Search
viernes 19 octubre 2018
  • :
  • :

Resuelven el misterio de una rara supernova extremadamente fugaz

Por RT

La NASA ha atribuido una breve llamarada de luz registrada por el observatorio espacial Kepler en el 2012 a un ‘evento luminoso transitorio rápido’.

Después de años tratando de explicar unos enigmáticos estallidos de luz en el espacio, los astrónomos han logrado atribuirlos a una determinada clase de objetos celestes. En un artículo publicado por la NASA este 26 de marzo en el portal Hubblesite, se explica que este fenómeno es provocado por unas estrellas en explosión cuyo colapso dura diez veces menos que el de una supernova común.

La radiación de una de esas estrellas fue interceptada y monitoreada en 2012 por el telescopio orbital Kepler. Se trató de una subida rápida de un 10 % de luminiscencia proveniente de una galaxia situada a 1.300 millones de años luz de la Tierra. En unos días, esa fuente de luz se apagó por completo, mientras que las supernovas ordinarias brillan durante semanas o meses.

Expertos de la NASA tardaron años en recopilar y analizar los datos necesarios para atribuir a aquella llamarada a un ‘evento luminoso transitorio rápido’ (conocido como FELT, por sus siglas en ingles). Esta ‘flor de un día’ espacial tiene ahora una explicación científica y su descripción matemática, pero en breves palabras los astrónomos lo comparan con un ‘eructo’ producido por una estrella de gran tamaño cuando está próxima al momento de su ‘muerte’.

Cerca de un año (terrestre) antes de morir definitivamente, la estrella emite una burbuja de polvo y gas cargada de una enorme energía cinética por la inminente explosión. Una vez expulsado, este caparazón se convierte en una luz breve, pero muy brillante, con un destello de una duración aproximada a la décima parte del que provoca una supernova ordinaria.

Los astrónomos elogian la aportación del observatorio orbital en este descubrimiento. “Kepler nos abrió una nueva manera de observar el cielo”, destacó la colabodadora científica Jessie Dotson, cuyas palabras recoge la página web de la NASA.

Dotson explicó que mientras la mayoría de los telescopios terrestres captan imágenes de cada segmento del espacio con varios días de periodicidad, Kepler fotografía el área necesaria del fondo intergaláctico cada 30 minutos, motivo por el cual ha sido capaz de ofrecer los datos necesarios a los expertos para resolver el enigma.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario