Search
domingo 19 agosto 2018
  • :
  • :

Un esqueleto hallado en México arroja luz sobre el origen de los pobladores de América

Por Sputnik

Los científicos han logrado establecer la edad de un esqueleto hallado en una cueva inundada de la península de Yucatán (México). Podría ser la evidencia directa más antigua de presencia humana en las Américas.

Se trata del esqueleto encontrado en 2012 en la cueva Chan Hol, cerca de la ciudad mexicana de Tulum, en Quintana Roo. Según un reciente análisis isotópico, estos huesos datan de hace 13.000 años, hecho que sugiere que los humanos llegaron a la zona durante el Pleistoceno tardío.

Durante el transcurso de miles de años, el sistema de cuevas de Tulum ha sufrido cambios dramáticos. El nivel del mar ha subido y bajado cientos de metros. A juzgar por los isótopos de uranio, carbono y oxígeno en los huesos del esqueleto, junto con una estalagmita que creció a través de su pelvis, los investigadores liderados por Wolfgang Stinnesbeck, de la Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg, determinaron que la persona murió cuando el suelo de la cueva estaba seco.

“En el Pleistoceno, el nivel del mar estaba a más de 100 metros por debajo del nivel reciente, dejando grandes partes del sistema de cuevas secas y accesibles”, escriben los autores de esta investigación, publicada en la revista Plos One.

Los científicos sostienen que estos huesos pertenecieron a un hombre joven. No se excluye que sea imposible establecer su sexo y edad exactos, ya que, después de la publicación de las imágenes de este esqueleto, el sitio fue saqueado y todos los huesos fácilmente coleccionables fueron robados.

¿Cuándo y cómo se pobló América?

Actualmente, la teoría dominante entre los historiadores dice que los primeros en poblar las Américas pertenecían a la cultura Clovis, cuyos restos fueron encontrados en EEUU, México y Venezuela.

Todavía no se sabe cómo llegaron a las Américas (se supone que desde Siberia), pero sí se sabe que esta cultura indígena existía desde hace entre 13.200 y 12.900 años. Es decir, la persona a la que pertenecieron los huesos de Chan Hol también pudo haber sido un Clovis. O no. Al menos, Stinnesbeck no excluye rutas migratorias alternativas, recordando a la publicación The Seeker que la ‘teoría Clovis’ se basa en la apertura de un pasillo entre las Américas y Asia hace unos 12.500 años, y no se entiende desde dónde y cómo llegaron a esta parte del mundo los moradores que vivían allí antes.

El coautor de este estudio, el investigador mexicano Arturo González, del Museo del Desierto, en Saltillo, sugiere por la forma de los cráneos encontrados en la cueva Chan Hol que sus propietarios “tienen una afinidad con la gente del sudeste de Asia”. González especula también con que podrían haberse originado en Indonesia.    

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario