Search
sábado 18 agosto 2018
  • :
  • :

Descubierto un “visitante” de otro sistema solar orbitando Júpiter al revés

Un misterioso asteroide orbita Júpiter esquivando los asteroides en su camino, además de hacerlo en dirección opuesta al resto de cuerpos espaciales del sistema solar.

El supuesto asteroide, es conocido como 2015 BZ509 y tiene una órbita contraria al resto de cuerpos que orbitan nuestro sol. Lo más sorprendente es que su vez, comparte el espacio orbital de Júpiter. Es el único asteroide del sistema solar que no viaja en movimiento programado. Y esto abre el debate de si realmente es un asteroide.

En nuestro sistema solar se conocen casi 900 mil asteroides y todos comparten el mismo sistema de movimiento orbital. Sin embargo, 2015 BZ509 tiene su propio sistema (natural o no) de movimiento. Este supuesto asteroide viaja en el sentido de las agujas del reloj, y no al revés, que es como el resto de cuerpos se mueven.

Esto prueba que el misterioso cuerpo celeste viaja en contra del flujo de energía que la fuerza gravitaría del sol y el resto de cuerpos de gran volumen ejercen contra él. Sorprendentemente, el 2015 BZ509 se propulsa de forma inexplicable, sorteando todo tipo de objetos como un camicace.

EL asteroide autónomo, que tiene un tamaño de 300 kilómetros, consigue esquivar todo tipo de objetos que viajan en contra-dirección sin sufrir ninguna colisión que frene o desvíe su ruta de desplazamiento regular. Y cada vez que se cruza con Júpiter (que tiene un tamaño mil veces mayor a la Tierra), lo hace compartiendo espacio orbital y a su vez, sorteando los miles de asteroides que viajan junto al gigante gaseoso.

Todo un reto para el enigmático asteroide y también para la ciencia, que no sabe a qué se enfrenta ni puede explicar el comportamiento que presenta dicho cuerpo. Pero lo cierto es que, 2015 BZ509 lleva haciendo el mismo recorrido regularmente desde al menos un millón de años. Esto significan miles y miles de vueltas al sistema solar, sin haber sufrido ningún cambio.

Se piensa que este asteroide (de serlo), habría estado desde el principio del sistema solar, eso quiere decir unos 4.500 millones de años. Fue detectado a principios de año y dio mucho que hablar por sus características. Es un asteroide rico en carbono y se formó fuera del sistema solar. No se sabe de dónde procede.

Sara Rosell, del Museo de Historia Natural de Estados Unidos señala que el trabajo de la ciencia es descubrir el origen del universo y en este caso, descubrir qué es este objeto. No lo quiere etiquetar como asteroide, pues su comportamiento no es el de un asteroide regular, o al menos, no de uno que se conozca con esa característica.

Según explica la astronomía, todo lo que se formó a partir del disco de gas y de los escombros primordiales de su estrella, siguen la dirección de la rotación de su estrella madre. Sin embargo, 2015 BZ509 no se comporta del mismo modo. Y quizás aún seamos muy inmaduros intelectualmente para entender el misterio que se nos presenta.

Miguel Á. Fuentes

Visto en : Ufo Spain

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario