Search
lunes 28 mayo 2018
  • :
  • :

Egipto: Pozos misteriosos de 3600 años están llenos de “manos gigantes”

Por La Gran Época

Un descubrimiento asombroso tuvo lugar en el otoño del 2011 cuando un equipo de arqueólogos que trabajaba en el palacio de la antigua Avaris, Egipto, encontró los restos de 16 manos humanas en cuatro fosas del recinto. Dos de los pozos, ubicados frente al salón del trono, contienen una mano cada uno. Y los otros dos huecos, situados en el exterior del palacio, contienen las 14 restantes.

El equipo de arqueólogos que realizó el descubrimiento determinó que todos los huesos datan de hace unos 3.600 años y hay indicios de que todas las manos provienen de la misma ceremonia. Fueron clasificadas en cuatro pozos diferentes dentro de lo que los científicos creen que era el compuesto real de los Hyksos. Además todas las manos parecen ser anormalmente largas o incluso más grandes de lo normal.

El arqueólogo austríaco, Manfred Bietak, a cargo de la excavación de la antigua ciudad de Avaris, explicó al diario Egyptian Archaeology que las manos parecen apoyar las historias encontradas en las escrituras y el arte del antiguo Egipto, siendo ésta, la primera evidencia física de que los soldados cortaban las manos derechas de sus enemigos pare recibir a cambio una recompensa de oro.

Además de que cortar la mano del enemigo es un medio simbólico para eliminar la fuerza del enemigo, el significado de esta ceremonia también sería sobrenatural ya que esto se hizo en un lugar sagrado y un templo como parte de un ritual.

Hasta el momento no hay evidencia que demuestre a qué tipo de personas pertenecían estas manos. Todavía no se puede determinar si las manos pertenecen a hicsos o egipcios. Cuando se le pidió a Bietak que explicara por qué creía que se podía haber llevado a cabo este ritual, dijo: “Lo privas eternamente de su poder. Nuestro hallazgo es la primera y única evidencia física. Cada foso representa una ceremonia diferente”.

Los dos pozos que contienen -cada uno- una mano, se colocaron directamente en frente de una sala del trono.

Esta sección de Egipto fue controlada una vez por una fuerza de ocupación que la mayoría de los historiadores creen que originalmente eran cananeos, por lo que puede haber una conexión con la invasión.

Las otras manos, que pueden haber sido enterradas al mismo tiempo o en una fecha posterior, se encuentran en los terrenos exteriores del palacio, pero aún no se sabe por qué están ubicadas allí.

Por el momento aún hay mucho más que necesita ser investigado, pero muchos signos apuntan a que esto es una especie de ritual para un dios o dioses.

Estos sacrificios no son sorprendentes en un área que enfrentó una invasión extranjera. Los egipcios a menudo recurrían a sus dioses para castigar a los ejércitos invasores con plagas, inanición o infortunio general. Es posible que estos sacrificios fueran parte de una maldición contra los ejércitos invasores.

Este es el informe del reporte de Tell El-Dab’a 2011 por si quieres ampliar más información.

Y un video relacionado…

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario