medioambientales, incluida Jane Goodall. En la carta se pedía “detener las propuestas para el uso de tecnologías de Genética Dirigida, pero especialmente las referidas a la conservación”.

El principal cometido de Emerging Ag era la de reclutar a científicos. Un correo electrónico introductorio de Stephanie James de la Fundación de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (FNIH) y el organizador de un curso práctico sobre las tecnologías de Genética Dirigida, ilustra su objetivo:

Mediante este correo electrónico, me gustaría presentarles a Isabelle Coche [de Emerging Ag]. Isabelle trabajará para obtener una perspectiva científica más amplia que la sostenida en este debate. Está buscando buenos científicos, lo suficientemente maduros, como para poder tratar el tipo de conversaciones que surjan en el ámbito del CDB. A Isabelle le gustaría tener la oportunidad de explicar qué significa todo esto y qué actividades se necesitarán para luchar contra los defensores de una moratoria sobre la Genética Dirigida antes de la próxima reunión del CDB en 2018. Espero que todos ustedes estén lo suficientemente interesados como para volver a ponerse en contacto con ella y aprender más sobre lo que todo esto podría implicar. Lamento decirles que los años venideros van a ser críticos y tendremos que luchar fuera del laboratorio”.

La tarea principal de los científicos reclutados de manera encubierta (los que no estaban en el círculo interno del AHTEG) era el de acaparar el Foro en línea del CDB de la ONU sobre Biología Sintética. Se esperaba que en este foro se discutiera sobre las preocupaciones científicas en torno a la Genética Dirigida. El proceso del CDB de las Naciones Unidas es el único proceso multilateral que actualmente se ocupa de la Genética Dirigida. Reclutados los científicos, estos recibieron informes diarios e instrucciones de Emerging Ag sobre cómo influir en el debate:

Mi nombre es Ben Robinson, trabajo con Isabelle Coche y Delphine Thizy. Les enviaré actualizaciones regulares sobre los debates que tienen lugar en el contexto del Foro en línea de la CDB sobre Biología Sintética. Controlaré las contribuciones y les proporcionaré resúmenes breves del contenido y de las conversaciones, a la vez que destacaré los temas y publicaciones que desee abordar. Si considera que un tema necesita ser tratado pero no tiene los recursos o experiencia, también puede ayudarle a identificar y coordinar a los más adecuados del grupo para responder a cuestiones particulares”.

El destacado papel de la Fundación Gates

Delphine Thizy, citada en el anterior correo electrónico, trabaja en Target Malaria en Londres, Reino Unido. Target Malaria es un proyecto financiado por Bill Gates utilizando mosquitos en los que se ha aplicado la Genética Dirigida.

Las actividades de Emerging Ag fueron supervisadas por Jeff Chertack, que es el investigador principal de Programas de Política Global y Defensa en la Fundación Bill y Melinda Gates. Ex ejecutivo de Asuntos Públicos de Ogilvy PR, que anteriormente representaba a gigantes de la Biotecnología de la Industria Farmacéutica en Bruselas. Chertack participó en el equipo de coordinación de la Coalición de patrocinadores y simpatizantes de la investigación en Genética Dirigida de Emerging Ag y es citado en varias llamadas telefónicas de estrategia y coordinación.

No es la primera vez que la Fundación Gates utiliza a científicos para influir en la opinión pública y privada sobre las tecnologías de Ingeniería Genética, como lo demuestra su financiación de la Alianza para la Ciencia de Cornell.

Island Conservation

También ha tenido un papel muy activo en la coordinación de la manipulación del AHTEG sobre Biología Sintética la ONG estadounidense Island Conservation, que está dirigiendo la utilización de la Deriva Genética contra especies de mamíferos invasoras.

Island Conservation es el núcleo de otra red, denominada Genetic Biocontrol of Invasive Roents (GBIRd). Heath Packard, director de marketing y comunicaciones de Island Conservation, se puso en contacto con investigadores para que se unieran al proceso de discusión del CDB en un correo electrónico fechado el 30 de mayo de 2017:

Le instamos a que usted (o un colega) sea propuesto para el Foro Abierto sobre Biología Sintética del CDB de las Naciones Unidas (Julio-septiembre de 2017). Es muy importante contar con expertos como ustedes para ayudar a equilibrar el debate político que de otro modo podría estar inclinado a favor de imponer una moratoria en la investigación de la Genética Dirigida, como vimos el invierno pasado en la Convención sobre la Convocatoria de las Partes del CDB “.

Según los correos electrónicos, Island Conservation cuenta con mucho personal activo en la promoción de las campañas a favor de la Genética Dirigida, no sólo en el CDB, sino también en otros foros científicos y medios de comunicación. El personal de Island Conservation estuvo entre los que asistieron al taller del FNIH sobre las tecnologías de la Genética Dirigida. La agenda del taller incluyó una presentación por parte de Jeff Chertack, de la Fundación Gates, titulada “Presentación de los hallazgos preliminares de los conceptos y la terminología de las pruebas de Genética Dirigida con las partes interesadas e información al público”.

Iniciativa Pública de Investigación y Regulación

Los correos electrónicos de la FOIA revelan que Emerging Ag también colaboró con un grupo de presión llamado Public Research and Regulation Initiative (PRRI) que es poco conocido fuera del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

El PRRI ha ejercido labores de influencia con anterioridad a Emerging Ag. Su historia como grupo de presión ante el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica en relación con los transgénicos se menciona en los correos electrónicos enviados a un responsable canadiense del Grupo Especial de Expertos de las Naciones Unidas. En ellos, un miembro del PRRI, Piet Vander Meer, se jacta de su “operación de respaldo”, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, hacia los expertos del gobierno y la industria que se sientan en el AHTEG.

Los correos electrónicos sugieren que los representantes del gobierno de Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Holanda estaban siendo apoyados a distancia por el PRRI durante las discusiones a puerta cerrada. Para ayudar al PRRI, la “Gene Drive Research Sponsors and Supporters Coalition” ofreció dirigirse a los representantes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en la búsqueda de fondos adicionales para las actividades del PRRI. Se desconocen las fuentes de financiamiento actuales del PRRI, pero entre los antiguos financiadores se encontraban CropLife International, Monsanto y el Consejo de Cereales de los Estados Unidos.

No hay transparencia acerca de quién está influyendo en las decisiones sobre el futuro de los ecosistemas globales, los medios de subsistencia de las personas o nuestro sistema alimentario “, dijo Dana Perls, de Amigos de la Tierra, EE. UU. ” La Genética Dirigida podría tener profundos impactos ecológicos, sanitarios y socioeconómicos, y los correos electrónicos revelan un intento secreto de influir en las decisiones a favor de la Genética Dirigida, con el objetivo de minimizar las regulaciones y la supervisión “.

A pesar de la percepción pública de que la conservación y la salud pública son las que impulsan la investigación en la Genética Dirigida, se sabe que, además de la contribución de la Fundación Gates, la mayoría de los fondos para la investigación sobre la Genética Dirigida provienen del DARPA, el brazo de previsión tecnológica del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

” La genética dirigida es una nueva tecnología poderosa y peligrosa y una potencial arma biológica, que podría tener efectos desastrosos en la paz, la seguridad alimentaria y el medio ambiente, especialmente si se usa de manera indebida “, dijo Jim Thomas del Grupo ETC. “El hecho de que la genética dirigida esté siendo financiada y organizada por el ejército de los EE. UU. plantea preguntas alarmantes sobre todo este campo “.

Visto en : Noticias de abajo

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario