Search
sábado 18 agosto 2018
  • :
  • :

Monsanto abandona proyecto en Argentina: los peces chicos se unen y echan al grande

ScreenShot006

Monsanto no puede aceptar públicamente que gente de a pie, vecinas, jóvenes y madres organizadas contra los agrotóxicos, hayan podido derrotar a la mayor trasnacional semillera del planeta.

Monsanto en retirada: El abajo que se mueve

Por Sivia Ribeiro

“Aquí y en muchas otras partes sigue el tejido desde abajo, resistiendo y construyendo, ese capaz de tornar posible lo imposible”.

Desde el primero de agosto corre la noticia de que Monsanto tuvo que abandonar la construcción de una de las plantas más grandes del mundo de semillas de maíz transgénico que sería instalada en Córdoba, Argentina, en la municipalidad Malvinas Argentinas.

Desde ahí, pretendían distribuir a América Latina y más allá. Es un hecho de enorme trascendencia, pero la empresa no lo ha querido admitir públicamente, porque la razón de su salida es la persistente resistencia popular de vecinos, jóvenes y madres, que mantienen bloqueada la planta desde 2013.

Es una victoria que no sólo tiene un enorme significado para la lucha de este pueblo de 12 mil habitantes, sino para todo el mundo, para las muchas luchas populares desde abajo que tantas veces se enfrentan a intereses que parecen gigantescos e imposibles de derrotar. Es un freno a los venenos de la trasnacional semillera más grande y resistida del planeta, pero además es un mensaje de aliento a los que en todas partes luchan por la defensa de sus territorios y comunidades, urbanas y rurales, por su vida y la de sus hijas e hijos, a contrapelo de la lógica dominante que intenta convencernos, que son luchas imposibles.

La primera noticia la trasmitió la Asamblea del Bloqueo en Malvinas el pasado primero de agosto, cuando la empresa Astori Estructuras llegó al terreno a desarmar las instalaciones por encargo de Monsanto (ver aquí). Dos días después, un artículo en iProfesional relató que fuentes de la trasnacional explicaron que se van porque había bajado el área de producción de maíz en el país y con las protestas de los vecinos, ya no resultaba rentable construir la planta. Monsanto tiene otra planta de producción de semillas de maíz transgénico en Rojas, provincia de Buenos Aires, y por ello dicen que ahora no sería necesaria una segunda planta, aunque en 2012 afirmaron que sería una inversión de mil 500 millones de dólares.

Vanesa Sartori, vecina integrante de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, declaró al portal lavaca.org que el argumento de la baja de producción es solamente formal, una salida elegante para la trasnacional. Monsanto no puede aceptar públicamente que gente de a pie, vecinas, jóvenes y madres organizadas contra los agrotóxicos, hayan podido derrotar a la mayor trasnacional semillera del planeta.

Aunque Vanesa advierte que aún quieren confirmación definitiva, agrega que ya Malvinas se ha convertido en un ícono de resistencia. Es una demostración de que el pueblo puede organizarse y, por más que parezca que está todo listo, cerrado y sellado, se pueden revertir esas decisiones. Si la gente se organiza, puede (ver aquí).

La lucha contra Monsanto en esta localidad se inició desde el anuncio oficial de la planta en 2012. El bloqueo, con un campamento que se mantuvo por casi tres años bajo frío, calor, lluvia y viento, se instaló al finalizar el festival Primavera sin Monsanto, en septiembre 2013. Vecinas y vecinos de la localidad, jóvenes y las Madres de Ituzaingó –barrio de Córdoba fuertemente afectado por los agrotóxicos de la siembra de transgénicos, donde muchas han perdido hijos y otros familiares por cáncer–, han sido el corazón de la resistencia, que creció hasta repercutir a nivel nacional e internacional, apoyados también por médicos y científicos críticos. Han sufrido ataques y amenazas constantes. El camino no ha estado exento de conflictos y divisiones internas, como tantas veces nos pasa en las luchas, pero los esfuerzos están dando fruto.

En el festival de 2013, informando y acompañando a los vecinos a instalar el bloqueo estuvo el científico Andrés Carrasco (fallecido en 2014), que denunció los efectos de glifosato y transgénicos en la salud, por lo que fue fuertemente atacado por empresas y grandes asociaciones agrícolas. Madres y vecinos lo recuerdan y le dedican este momento.

La noticia de la retirada comenzó a circular el primero de agosto, justamente en una gran jornada de protesta contra la llamada ley Monsanto, convocada por una amplia coordinación de organizaciones campesinas, sociales, sindicatos, ambientalistas, barriales. Carlos Vicente, de Grain, Argentina, recuerda que esta ley que ahora va al Congreso, fue anunciada por el gobierno argentino en 2012 al mismo tiempo que la nueva planta de Monsanto en Córdoba, claramente como requerimiento de las trasnacionales. La nueva ley pretende eliminar y criminalizar el derecho de los agricultores a guardar su propia semilla para la siguiente cosecha. Como si fuera una concesión en lugar de un robo, Syngenta hasta plantea crear una tarifa social soyera para los agricultores chicos (ver aquí).

Sumado al revés en Córdoba y a la resistencia a esta ley Monsanto, la empresa está en otra confrontación inusitada para el mundo, en la Suprema Corte de la Nación en Argentina: el rechazo judicial en mayo 2016 a patentar una metodología para hacer semillas transgénicas (ver aquí). La sentencia cuestiona que la modificación del ADN de una planta permita a las empresas apropiarse de toda la planta, que no es un invento sino naturaleza y trabajo campesino. Hay mucha movilización social en apoyo a esta sentencia, que sería la primera vez que le niegan por vía judicial a Monsanto patentar semillas transgénicas.

También en México se mantiene por casi tres años una demanda colectiva contra las trasnacionales que tiene suspendida la siembra de maíz transgénico. Y también aquí y en muchas otras partes sigue el tejido desde abajo, resistiendo y construyendo, ese capaz de tornar posible lo imposible.

La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/

Visto en : Liberación Ahora

loading...



Deja una respuesta

6 pensamientos sobre “Monsanto abandona proyecto en Argentina: los peces chicos se unen y echan al grande

  1. NINJA WARRIOR

    MONSANTO INGRESÓ EN AQUEL PAÍS CON LA COMPLICIDAD DEL EXGOBIERNO KORRUPTO
    ILLUMINISTA DE LOS KIRCHNER, HACIÉNDOLES CREER A LAS MASAS DOPADAS QUE ESE
    GOBIERNO ERA PROGRESISTA Y REVOLUCIONARIO, TODO LO CONTRARIO.
    AHORA CON EL ACTUAL GOBIERNO BURGUÉS ILLUMINATI DE MACRI HA PRETENDIDO Y
    FRACASADO CON LA AMPLIACIÓN DE ESA NUEVA PLANTA. LOS MEDIOS MAFIOSOS (CLARIN, TN, ETC) HAN TAPADO ESTA NOTICIA Y POCOS SE HAN ENTERADO.
    EN ARGENTINA SE ESTÁ DANDO LA DICOTOMÍA DE QUE GRAN PARTE DE LA POBLACIÓN
    NO SE DEJA ENGAÑAR POR ESTOS 2 GOBIERNOS CORRUPTOS ILLUMINISTAS, PERO TAMBIÉN
    EXISTE PARTE DE LA MASA DOPADA QUE AÚN TIENE “ESPERANZAS” CON EL ACTUAL GOBIERNO
    MAFIOSO Y VENDEPATRIA DE MACRI.

  2. centinela2014centinela

    Estimado Ninja: La primera planta de Monsanto en Argentina data de 1956 en Zárate, Pcia.de Bs.Aires,y se dedicaba a los plásticos, en 1978 empieza en Pergamino con la planta de semillas tránsgénicas de girasol, en 1980 ya empieza a dedicarse fuertemente a las semillas y en la década de 1990 siendo secretario de agricultura y pesca Felipe Solá, en el gobierno de Carlos Menen es cuando adquiere semejante poder.
    Lo mismo pasó con las empresas privatizadas, (o mejor dicho regaladas) en esa década, te dejan unos contratos tan leoninos que se convierte practicamente imposible volver atrás. Solo se pudo recuperar YPF, Aerolíneas Arg. y AYSA.
    Los gobiernos nos endeudan, regalan nuestro patrimonio, nos asfixian con impuestos, luego se van y los pueblos quedan pagando las consecuencias.
    La tendencia mundial es dejar todo en manos de las transnacionales, solo hace falta ver que está pasando en España, primero endeudan a los países de una forma obscena, y luego se cobran con las empresas creadas con el sacrificio e impuestos de nuestros padres y abuelos. (negocio redondo)
    Si Argentina entra en la Alianza del Pacífico, no importa quien venga después, no salimos más.
    Solución? yo no la tengo, solo sufro las consecuencias como el resto del pueblo.
    Siempre las mismas luchas, siempre las mismas derrotas, solo siento un gran cansancio moral.

  3. NINJA WARRIOR

    SI ES CIERTO CENTINELA2014, ME FIJÉ EN LA HISTORIA DE MONSANTO EN ARGENTINA,
    NO ES CASUALIDAD QUE HAYA INGRESADO Y AMPLIADO SU PLANTA EN EL 56 Y 78
    DURANTE DICTADURAS GENOCIDAS, GRACIAS POR EL APORTE.

  4. centinela2014centinela

    Hola Ninja!!!! te envío este artículo del diario Pagina 12 y después analizamos cuando y como cualquier país puede recuperarse de semejante saqueo

    CONTRATAPA
    A 20 años luz

    Por Mempo Giardinelli

    El título de la estupenda novela de Elsa Osorio –épica literaria de una persona que va descubriendo la verdad como paso necesario a su liberación– es pertinente porque hace veinte años Carlos Menem estaba en el apogeo de su furor neoliberal y a la ciudadanía le costó muchísimo dolor darse cuenta e iniciar la recuperación.

    El riojano expresidente, en 1996, acababa de ganar las elecciones para un segundo período electoral con exactamente el 49.6 por ciento de los votos, y la soberbia era uno de los signos más notorios de su gobierno, signado por la venta vil del patrimonio nacional y el endeudamiento externo como negocio canalla de funcionarios y negociadores corruptos.

    Las clases adineradas, el empresariado cipayo y la eterna ceguera de las clases medias porteñas se creían el cuento del Primer Mundo, cuya máxima expresión era que no se necesitaba visa para entrar a los Estados Unidos. La Antinación mantenía “relaciones carnales” con los gobiernos de Bush y Clinton, y encima éramos la parte más idiota del belicismo imperial previo a las actuales guerras narco y antimusulmana.

    A partir de la aprobación de la Ley de Reforma del Estado, Menem y su banda se dedicaron a liquidar el rol del Estado. Disolverlo, diluirlo, hacerlo una nada idiota al servicio de los negocios. Para ello se desreguló la economía dejando que “el mercado” y los banqueros impusieran las reglas. Se estableció libertad de precios, se aumentaron el IVA y Ganancias y en 1989 se desató una hiperinflación como la que aniquilara al gobierno de Raúl Alfonsín. Entonces el ministro de economía Antonio Erman González dispuso el primer “corralito” mediante el Plan Bonex, que confiscó todos los depósitos a plazo fijo y los cambió por bonos a largo plazo en dólares. Una década después, en 2001 y con Fernando de la Rúa mirando tele en la Rosada, el ministro multiservicios Domingo Cavallo lo repitió a lo grande, confiscando todas las cuentas bancarias mientras fugaban del país por lo menos 26.000 millones de dólares, muchos de los cuales han de estar ahora en Panamá y otras cuevas dinerarias.

    La estabilidad económica sin inflación que el menemismo logró fue sólo aparente. Porque mientras la industria nacional era sepultada y las basuras de importación entraban por aduanas liberadas, se duplicaban el desempleo y el empobrecimiento de la población. Y la deuda externa aumentó de los 45.000 millones de dólares de 1989 a 145.000 millones en el año 2000.

    Para todo eso, Menem también se inventó una Corte Suprema a medida. Con nueve miembros alcanzó lo que se llamó “mayoría automática”, y ahí empezó a perfeccionarse la mafia judicial, servilletas y acomodos mediantes.

    En esos años se produjeron los dos gravísimos ataques terroristas que sufrió la Argentina: en 1992 un bombazo destruyó la embajada de Israel (murieron 29 personas) y en julio de 1994 otra bomba voló el edificio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) donde hubo 85 muertos. Entonces empezó el trágico sainete que involucra incluso a la colectividad judía, desguazada por sus propios dirigentes y su afinidad con el macrismo y la ultraderecha israelí.

    Alfonsín y Menem negociaron el Pacto de Olivos para la reforma constitucional de 1994, que permitió la reelección presidencial a cambio de un tercer senador por minoría y crear la Jefatura de Gabinete. Tras el triunfo electoral de 1995 Menem privatizó y/o liquidó la telefónica estatal Entel y Aerolíneas Argentinas, la red caminera nacional, los canales de televisión excepto ATC (hoy Canal 7), Gas del Estado, YPF y todos los ferrocarriles nacionales. También la electricidad, los puertos, los aeropuertos, la fábrica de aviones de Córdoba, los grandes astilleros y fábricas navales, el Banco Hipotecario Nacional y el Banco Nacional de Desarrollo, la Caja Nacional de Ahorro y Seguro, la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA), los Altos Hornos Zapla, las fábricas militares estratégicas, la Hidroeléctrica Norpatagónica Hidronor, el Instituto Nacional de Reaseguros, la Junta Nacional de Carnes, la de Granos, las grandes petroquímicas estatales, Obras Sanitarias de la Nación (OSN), las minas de Hierro de Sierra Grande y tanto más que la sola enumeración duele.

    Ningún país del mundo hizo semejante barbaridad. Ni lo hubiera soportado. Menem lo hizo. Y todo indica que Macri y su banda van por ese mismo camino.

    De un saque redujeron notablemente el poder de compra del salario y dejaron sin trabajo a por lo menos 150 mil argentinos en ocho meses, terminaron con las retenciones agrícolas, eliminaron subsidios al boleo y dispusieron un tarifazo que asombra al mundo entero mientras la prometida “Pobreza Cero” jajá y jajá.

    Al peligroso armamentismo pre-represivo ya lo ensayan con dureza, es decir con violencia y balas de goma, contra los trabajadores de Cresta Roja, niños murgueros de la Villa 1.11.14 de Flores y luego en Rosario y en Jujuy, y ponen vallas en las plazas públicas y habilitaron que la policía realice detenciones arbitrarias en la vía pública, criminalizando la pobreza. Y están dele liberar genocidas y asesinos presos por causas de lesa humanidad.

    Podría decirse que 20 años no es nada, pero es mejor, sin dudas, encomiar la luz de la Memoria y la Verdad. Y algún día quizá no lejano, de la Justicia.

    No se de que país sos, supongo que de España, para el caso es igual, porque todos los pueblos estamos en el mismo horno.
    Ahora bien, ¿que gobierno va a poder sacar a Monsanto? enfrentarse a ellos es lo mismo que enfrentar a EEUU.
    ¿Que gobierno va a poder en en futuro sacar las 2 bases norteamericanas que Macri está negociando que se instalen en la tripre frontera (Misiones) y en Ushuaia , 2 lugares muy estratégicos. No se van mas!!!!!
    Hoy en Argentina se están aplicando las mismas políticas de los 90 ¿ quien puede creer que el resultado va a ser distinto?
    Saludos

  5. NINJA WARRIOR

    HOLA CENTINELA!!!, LEÍ EL INFORME DE MEMPO GIARDINELLI ES TREMENDO QUE LA
    MISMA LACRA QUE VOTÓ AL CUCARACHA DE ANILLACO, VOTÓ AL CIPAYO DE MACRI.
    PERO TODO ES CULPA DE UN PUEBLO QUE ESTÁ CONDENADO POR SIEMPRE A LA
    AMNESIA ETERNA, LOS MISMOS INFAMES QUE PEDÍAN EN PLAZA DE MAYO EL AÑO
    PASADO LEVANTAR EL CEPO PARA VIAJAR AL EXTERIOR, SON LOS QUE VOTARON A
    ESTOS SUCESORES DE MARTINEZ DE HOZ Y CAVALLO.
    LO ÚNICO BUENO QUE HABÍA HECHO EL GOBIERNO ANTERIOR LO VAN A DESTRUIR
    PORQUE VA EN CONTRA DE SUS INTERESES (AEROLÍNEAS, ASTILLEROS, FÁBRICAS
    RECUPERADAS, RETENCIONES, ETC).
    ESTOY CONVENCIDO QUE ESTA BANDA DE BURGUESES VIENEN POR DOS AÑOS,
    TRATARÁN DE RECUPERAR LO QUE EN BUENA LEY EL GOBIERNO ANTERIOR LES SACÓ
    (RETENCIONES, AFJP, ETC), CUANDO LO RECUPEREN SE VAN A IR. COMO HIZO LA
    ALIANZA 1, DEJANDO UNA VEZ MÁS ARGENTINA INCENDIADA.
    CENTINELA2014, HAY QUE CONVENCERSE DE QUE LA CULPA ES DE LA GILADA QUE
    SE DEJA LAVAR EL CEREBRO POR CLARÍN, LA NACIÓN Y TN.
    TE RECOMIENDO QUE LEAS EL LIBRO MEMORIA Y MODERNIDAD (ROWE-SCHELLIN)
    AHÍ TE MUESTRA LO QUE NO ES TENER MEMORIA PARA UN PUEBLO COMO EL DE
    ARGENTINA. CHAU.

Deja un comentario