Search
sábado 22 septiembre 2018
  • :
  • :

“Es también mi monstruo”: Salma Hayek revela que Harvey Weinstein amenazó con matarla

Por RT

La actriz mexicana se suma a toda una serie de mujeres que han acusado al productor estadounidense de acoso sexual, y relata la tortura que fue trabajar con él en la producción de ‘Frida’.

En un emotivo ensayo personal para The New York Times, titulado “Harvey Weinstein es también mi monstruo”, Salma Hayek revela que –igual que tantas otras personalidades del cine– tiene varias historias terribles para compartir acerca de este hombre fuerte de Hollywood. La actriz mexicana detalla su experiencia de trabajo con el hoy deshonrado productor y hace referencia a avances sexuales no deseados y amenazas de violencia por su parte.

De esta manera, su historia se suma a las de muchas otras mujeres en Hollywood que han acusado a Weinstein de acoso y agresiones sexuales.

“La ira maquiavélica de Harvey”

Hayek asegura que pasó años diciéndole “no” a Weinstein ante sus continuas demandas de tener relaciones sexuales con ella. “No a abrirle la puerta a todas horas de la noche”, escribe la actriz. “No a tomar una ducha con él. No a dejar que me vea tomar una ducha. No a dejar que me dé un masaje. No a dejar que una amiga suya desnuda me dé un masaje. No a dejar que me dé sexo oral. No a que me desnude con otra mujer”.

De acuerdo con Hayek, “con cada rechazo llegaba la ira maquiavélica de Harvey”. Las amenazas también eran parte de su arsenal de convencimiento: en una ocasión, según ella, “en un ataque de furia” Weinstein llegó a decirle: “Te mataré, no creas que no soy capaz”.

‘Frida’

Hayek trabajó con Weinstein en la producción de ‘Frida’, una película biográfica sobre la artista mexicana Frida Kahlo. Después de que se negara a acostarse con él, Weinstein trató, supuestamente, de sacarla del proyecto, a pesar de que ella había sido quien lo dirigiera en primer lugar. Sólo una vez que cumplió con sus exigencias con respecto al guión y el presupuesto, aceptó dejarla protagonizar.

Pero durante el rodaje, el productor se quejó de que ella no estaba usando sus atributos físicos lo suficiente. “Me ofreció una opción para continuar”, escribe Hayek. “Me dejaría terminar la película si aceptaba hacer una escena de sexo con otra mujer. Y exigió desnudez frontal completa”.

La actriz tuvo que aceptar la exigencia, ya que no quería que la producción se paralizara. Pero el día que rodaban esa escena, la actriz sufrió un ataque de nervios: se echó a llorar y a vomitar ante el asombro de todo el equipo, que ignoraba la verdadera razón detrás del incidente.

“Un terreno fértil para los depredadores”

La película logró seis nominaciones al Oscar, incluida una para Hayek como mejor actriz. Hoy señala ella que incluso después del estreno de ‘Frida’, Weinstein la siguió torturando por haberlo rechazado.

“Hasta que no haya igualdad en nuestra industria, con hombres y mujeres que tengan el mismo valor en todos los aspectos, nuestra comunidad seguirá siendo un terreno fértil para los depredadores”, concluye su ensayo la actriz.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario