Search
viernes 27 abril 2018
  • :
  • :

Dolor silencioso: el trágico panorama de las violaciones a niños en Perú

Por Sputnik

Las cifras de violaciones a niños, niñas y adolescentes en Perú son alarmantes: según cifras oficiales, cada día son 10 integrantes de esta población las víctimas de violencia sexual, un mal que redunda no solo en traumas psicológicos y físicos, sino también en embarazos y rezago escolar.

Estos datos, divulgados por el Ministerio de la Mujer, demuestran que el crecimiento económico sostenido de Perú en las últimas dos décadas no se ha traducido en una mejora de los derechos de la infancia, la adolescencia y la juventud, explicó a Sputnik María Villalobos, directora de la ONG Save the Children Perú.

El 76% de las víctimas de violencia sexual tiene menos de 18 en casi el 80% de los casos, el agresor es alguien conocido por la víctima de acuerdo con las cifras oficiales. Esto es debido a que los chicos y las chicas “están casi todo el día” en espacios supuestamente protectores, como la casa o el colegio, apuntó Villalobos.Pero los números podrían ser peores, ya que hay un “subregistro” de la situación, y “no todos los casos de violencia sexual son denunciados o llegan al sistema estatal”, precisamente porque el violentador suele estar presente en la familia o la comunidad educativa.

“Se vulneran más los derechos de las niñas: el 70 pct de la violencia sexual en Perú según las cifras oficiales es contra niñas y adolescentes mujeres. Apenas en el Seguro Integral de Salud (SIS), uno de los sistemas sanitarios del país —pero no el único- entre cinco y seis niñas dan a luz cada día”, expresó la referente de la organización.

Y aunque no todos se dan por violaciones, el aumento de los embarazos infantiles es en parte causado por esta situación. El panorama es alarmante: Villalobos citó estadísticas que ubican a las niñas o adolescentes madres en 15 de cada 100. La cifra escala a 23 en las zonas rurales y a 25 en la selva peruana.

“Si tú miras el nivel educativo, entre las niñas que no han terminado la primaria 38 de 100 ya han sido madres o están embarazadas”, agregó.

La ausencia del Estado empeora las cosas, pues en zonas más remotas no hay oficinas públicas que puedan recibir las denuncias. Además, la Policía, la Fiscalía y los jueces no siempre están capacitados para hacer frente a la situación.“El sistema no funciona, ya sea porque no está el servicio en el lugar de la víctima; o porque a pesar de estar, al funcionario no le interesa, no lo entiende o no sabe cómo atender al niño o la niña; o porque no hay cámara de Gessell y no se puede hacer la entrevista única. Se revictimiza al niño por todos lados y el sistema hace agua”, describió Villalobos.

De momento, desde el Estado peruano parece no haber “ni las decisiones políticas ni la inversión” para poner en marcha un aparato que pueda actuar de manera eficaz para cortar de raíz el problema.

La falta de recursos es acuciante, y la situación “no va a cambiar solo con buena voluntad”, apuntó la experta. Los agentes policiales o judiciales no cuentan con una capacitación adecuada y los servicios son escasos. Desde Save The Children intentan paliar esta situación para llenar el vacío estatal.En el país rigen normas “que hablan del interés superior del niño y la niña” por encima de cualquier decisión política, cosa que no es tenida en cuenta. Además, el presidente del Consejo de Ministro es obligado a dar cuenta anualmente del estado de situación de la infancia y la adolescencia peruana, una instancia que ha sido esquivada en los últimos dos años.

Pero, a la luz de la situación actual, “al niño y a la niña no se los concibe como una persona”. No solo a nivel gubernamental, sino también en cada hogar y en la educación que se les da.

“Desde nuestra perspectiva es algo bastante simple y doloroso. Que haya dinero no quiere decir que haya recursos para resolver los problemas de los derechos de la infancia, en términos de violencia o de anemia”, concluyó.

loading...



Deja una respuesta

Un pensamiento en “Dolor silencioso: el trágico panorama de las violaciones a niños en Perú

Deja un comentario