Search
lunes 16 julio 2018
  • :
  • :

“Me miraba a los ojos”: pequeña localidad rusa rinde homenaje a sus visitantes extraterrestres

Por Sputnik

A unos 50 kilómetros de Moscú, en el pueblo de Protasovo, un platillo volante puede ser visto al lado de una carretera. El curioso monumento ha sido construido para homenajear a los supuestos extraterrestres que visitaron la localidad en la década de los 90.

Entre los casi 200 residentes de Protasovo, son muy pocos los que no están al tanto de las supuestas visitas extraterrestres a la región hace casi dos décadas. Ese es uno de los temas favoritos entre las personas que viven en esta localidad rural rusa.

  • El bosque misterioso

Tatiana Ribakova, una vecina de Protasovo, contó a Sputnik Brasil lo que vio al bajar de un autobús cuando iba al trabajo una mañana en el año de 1991.

“Vi a varias personas que miraban en la misma dirección, hacia donde está ubicado nuestro bosque. [Allí] había dos objetos voladores (…) Luego desaparecieron”, aseguró Ribakova a Sputnik.

De acuerdo con otros residentes de la localidad rural, prácticamente todos los supuestos avistamientos tuvieron lugar cerca del mismo bosque. 

El platillo volante de Protasovo, un monumento para homenajear a los supuestos extraterrestres que visitaron la localidad en la década de los 90

Según Liudmila Pajomova, que nació en el pueblo vecino a Protasovo, los viejos habitantes de su aldea siempre advertían a los niños acerca de ese bosque, ya que, de acuerdo con ellos, había “fuerzas hostiles” escondidas allí.
  • Contacto directo

Vladímir Ilichev, quien reside en Protasovo desde hace muchos años, afirmó a Sputnik que tuvo un encuentro personal con seres de otros planetas.

“Esto sucedió hace 15 años, una noche me desperté, me acerqué a la ventana sin ningún motivo y vi una extraña criatura azul. Me miraba a los ojos y me enviaba mensajes telepáticos que decían: ‘Venga aquí, venga aquí'”, detalló Ilichev.

De acuerdo con el relato del residente, una segunda criatura se encontraba a unos 20 metros de distancia. Unos días más tarde, su hijo, que en la época tenía 12 años, contó al padre que también había visto a los mismos seres.

Según Ilichev, los visitantes de otro planeta medían más de dos metros de altura, eran delgados y tenían cabezas de gran tamaño. El hombre manifestó, sin embargo, que esa fue la única vez que vio a los supuestos extraterrestres y que después de ese día nunca más tuvo contacto con esas criaturas.

  • El lado científico

En un intento de aclarar el misterio de Protasovo, Sputnik consultó con Vladímir Lipunov, astrofísico y profesor de la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú. Hace 15 años, el experto desarrolló una red única de telescopios robóticos a través de los cuales es posible observar el cielo.

“A lo largo de nuestras actividades de observación en la región de Moscú, ya hemos hecho millones de instantáneas y puedo asegurar que nuestros telescopios no han registrado ninguna aeronave extraterrestre”, indicó Lipunov a Sputnik.

De acuerdo con el astrofísico, los objetos vistos por los habitantes de la aldea podrían haber sido aviones, ya que el aeropuerto militar Chkalovski está ubicado no muy lejos de la localidad rural.

Por su parte, los habitantes de Protasovo rechazan el punto de vista del científico. Reconocen que aviones y helicópteros, de hecho, sobrevuelan el área regularmente, pero lo que vieron en el pueblo en la década de los 90 era algo completamente distinto, aseguran.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario