Search
sábado 22 septiembre 2018
  • :
  • :

La sacerdotisa y el cantante: una historia de amor en el antiguo Egipto

Por Ancient Origins

Una bella historia de amor floreció en torno a una pintura funeraria hallada en Saqqara, Egipto. La imagen nos muestra a una pareja del antiguo Egipto en una tierna escena. Al ser tan dulce, este tipo de imagen no es precisamente habitual – por lo que es posible que los investigadores estén tan interesados en la pintura y su historia de amor como lo están los románticos.

La intrigante pintura decora los muros de una tumba de 4.400 años de antigüedad perteneciente a una pareja, sus hijos y posiblemente incluso sus nietos. Una sacerdotisa llamada Meretites y su marido, un cantante llamado Kahai que actuaba en el palacio del faraón, son los principales propietarios de la tumba, y por más señas, la pareja que aparece en la pintura.

Miral Lashien, investigadora de la Universidad de Macquarie, ha sugerido que la hermosa naturaleza de la tumba puede atribuirse al estatus social que ostentaba la pareja en la época de las pirámides.

Saqqara, capilla de Kahai y su familia, Dinastía V, (2420 a. C. – 2389 a. C.)

De hecho, coloridas escenas de personas cantando y tocando instrumentos musicales, como arpas y flautas, cubren los muros de la tumba de la pareja. Sin embargo, la escena que atrae principalmente la atención del espectador es sin duda la representación de la sacerdotisa y el cantante mirándose amorosamente a los ojos, mientras Meretites apoya su mano derecha sobre el hombro derecho de Kahai.

Este tipo de imagen sería considerado una discreta o insulsa representación de una pareja en el mundo occidental hoy en día, pero en el antiguo Egipto no era algo normal, ni siquiera para una pareja casada. Existen realmente pocos ejemplos de un abrazo cara a cara procedentes del Imperio Antiguo (2649 a. C. – 2150 a. C.), la época en la que vivieron Meretites y Kahai y se impulsó la construcción de pirámides. Como expresa Lashien al respecto, “Creo que esto indica una cercanía muy especial.”

Meretites y Kahai – una pareja del antiguo Egipto que vivió hace 4.400 años. 

Aunque no apareció una imagen a todo color de la pintura de la tumba en los medios de comunicación hasta el año 2013, la tumba propiamente dicha fue descubierta en 1966, y el momento de la pareja ya había sido captado en una fotografía de baja calidad en blanco y negro publicada en un libro de 1971. La representación más impactante de la antigua pareja egipcia llegó a los titulares de todo el mundo gracias a la labor de los científicos del Centro Australiano de Egiptología perteneciente a la Universidad de Macquarie.

Lashien explicaba que la obtención de imágenes en color de mejor calidad de las pinturas de la tumba era una acción necesaria: “Esta tumba es uno de los ejemplos más llamativos del arte del Imperio Antiguo, y sin duda merece una publicación a todo color”.

Aparte de sus vistosos murales, la tumba tiene también cinco “puertas falsas” con imágenes de los difuntos. Los antiguos egipcios creían que estas puertas eran un conducto entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Además, los seres queridos de los fallecidos depositaban alimentos frente a estas ‘puertas’ como ofrenda para los muertos.

Típica puerta falsa de una tumba egipcia – se puede observar la imagen del difunto por encima del nicho central frente a una mesa con ofrendas, y a lo largo de los paneles laterales hay talladas inscripciones con una lista de ofrendas para el difunto. 

Autor: April Holloway

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net 

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario