Search
martes 22 mayo 2018
  • :
  • :

Así nos manipula Hollywood

ScreenShot082

Escrito por Ralf B. Leepman para Buscando La Verdad

Para muchos, Hollywood es la fábrica de sueños que hace las delicias del respetable. Sin embargo, detrás de tanto glamour se esconde una intencionalidad manifiesta. Así es como Hollywood te manipula.

Hace muchos años que los Estados Unidos son el paradigma de industria cinematográfica. Sus grandes inversiones, en ocasiones astronómicas, hacen que un producto se venda con meses de antelación y que los más acérrimos cinéfilos esperen los blockbusters como agua de mayo. Películas de gran metraje donde la acción y las emociones fuertes sitúen al espectador en una constante montaña rusa que no de respiro a su capacidad de reacción, anulando por completo su intelecto y raciocinio.

En algunas, ni el guion importa (Independence Day II, 2016) Ver una buena película a casi todo el mundo le gusta. Las hay que abordan ciertos temas incómodos (La cortina de humo, 1997) y otras que sueltan de vez en cuando algún mensaje distraídamente que los más despiertos advierten (Spectre, 2015; Casino Royale, 2006) Pero en el 90% de las producciones de Hollywood no es así. Existen filmes descaradamente manipuladores con tendencia a adoctrinar al gran público. Disney es el campeón olímpico en este campo. Pero citaré una…

Por ejemplo la película “El francotirador, 2014” el director, Clint Eastwood nos cuenta la historia, real, de un soldado estadounidense durante su periplo en la guerra de Irak y sus posterior muerte. No voy a entrar en detalles de la calidad de la cinta. Considero que su director cojea claramente de una pierna que ha destacado en casi toda su carrera, la saga Harry el sucio es una buena muestra

de ello. Su reciente apoyo a Donald Trump, también. La excepción… Million Dolar Baby. Pero abordando el tema, esta película trata de justificar que el francotirador, de un país invasor, es aclamado como un héroe y posteriormente llorado como víctima, gracias a su pericia con un fusil. Veamos, la tecnología balística ha desarrollado unas lentes y mecanismos que hasta el más inexperto podría hacer blanco a una cierta distancia. Otra cosa es que el sujeto reúna las condiciones necesarias para ser un buen tirador, es decir, la paciencia, los conocimientos y los miles de dólares que el ejército se gasta en esta clase de hombres. Pero volvemos a lo mismo.

La cinta no aborda los temas del porqué de la guerra. Ni se cuestiona si los bancos, estadounidenses y británicos, llevaron hasta el límite al gobierno que, arruinado tras ocho años de combates con Irán, suplicaba por un aplazamiento de la deuda. No. La historia se centra en el soldado. Un héroe, un ciudadano americano con vida personal y familia… como si los invadidos no la tuvieran. Y si la tienen… ¿a quién le importa? ¡Son los malos! Y que el único mérito que el sufrido soldado ha conseguido es la ejecución de unas 500 personas, y no todos eran militares, sólo que esta parte, el republicano director omite.

En definitiva, una superpotencia invade a un país, musulmán, en inferioridad de condiciones técnicas, económicas y armamentísticas, destruyendo sus ciudades, sus monumentos (recordemos el espolio de antigüedades Anunnaki que realizó el ejército estadounidense tras la caída de Sadam Husein en 2003) y colocando a un gobierno afín a sus intereses y a sus próximas invasiones. No digo que no vayan al cine, pero sí que analicen lo que vean.

Actualmente la meca del cine se ha dado cuenta de que hay otro filón a explotar. Y se trata de los superhéroes. Personajes atormentados, traumatizados por actos violentos que defienden el mundo a base de mamporros. No están mal, siempre que las vean adultos. Lo que toca la moral es que un cine se llene de niños de muy corta edad para ver como hombres con trajes de colores destruyen una ciudad entera. ¿En qué piensan estos padres? Y luego nos quejamos de que vivimos en un planeta violento…Por cierto… ¿Se han fijado que en Star Trek hay de todo menos musulmanes? ¡Ah! Ya. Se me habían olvidado…los Klingon.

Ralf B. Leepman

loading...



Deja una respuesta

Un pensamiento en “Así nos manipula Hollywood

Deja un comentario