Search
sábado 17 noviembre 2018
  • :
  • :

Aversión a alimentos genéticamente modificados (OGM) es más alta que nunca y sigue creciendo

Evitar OGMs tanto para sí mismos como para sus hijos está siendo una creciente y principal razón por la que más padres están eligiendo alimentos orgánicos para sus familias.

Lo más probable es que sea liderada por estados como Vermont (Estados Unidos) y otros que buscan que los alimentos con organismos genéticamente modificados tengan etiquetas; la aversión a OGMs en lo que compramos como alimento para nuestras familias es más alta que nunca y continúa creciendo.

En un nuevo informe la Asociación de Comercio Orgánico (OTA) comenta que la tendencia a comer más saludable, seguida por la creciente preocupación de los padres de alimentar con alimentos transgénicos a sus hijos, está impulsando la sensibilización y la antipatía.

En su comunicado de prensa el grupo comentó, “Entre todos los pensamientos que corren por la mente de un padre o de una madre al hacer la compra semanal y decidir si poner un ítem orgánico o no en el carro de compras, nunca ha sido mayor el deseo de mantenerse alejados de los alimentos que han sido genéticamente modificados”.

Evitar OGMs tanto para sí mismos como para sus hijos está siendo una creciente y principal razón por la que más padres están eligiendo alimentos orgánicos para sus familias, comentó el grupo de negocios en su informe “Estudio de seguimiento a actitudes y creencias orgánicas de familias estadounidenses 2014”, que es una encuesta a más de 1.200 hogares de todo el país, que tienen viviendo con ellos al menos un hijo menor de 18 años”.

‘Cada año estamos viendo un incremento’

Casi una cuarta parte de los padres que compran alimentos orgánicos manifestaron que lo hacían para mantenerse alejados de los OGMs, que es una de las principales razones por las que seleccionaron productos orgánicos y es la cantidad más grande desde que se inició la encuesta hace cuatro años, explica el grupo. El número aumentó de manera significativa de un 16% de padres que dijeron lo mismo en la encuesta del año pasado.

El grupo halló que de las 15 razones que se les pidió evaluar a los padres que compran productos orgánicos, no comprar OGMs fue la que mostró el salto más grande de actitud en 2013.

Laura Batcha, CEO y directora ejecutiva de OTA, argumentó, “Cada año vemos un aumento en padres que se auto describen con conocimiento sobre temas ecológicos. Los padres se van informando más acerca de los beneficios de lo orgánico y también están más conscientes de las preguntas en torno a los OGMs. Esa toma de conciencia se está reflejando en sus decisiones de compra”.

En su comunicado de prensa, la OTA señaló:

La demanda de productos orgánicos está en pleno auge, con ventas en los Estados Unidos que aumentaron a 35 mil millones dólares en 2013, un alza del 12% respecto al año anterior y un nuevo récord. La encuesta de OTA muestra que ocho de cada diez familias estadounidenses ahora hacen de los productos orgánicos una parte de su lista de compras, si no todo el tiempo, por lo menos a veces.

De hecho, a medida que más padres están mejor educados en temas orgánicos (siete de cada 10 padres en la encuesta OTA dijo sentirse “muy bien informados” o “saben un poco” sobre los alimentos orgánicos) están más familiarizados con el término OGM. De hecho, el grupo dijo que el 73% de los padres, ya fuera que compraran alimentos orgánicos o no, sabían lo que representaba la sigla “OGM”.

Y a los padres tampoco les importa pagar más por lo orgánico

Sin embargo, Gwendolyn Wyard, Directora de Regulación de Normas Orgánicas y Seguridad Alimentaria de OTA, hizo hincapié en que los padres pueden estar seguros de que mientras compren un producto orgánico con el sello orgánico de USDA siempre va a ser no-OGM; los productos sólo con la etiqueta “no OGM” no necesariamente son orgánicos.

Señaló, además, que la garantía de no-OGM es otra gran característica de la compra de alimentos orgánicos y que el propio sello orgánico se relaciona con una serie de otros beneficios que los padres parecen valorar, tales como no tener colorantes artificiales, ni conservantes y sin hormonas sintéticas.

“Los padres, aparentemente, lo han captado. El mayor factor decisivo en la compra de productos ecológicos parece ser el sello orgánico del USDA, con casi las tres cuartas partes de los padres diciendo que buscan activamente ese sello orgánico “, dijo el grupo.

En un comunicado aparte, OTA agrega que los padres también están cada vez más dispuestos a pagar más por los alimentos orgánicos. En otro informe, el grupo encontró que el 47% de los encuestados dijo que la mitad o más de su compra semanal de alimentos, consiste en alimentos orgánicos a pesar de que cuestan más.

La Gran Época

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario