Search
sábado 23 junio 2018
  • :
  • :

Yemen, víctima de una guerra silenciada

Por Sputnik

Siempre atravesado por los intereses de las potencias regionales y mundiales, hoy sufre además una epidemia de cólera.

Luciano Zaccara, Director del Centro de Estudios del Golfo de Qatar, de la Qatar University, recorrió la historia que lleva al actual conflicto. Se refirió a su importancia estratégica: el Golfo de Adén y el estrecho que comunica el Océano Índico con el Mar Rojo, para subir al canal de Suez.

“Es el puerto más importante de la región, y por eso la principal idea de la coalición liderada por los saudíes a la hora de empezar esta guerra fue recuperar Adén y después subir a la capital, Saná, y recuperar el resto del territorio”.

Zaccara abordó también la situación de la epidemia de cólera, de la cual “se cuentan ya 400 mil casos”.

El académico se detuvo en la posturas de las potencias regionales, como Arabia Saudita e Irán. El traspaso de poder de Saleh a Hadi en 2012, “formaba parte de un plan para hacer una transición sin grandes cambios”, explicó.

“Lo que era una cuestión formal se convirtió en otra cosa, por lo cual Saleh intentó recuperar el poder. Para esto buscó la ayuda de Arabia Saudita, quien le dio la espalda, y después recurrió a la ayuda de los hutíes, los cuales había combatido durante 20 años”, aseguró.

Explicó que frente a esta situación, que ha llevado a los hutíes a controlar parte del territorio yemení, incluyendo a la capital, Saná.

Según Zaccara “lo que está pasando ahora no es nuevo, es una tensión territorial que siempre existió en esa zona teniendo en cuenta que Arabia Saudita ha tenido a lo largo de su existencia una tendencia a expandirse hacia los confines de la península arábiga”.

En ‘Voces del Mundo’ se entrevistó además al economista Pablo Wahren, quien se refirió a un posible acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. “Hay actualmente un impulso muy fuerte para concretarlo”. Según él, hay una necesidad tanto del gobierno de Brasil como el de Argentina de “mostrar este acuerdo como una victoria política”.

Sin embargo, las negociaciones siguen trabadas. “La UE pretende que América Latina abra sus importaciones a la industria europea y el Mercosur pretende que Europa abra su mercado de alimentos, y hay una resistencia muy fuerte sobre todo de los productores agropecuarios franceses a abrir este mercado”, que sería lo único de este acuerdo que beneficiaría a la región latinoamericana.

Opinó que a Europa “no le importa disimular” que va a ser una negociación “muy dura”, donde quizás “no se vean colmadas todas las expectativas de los países de América Latina”, y señaló un como “un gran problema”, el “hermetismo y secretismo de las negociaciones”, porque “es un acuerdo que puede cambiar las reglas del juego”.

El especialista destacó asimismo que además de lo comercial hay otros temas que se incluirían en este acuerdo, como por ejemplo, el tema de las patenmtes y el hecho de que “las empresas nacionales tengan trato igualitario con las europeas” por parte del Estado nacional.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario