Search
jueves 24 mayo 2018
  • :
  • :

Los seres humanos genéticamente modificados a punto de convertirse en realidad

Por Natural News

Cuando los científicos comenzaron a modificar genéticamente las plantas, algunos observadores se preocuparon de que sería cuestión de tiempo antes de que intentaran lo mismo con los humanos… y parece que ese escenario de pesadilla está finalmente a punto de convertirse en realidad. Los reguladores han dado su sello de aprobación a los planes para probar la terapia de empalme de ADN, permitiendo que los humanos sean modificados genéticamente en un movimiento que tiene a muchos preguntándose qué tan lejos llevarán los científicos la tecnología.

La terapia se está utilizando para tratar el trastorno sanguíneo beta talasemia, que reduce la producción de hemoglobina de una persona. La hemoglobina es responsable de transportar el oxígeno a las células, y cuando falta, una persona puede experimentar anemia, fatiga, falta de aliento, crecimiento lento y deformidades óseas.

El trastorno sanguíneo es hereditario y los pacientes generalmente requieren transfusiones de sangre de por vida. Esto los coloca en riesgo de complicaciones como daño a los órganos, infecciones transmitidas por la sangre y sobrecarga de hierro. El trastorno afecta a 100.000 personas en todo el mundo.

Ahora, los científicos creen que pueden usar el empalme de ADN para detener la mutación genética que causa el problema y ayudar a las personas a regresar a niveles saludables de hemoglobina. El trabajo está siendo realizado por la empresa biotecnológica Crispr Therapeutics.

Inspirados por el mecanismo de defensa natural de las bacterias, los investigadores han creado un mecanismo de corte que eliminará las áreas mutadas del ADN. Las pruebas iniciales se llevarán a cabo fuera del cuerpo humano utilizando células madre que fueron cosechadas y cultivadas en un laboratorio. Los investigadores extirparán el gen que reprime el crecimiento de la hemoglobina para que la médula ósea del paciente pueda volver a los niveles normales de producción.

La beta talasemia es la primera enfermedad que se tratará con este enfoque, pero es seguro asumir que no será la última. De hecho, el profesor del Instituto Francis Crick, Robin Lovell-Badge, dijo al Sunday Telegraph: “Miraremos hacia atrás y pensaremos que éste es el verdadero comienzo de la terapia génica”.

¿Hasta dónde llegará?

Un equipo de científicos chinos ya ha estado trabajando en el uso de Crispr para editar el gen de la talasemia con fondos de su gobierno. Los científicos chinos dicen que utilizaron embriones humanos que no eran viables y que fueron extraídos de clínicas de FIV para su trabajo.

Los investigadores en este experimento reportaron algunos “efectos fuera de objetivo” así como el mosaicismo, lo que significa que hubo muchos errores que no podían predecir, como que la edición ocurriera donde no se suponía que ocurriera y no ocurriera en todos los embriones por igual.

En otra ocasión, científicos chinos editaron ADN para aumentar el crecimiento muscular de algunos perros para que pudieran correr más rápido y crecer más fuertes. Su trabajo ha levantado muchas cejas, y es difícil – y aterrador – imaginar hacia dónde podría dirigirse todo esto. ¿Podrían los militares y los organismos encargados de hacer cumplir la ley utilizar la tecnología para crear perros más fuertes? ¿Alterarán el ADN humano para crear policías y soldados más fuertes y rápidos?

¿Dónde termina esto?

Si hay una cosa que hemos aprendido como seres humanos, es que jugar a ser dios normalmente no funciona de la manera que queremos. Basta con mirar todos los daños causados por los cultivos genéticamente modificados a la salud humana, al medio ambiente y a la vida en el planeta en general. Los cultivos genéticamente modificados han dado como resultado un enorme aumento en el uso de herbicidas ligados al cáncer como el glifosato, que ahora impregna el suministro de alimentos y contamina las poblaciones humanas. Cuando se considera cuán terriblemente equivocadas se han vuelto las plantas modificadoras genéticas, es razonable asumir que las consecuencias de modificar genéticamente a los humanos podrían ser menos que ideales.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario