Search
jueves 18 octubre 2018
  • :
  • :

Calculan en 100 billones de dólares el impacto en EEUU de una tormenta solar extrema

Por Nuevatribuna.es

Un nuevo informe de la NOAA analiza los efectos y los costes de una tormenta solar tipo Quebec.

Un nuevo informe auspiciado por la NOAA hecho público esta semana acaba de estimar en torno a los 100 billones de dólares el impacto que podría llegar a tener sólo en los Estados Unidos una tormenta solar extrema que, como la de Quebec, provocase un apagón continental de unas 9 horas de duración.

100 satélites podrían caer

Así, con el título “Impactos Sociales y Económicos del Clima Espacial en los Estados Unidos”, el informe pasa a analizar, sector por sector, cuáles podrían ser los efectos y los costes de un fenómeno extremo del clima espacial de esas características tanto a nivel de red eléctrica, como su efecto en satélites, en sistemas de Navegación Global y en aviación comercial, viniendo a recoger ante cada una de estas cuestiones las valoraciones de los principales operadores en la materia y subrayando la particular vulnerabilidad a este tipo de daños de los satélites, reconociendo el riesgo de completa pérdida de hasta un centenar de estos del total de 594 operados desde los EEUU, lo que por sí mismo vendría a suponer hasta “80 billones de dólares” en daños de los en torno a 100 billones de dólares de pérdidas que según el informe nos dejaría la catástrofe tras de sí una vez superada.

Otros conceptos como “200 millones de dólares” sólo en cancelaciones de vuelos, o 600 millones de dólares sólo en perdida asociada durante varios días de servicios de navegación GPS, serían algunas otras de las múltiples variables tomadas a examen.

Para la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y los fenómenos black swan (AEPCCE) resulta de especial utilidad tal expreso reconocimiento que hace el nuevo informe del bajo coste que supondría adoptar medidas defensivas de los transformadores de todo Estados Unidos mediante la instalación de elementos de bloqueo (en la imagen) del GIC (o corriente de inducción geomagnética por sus siglas en inglés) que incrementarían notablemente la capacidad de resiliencia del conjunto de la red, lo que se estima que podría abordarse por menos de “100 millones de dólares”, y ello al mismo tiempo que otras medidas de mejora de la resiliencia de los casi 600 satélites de Estados Unidos podrían adoptarse por entre 400 y 700 millones de dólares, “lo que aplicado a una red eléctrica y flota de satélites mucho menor como es la española representaría un coste muy inferior, contando, además, nuestro país con una protección natural mucho mejor de partida, por su menor latitud geomagnética”. “El nuevo informe NOAA nos reafirma en que abordar una estrategia nacional española ante este riesgo natural es posible, una mejora de la protección de nuestras infraestructuras y la posibilidad de resistir mucho mejor este tipo de gran catástrofe está a nuestro alcance en España y en Europa al igual que en los EEUU”, concluyen.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario