Search
viernes 16 noviembre 2018
  • :
  • :

Un explorador se lanza a la búsqueda de una tribu aislada de la civilización y desaparece

Por RT

Benedict Allen, que grabó varios programas para la BBC, viajaba en solitario, sin teléfono ni dispositivos GPS para encontrarse con la tribu “más remota” de Papúa Nueva Guinea.

Un explorador británico ha desaparecido durante una expedición a las montañas de Papúa Nueva Guinea para localizar una tribu aislada que visitó por última vez hace tres décadas, informa la BBC. Se esperaba que regresara el pasado domingo a la capital del país, Port Moresby, para tomar un vuelo a Hong Kong (China), pero se encuentra actualmente en paradero desconocido.

Benedict Allen, de 57 años, quien ha grabado diversos programas para la BBC y publicado varios libros sobre exploración, tenía como objetivo encontrarse con los Yaifo, una de las pocas tribus restantesen el mundo que no tienen contacto con la civilización. El hombre, que planeaba hacer un documental sobre este pueblo, viajaba en solitario, sin teléfono ni dispositivos GPS.

“Es horrible, pero no es la primera vez que sucede”, afirmó la hermana de Allen al programa de BBC Radio 4 ‘Today’, recordando que su hermano ya estuvo desaparecido durante alrededor de tres meses “cuando cruzó el Amazonas a pie”.

Por su parte, Frank Gardner, corresponsal de seguridad de la BBC que viajó con Allen a Papúa Nueva Guinea el año pasado, indicó se está llevando a cabo una búsqueda con helicópteros desde el último lugar conocido por donde pasó Allen, un remoto lugar llamado Bisoria. 

“Un aterrador espectáculo de fuerza”

El último mensaje que dejó el explorador en su blog data del 14 de septiembre. La tribu, que vive aislada en la Cordillera Central de Papúa Nueva Guinea, son “la comunidad más remota” en el país y es uno de los últimos pueblos del planeta que están “fuera de contacto con nuestro mundo interconectado”, señaló Allen.

Además, el audaz explorador recordaba que en su viaje anterior al lugar, 30 años atrás, fue recibido por la tribu con “un aterrador espectáculo de fuerza, un baile energético de arcos y flechas”. En la publicación, se preguntaba si ocurriría lo mismo en este viaje, o incluso si lograría llegar hasta donde se encuentran los Yaifo, dado el “terreno traicionero” de la zona, que ya con 26 años de edad tuvo dificultades para subir.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario