Search
viernes 16 noviembre 2018
  • :
  • :

El “patrón oro 2.0” de Rusia y China promete acabar con las “estafas en papel” del dólar

Por RT

Un nuevo sistema de comercio de oro basado en existencias físicas sería fatal para la hegemonía del dólar, afirma un experto. Moscú y Pekín lo están desarrollando.

Rusia y China están dando el primer paso para la creación de una plataforma de compra y venta de oro entre las naciones BRICS, separada de las tradicionales formas de comercio del metal. Cuando esto se concrete, la economía mundial se transformará y el dólar perderá su hegemonía, predice el consultor en metales preciosos Claudio Grass.

“Como Pekín y Moscú entienden que EE.UU. ha usado el dólar para controlar el mundo, quieren distanciarse de este control con la implementación de un nuevo tipo de ‘Patrón oro 2.0’“, afirma Grass a RT, señalando que este distanciamiento ocurre al tiempo que los países occidentales continúan optando por el dinero fiduciario en lugar del dinero mercancía.

“En Asia ven el oro como dinero superior, o ‘real’, algo que Occidente ha olvidado debido a toda la riqueza en papel —crédito— que ha acumulado”, señaló el consultor basado en Suiza, detallando que el comercio de oro en el mercado extrabursátil en 2016 fue cerca de diez veces superior a la cantidad del metal minada al día de hoy, una “estafa gigante y obviamente insostenible”.

Por su parte, la iniciativa del bloque BRICS —Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica— prevé las primeras transacciones entre Moscú y Pekín en 2018, 100% respaldadas por oro físico. Para Grass, un sistema como este provocaría un alza en el precio de las existencias físicas del oro y la consecuente eliminación de los mercados tradicionales del metal, lo que haría que el dólar ‘aterrizara’ del vuelo que mantiene desde que se desligó del sistema de Bretton Woods en 1971.

“Las estafas en papel en Londres y Nueva York estallarán cuando el precio en papel del oro caiga a cero o cuando solo una fracción de los inversores reclame el oro físico que le corresponde”, aseveró Grass. “Estamos incursionando en una batalla entre divisas: una respaldada por un activo sólido y otra por promesas que las generaciones futuras pagarán mediante deuda, inflación e impuestos cada vez más altos”, acotó.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario