Search
sábado 21 julio 2018
  • :
  • :

Nestlé atrapado robando miles de millones de galones de agua de California

Por Jay SyrmopoulosActivist Post

Nestlé ha estado tomando más de 60 millones de galones de agua al año del Bosque Nacional San Bernardino, según los reguladores de California, lo que equivale a miles de millones de galones de agua robados en los últimos 68 años, sin ninguna base válida para el derecho al agua.

Una investigación de dos años realizada por la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos de California reveló que Nestlé, que vende agua bajo la marca Arrowhead, carecía de los permisos adecuados para la gran mayoría del agua capturada.

La Junta de Control de Recursos Hídricos del Estado notificó a Nestlé la semana pasada que la investigación había concluido, y que la compañía no tiene derechos adecuados para aproximadamente tres cuartas partes del agua que retira para embotellar.

Nestlé parece estar tomando más agua de la que probablemente tienen derecho a tomar “, dijo a KPCC David Rose, abogado de la sección de cumplimiento de la junta de agua.

La investigación mostró que Nestlé extrajo aproximadamente 62,6 millones de galones de agua del manantial de San Bernardino cada año en promedio entre 1947 y 2015, pero que la empresa sólo tenía derecho a desviar unos 8,5 millones de galones al año.

Esencialmente, Nestlé ha estado robando casi 55 millones de galones de agua cada año en California durante casi 70 años.

Por supuesto, cuando una corporación hace algo ilícito, como robar miles de millones de galones de agua durante 68 años en un estado extremadamente afectado por la sequía, nadie es considerado responsable -nadie es arrestado- y los reguladores simplemente recomiendan que soliciten un nuevo permiso. Simplemente se les dijo que deben cumplir con las regulaciones de desvío de agua de California y al mismo tiempo proveer un cronograma para que la compañía implemente las acciones requeridas.

Por el contrario, si un individuo, sin la cobertura de ser una entidad corporativa, participaría en acciones similares, sería enjuiciado hasta el máximo grado de la ley – y casi con toda seguridad sería sentenciado a prisión o tiempo en prisión.

Según un informe de NPR:

El agua de la cabecera de Strawberry Creek en el Bosque Nacional de San Bernardino ha sido embotellada desde finales de 1800 – y Nestlé les había dicho a los reguladores de California que el reclamo al agua del dueño original del Arrowhead Springs Hotel se había extendido a través de los años a la multinacional suiza.

Los funcionarios de la Junta del Agua no estuvieron de acuerdo, diciendo que aunque el uso del hotel era ribereño -que se llevaba a cabo en el origen del agua- Nestlé no podía convertirlo en un “uso apropiado”.

La Junta Estatal del Agua de California recientemente le envió a Nestlé una carta resumiendo su informe. En cuanto a lo que la compañía debe hacer ahora, la junta emitió una serie de recomendaciones, dando a Nestlé 60 días para presentar un plan de cumplimiento y 90 días para presentar un plan de investigación y monitoreo.

La investigación sobre las prácticas de uso del agua de Nestlé en el Bosque Nacional San Bernardino comenzó con un informe de 2015 en el periódico Desert Sun.

El aturdidor informe señaló que la megaempresa internacional carecía de los derechos de agua necesarios para el agua que estaba recolectando y vendiendo, y también puso en tela de juicio el impacto ambiental de ese desvío de agua a gran escala.

“Están tomando demasiada agua. Esa agua es muy importante “, dijo Steve Loe, un biólogo que se retiró del Servicio Forestal en 2007, dijo al Desert Sun. “Sin agua, no tienes vida salvaje, no tienes vegetación.”

Cuando tomas agua de los manantiales que son la fuente de esas aguas, secas estos cañones “, dijo Loe. “Y son los hábitats más importantes que tenemos.”

Nestlé afirma que vigila los sitios de manantial para asegurarse de que no tengan un impacto ambiental perjudicial en el hábitat circundante, y el informe de la Junta del Agua no fue concluyente en cuanto a esos puntos.

Sin embargo, Nestlé no pudo aclarar satisfactoriamente a los investigadores de la Junta Estatal del Agua una base válida de derecho para el desvío masivo de agua visto en el Bosque Nacional San Bernardino.

Si bien Nestlé puede reclamar una base válida de derecho al agua en el Cañón de la Fresa “, la Water Board señaló en el informe que” una parte importante del agua actualmente desviada por Nestlé parece desviarse sin una base válida de derecho “.

En una carta dirigida a la empresa, la junta de agua le dijo a Nestlé que redujera sus extracciones de agua a menos que pudiera demostrar que realmente tiene derecho a usar esa agua, o a aguas subterráneas adicionales.

Nestlé dijo que era demasiado pronto para saber qué impacto tendría la carta en el agua embotellada de Arrowhead. Una portavoz de Nestlé dijo que le complace que el informe reafirme que Nestlé tiene derechos válidos para “una cantidad significativa de agua”, según KPCC.

Seguiremos operando legalmente de acuerdo con estos derechos existentes y cumpliremos plenamente con las leyes de California “, agregó la portavoz de Nestlé en una declaración a KPCC.

El Servicio Forestal de EE. UU. fue demandado por grupos ambientales y de interés público en 2015, quienes alegaron que Nestlé operaba su oleoducto Strawberry Canyon en un permiso que expiró en 1988.

Posteriormente, el tribunal dictaminó que Nestlé podía continuar extrayendo agua mientras estaba pendiente la solicitud de renovación del permiso.

La junta dejó abierta la posibilidad de que Nestlé pudiera hacer una reclamación válida para extraer más agua del terreno forestal si las pruebas lo justificaban.

Y ahí lo tienes.

Las megacorporaciones están tan por encima de la ley que incluso cuando deliberadamente despluman al público, ninguno de los que toman las decisiones es responsable de la conducta ilícita.

¿Cómo tiene sentido que una corporación pueda tomar miles de millones de galones de agua de tierras públicas ilícitamente y venderla al público para obtener ganancias – y no se hace responsable a una sola persona? Coincidentemente, en muchos lugares de los Estados Unidos el público corre el riesgo de ser arrestado y encerrado en una jaula por un acto tan simple como poseer una planta medicinal que contenga THC. Y todavía llamamos a este lugar la tierra de los libres.

Donde dos arroyos se encuentran en el Bosque Nacional San Bernardino, uno fluye y el otro es sólo un goteo.

Jay Syrmopoulos es un analista geopolítico, librepensador y ardiente opositor del autoritarismo. Actualmente es un estudiante de postgrado en la Universidad de Denver con una maestría en Asuntos Globales y tiene una licenciatura en Relaciones Internacionales. La escritura de Jay ha aparecido en los medios de comunicación tradicionales e independientes, y ha sido vista decenas de millones de veces. Puedes seguirlo en Twitter @SirMetropolis y en Facebook en SirMetropolis. Este artículo apareció por primera vez en The Free Thought Project.

Artículo traducido por Buscando La Verdad , apóyanos por Paypal para más artículos como éste.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario