Search
martes 25 septiembre 2018
  • :
  • :

La tecnología nos domina – El control del teléfono

Por Gran Misterio

Estamos en una época en que realmente dependemos de las máquinas, así sean pequeñas o grandes, pero somos esclavos de ellas. Años atrás se decía que los relojes decidían  por nosotros, es decir estábamos  obligados a cada momento a mirar la hora para las diferentes actividades del día y la gente siempre hablaba que dependían totalmente del reloj en la vida cotidiana.

Pero pasaron los años y el reloj como tal  dejó de ser importante para nosotros por que llegaron nuevos aparatos entre otros, estos fueron bautizados como celulares o móviles.  La gente  comenzó a comprar estos aparaticos con mucha expectativa y curiosidad pero con el tiempo rápidamente nos vimos invadidos por todas las marcas y servicios; día a día las compañías fabricantes entraron en una competencia para atraer clientes, colocando en los celulares prácticamente todo lo que la imaginación puede crear.

Estamos en la época actual, el 61% de la población mundial tiene un móvil, el 39% restante no lo tiene por extrema pobreza y por esto no ha tenido acceso a estos. Ahora es común ver las personas en las calles hablar por el celular mientras van caminando, otros viajan en bicicleta y con el riesgo de caer mientras pedalean hablan o cuentan chistes. Muchos conductores de automóvil irresponsablemente reciben o hacen llamadas telefónicas mientras conducen; se ha comprobado que un gran porcentaje de accidentes a veces mortales han ocurrido por este motivo.

Las bonitos épocas en que se iba a una reunión para compartir con amigos, cenar  y luego bailar hasta que nuestros pies no podían del cansancio …se han acabado; ahora en las reuniones vemos a la juventud sentada en cualquier parte del salón, sujetos a lo que diga el móvil…nadie levanta la cabeza ni siquiera cuando el dueño de la fiesta da la bienvenida, llega la hora de comer y todos comen con rapidez…hay que continuar con el juego en linea o responder el ultimo sms, los chicos kult hacen comentarios de sus últimas adquisiciones no importando el precio y cada cual dice que el suyo es “el mejor”.

En las discotecas también vemos que las personas tienen en una mano el vaso con licor y en la otra el celular pero en la mente de cada cliente esta el mirar a cada momento el teléfono, si vamos a un aseo de estos establecimientos, allí nos encontramos personas enviando sms  furtivamente para que el acompañante no se entere. Ahora pasamos al transporte del servicio público, más que todo los jóvenes son los que vemos en las sillas de los trenes, buses ect  siempre con el móvil en la mano, unos van jugando, otros recibiendo mensajes sms, o enviándolos.Las personas adultas tienen la necesidad de usar el celular para realizar todo tipo de negocios u otras actividades, pero sea como sea hay que estar a la expectativa cuando suene el timbre de llamada; la gente de la tercera edad también se ha modernizado, pero ellos ya no tienen muchas ilusiones de las llamadas, juegos o los sms, tal vez ellos esperan un mensaje del hijo ingrato que nunca volvió a visitarlos o los dejó abandonados en un ancianato.

Ahora, en nada se recuerda los tiempos de antes en que  las personas compartían las diferentes actividades sociales, hablaban y reían o se leía el periódico para estar enterado de las últimas noticias…que tiempos aquellos! Vamos a los parques de recreación: la misma situación, con la diferencia que los jóvenes están tirados en el césped siempre con el móvil en la mano,  ya casi nadie juega o corre como en tiempos de antaño; ni hablar en las Iglesias! las personas aprovechan cuando el cura o pastor habla sobre el Evangelio y acurrucados detrás de las sillas, hacen uso del teléfono, pero no enviando mensajes a Dios. Con lo anterior es para pensar si realmente estamos siendo victimas de la tecnología en todos los sentidos y al mismo tiempo esclavizados, pero alguien va a decir ”la tecnología está… disfrutemos la” claro que esto es correcto, pero pienso  que también nuestra salud se acaba poco a poco ya que los celulares,  traen sus consecuencias funestas para la salud. Se ha comprobado científicamente que los campos electromagnéticos de las radiofrecuencias, causan en el cuerpo humano serios problemas  a largo plazo, especialmente en el cerebro.

También hay que recalcar que los celulares han salvado muchas vidas con una llamada oportuna. Lo que hay que evitar es la “idiotización” es decir tratar y evitar lo máximo que nos dominen o esclavicen en la vida diaria, claro que esto es muy difícil, pienso ya nos invadieron y dominaron…precisamente ahora dejo de escribir  por que debo contestar varios mensajes de texto.

Manuel José Contreras

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario