Search
jueves 18 octubre 2018
  • :
  • :

El Imperio de EE. UU. está ejecutando el mismo guión con Irán que hizo con Libia y Siria

Por Caitlin Johnstone via CaitlinJohnstone.com / ZeroHedge

Hace dos semanas se filtró un memorándum desde dentro de la administración Trump que mostraba cómo el secretario de Estado y neófito del DC Rex Tillerson fue entrenado sobre cómo el imperio estadounidense utiliza los derechos humanos como un pretexto para atacar y socavar a los gobiernos no conformes. Informes políticos:

El memorándum del 17 de mayo se lee como un curso intensivo para un empresario convertido en diplomático, y su conclusión ofrece una visión totalmente realista: que Estados Unidos debería usar los derechos humanos como un club contra sus adversarios, como Irán, China y Corea del Norte, mientras da un pase a aliados represivos como Filipinas, Egipto y Arabia Saudí.

Los aliados deben ser tratados de manera diferente -y mejor- que los adversarios. De lo contrario, acabaremos teniendo más adversarios y menos aliados “, argumentó el memorando, escrito por el influyente asesor político de Tillerson, Brian Hook.

Con lo que sería un momento cómico perfecto si no fuera tan aterrador, Irán estalló en protestas que han estado en curso durante los últimos cuatro días, y el imperio occidental de repente está expresando una profunda preocupación bipartidista por los derechos humanos de esos manifestantes.

Así que todos sabemos para qué sirve esta canción y este baile. Cualquier mal puede ser justificado en nombre de los “derechos humanos”.

En octubre nos enteramos por un ex primer ministro qatarí de que Estados Unidos y sus aliados presionaron masivamente para derrocar al gobierno sirio desde el principio de las protestas que comenzaron en ese país en 2011 como parte de la llamada Primavera Árabe. Esta revelación se produjo en la misma semana en que Intercept finalmente publicó los documentos de la NSA confirmando que los gobiernos extranjeros controlaban directamente a los “rebeldes” que comenzaron a atacar a Siria tras las protestas de 2011. La preocupación por los derechos humanos se ha producido a lo largo de toda la guerra siria, incluso cuando los gobiernos que denunciaban públicamente las violaciones de los derechos humanos estaban armando y entrenando secretamente a las facciones terroristas para que asesinaran, violaran y saquearan su camino a través del país.

Lo hemos visto una y otra vez. En Libia, el intervencionismo occidental se justificaba bajo la pretensión de defender los derechos humanos cuando el objetivo era el cambio de régimen. En Ucrania, los leales del imperio hicieron de animadora de las protestas en Kiev cuando el objetivo era el cambio de régimen. ¿Y quién podría olvidar al pobre pueblo oprimido de Irak que seguramente saludará a los invasores como libertadores?

En 2007, el general retirado de cuatro estrellas Wesley Clark apareció en Democracy Now y dijo que unos diez días después del 11 de septiembre se enteró de que el Pentágono ya estaba haciendo planes para una invasión completamente injustificada de Irak, y que se le mostró un memorándum con un plan para “sacar a siete países en cinco años, comenzando por Irak, y luego Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán y, acabando con Irán”.

Así que es un hecho establecido que los neoconservadores han tenido a Irán en la mira durante mucho tiempo.

Todo esto se desprende del relato ininterrumpido de la CIA/CNN en el sentido de que Irán es uno de los principales autores del terrorismo patrocinado por el Estado, que es simplemente falso. Tengo muchos seguidores que apoyan a Trump, y me gustaría recalcarles que el grupo de veteranos de inteligencia que escribió este memorándum sobre Irán es el mismo grupo que publicó un memorándum desmantelando la falsa narrativa rusa; estas son buenas personas y se puede confiar en ellos. Les animo a leerlo.

Trump miente cuando dice que Irán es “el Estado Número Uno del Terrorismo Auspiciado”. Este es exactamente el mismo guión que repiten una y otra vez, y la gente está cayendo de nuevo como Charlie Brown y el fútbol. Es absurdo creer las cosas que afirman las agencias de inteligencia y defensa estadounidenses sobre la fe ciega en este punto, especialmente cuando claramente están trabajando para fabricar apoyo para el intervencionismo en un lugar estratégico clave. En un mundo de invasión post-Iraq, nada más que el escepticismo más intenso de tal comportamiento es aceptable.

Afortunadamente, debido a que una invasión a gran escala de Irán sería mucho más costosa y mortal que la invasión de Irak, el apoyo para esto tendrá que ser fabricado no sólo en Estados Unidos, sino dentro de una coalición entera de sus aliados. Esto será extremadamente difícil de hacer, pero por Dios lo están intentando.

Por favor, mantenga su escepticismo hasta once en este asunto de Irán, querido lector, y sea muy alto en voz alta. Especialmente a mis lectores de Trump-supporting, les imploro que piensen críticamente sobre todo esto y observen de cerca las similitudes entre la agenda antiiraní y las otras intervenciones a las que sé que se oponen. Juntos podemos matar esta narración y ahorrarnos otro baño de sangre oriental insensato.

* * *

Artículo traducido por Buscando La Verdad , apóyanos por Paypal para más artículos como éste.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario