Search
martes 22 mayo 2018
  • :
  • :

Del robot Fedor a la respiración acuática: ¿cómo van los proyectos de la “DARPA rusa”?

Por Sputnik

La Fundación de las Investigaciones de Avanzada rusa (FPI), a menudo comparada con la DARPA, el ente científico similar estadounidense, está llevando a cabo muchos proyectos que lograron atraer la atención a nivel internacional. ¿Cómo van las investigaciones avanzadas y en qué fases están los proyectos más conocidos?

Actualmente, la Fundación maneja unos 50 proyectos en paralelo y tiene un portafolio de 25 proyectos cumplidos.

Los temas de estudios abarcan un abanico “entre sumergirse en la fosa de las Marianas hasta ir al espacio”, comentó al medio Izvestia el presidente del consejo científico de la FPI, Vitali Davídov.

Los proyectos cumplidos

Entre los proyectos finalizados, Davídov destacó el prototipo del motor de reacción de detonación. Junto con la empresa Energomash, la FPI construyó y ensayó las tecnologías de un motor de detonación, tanto para los cohetes espaciales como para los aparatos aéreos.Otro proyecto famoso es el robot Fedor, el androide diseñado para el manejo a distancia a petición del Ministerio de Emergencias ruso para trabajar en las zonas de catástrofes.

“El desarrollo de Fedor está finalizado. Y resultó que el proyecto interesó también a Roscosmos, que ahora quiere un robot para ensayar la nave espacial Federatsia, y a Rosatom, interesado en las tecnologías usadas en condiciones peligrosas para los humanos, por ejemplo, en la conservación de los desechos nucleares”, detalló el científico.

El demostrador tecnológico del ‘pseudosatélite’ Sova —aparato autónomo de larga duración de vuelo a grandes alturas— también cumplió su programa de pruebas.

El dron realizó un largo vuelo a una altura de 20 kilómetros y demostró la viabilidad del enfoque tecnológico elegido, proporcionando datos indispensables para la creación de un aparato ‘de pleno derecho’.

Los proyectos en marcha

La investigación de la respiración acuática continúa, afirmó Davídov. Y las implicaciones del proyecto van más allá de la tarea ‘aislada’ de las operaciones de rescate de submarinos, algo que fue declarado como el objetivo principal del proyecto.

“Esta tecnología puede salvar miles de vidas. Sin hablar de los tripulantes de los submarinos, hay un montón de enfermedades de pulmones que la respiración acuática puede ayudar a curar”, detalló.

Otra aplicación prometedora sería el rápido enfriamiento del organismo, necesario a veces para ralentizar el metabolismo y así dar más tiempo para una intervención médica. Actualmente se suele introducir sustancias especiales en la sangre, pero un resultado parecido se puede alcanzar con el líquido ‘respirable’.

La Fundación no declina los proyectos informáticos. En el marco de la sustitución de importaciones, la FPI creó el ‘software’ de ingeniería rusoque será integrado en los procesos de diseño de Rosatom y Roscosmos. También se están desarrollando aplicaciones industriales de las tecnologías de ‘realidad aumentada’:

“Con la empresa automotriz Kamaz estamos ensayando gafas de realidad aumentada que vigilan el proceso de ensamblaje. El programa muestra qué componente tomar y adónde colocar. Si el operador comete un error, el sistema señala que hay que hacerlo correctamente”, explicó el interlocutor a Izvestia.

Finalmente, Davídov compartió los avances en el ámbito de las telecomunicaciones cuánticas. El gerente recordó el primer gran logro celebrado en 2016, cuando se estableció la línea cuántica de 30 kilómetros, y reveló los planes para los experimentos atmosféricos y espaciales.

“La FPI se está encargando de los problemas de la computación cuántica y la creación de los equipos necesarios para emplearla. Mientras los experimentos de China actualmente dominan los titulares en los medios, nosotros tampoco estamos pasivos“, concluyó.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario