Search
sábado 21 julio 2018
  • :
  • :

Una estrella donante da a luz a su compañera “zombi”

Por Sputnik

El observatorio espacial Integral de la ESA ha sido testigo de un extraño acontecimiento: el momento en el que los vientos emitidos por una estrella gigante roja hinchada revivieron a su compañero muerto en un sistema binario.

Así, el núcleo de una estrella muerta recibió una segunda vida en un destello de rayos X. Esta llamarada fue detectada por Integral por primera vez el 13 de agosto de 2017 desde una fuente desconocida en dirección al centro de nuestra Vía Láctea. En las siguientes semanas, fue observada más detalladamente.

Las observaciones revelaron una estrella de neutrones fuertemente magnetizada y que giraba lentamente, lo que probablemente acababa de comenzar a alimentarse del material de una estrella gigante roja vecina.No es raro encontrar estrellas emparejadas, pero el nuevo sistema de una estrella de neutrones y un gigante rojo es una ‘raza’ particularmente rara conocida como ‘binario de rayos X simbióticos’, con no más de 10 representantes confirmados.

Los telescopios espaciales XMM-Newton de la ESA y NuSTAR de la NASA mostraron que la estrella de neutrones hace un giro una vez en dos horas, muy lentamente en comparación con otras estrellas de neutrones que pueden girar muchas veces por segundo.

Además, el campo magnético de dicha estrella de neutrones es sorprendentemente fuerte, lo que generalmente apunta a un cuerpo espacial joven; se cree que el campo magnético se desvanece con el tiempo. Mientras tanto, el gigante rojo es mucho más viejo, por lo que la pareja extraña parece haber crecido junta. 

Por esta razón, los astrónomos creen que la ‘estrella vampiro’ nació de una manera particular. En el pasado reciente, era una enana blanca que también robó la materia de una estrella cercana, absorbiendo su denso viento estelar.

Eventualmente, acumuló suficiente masa para convertirse en una estrella de neutrones que comenzó a emitir rayos X de alta energía en un momento en que el viento solar del gigante rojo se desaceleró lo suficiente y la materia en él se volvió lo suficientemente densa. La velocidad del púlsar disminuyó y llegó a ser lo que vemos ahora.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario