Search
sábado 23 junio 2018
  • :
  • :

“Lobby” clandestino: ¿está Soros controlando los institutos europeos claves?

Por Sputnik

El expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa Pedro Agramunt realizó una investigación, cuyos resultados indican que los grupos de presión existentes dentro de este organismo operan a favor de los intereses del multimillonario estadounidense George Soros. Sputnik revela los detalles de este escándalo que sacude a Europa.

Acusado de estar involucrado en casos de corrupción y tras ser privado de su cargo de presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Pedro Agramunt lanzó una investigación para tratar de mejorar su perjudicada imagen.

El español descubrió una red de influencia clandestina que opera a favor de los intereses de Soros en el ente que anteriormente encabezaba. En particular, Agramunt acusa al multimillonario estadounidense de origen húngaro de mantener el control sobre la organización con el objetivo de preservar su influencia en el Consejo de Europa.Los periodistas de Sputnik que estudiaron los resultados de la pesquisa de Agramunt se interesaron en el esquema que podría haber sido utilizado por Soros para presionar al Consejo de Europa con la ayuda de las asociaciones y las ONG financiadas por él.

El esquema de trabajo de los grupos de presión de George Soros presentes en el Consejo de Europa, presentado por Pedro Agramunt

La Asamblea del Consejo de Europa encargó una investigación independiente sobre las presuntas actividades de corrupción cometidas por Agramunt después de que en marzo de 2017 el político se reuniera con el presidente sirio, Bashar Asad.

Entre las pruebas presentadas contra Agramunt por parte de una comisión independiente del Consejo de Europa figuraba el informe preparado por la organización Iniciativa Europea de Estabilidad (European Stability Initiative — ESI). Agramunt y los periodistas de Sputnik centraron su atención en el hecho de que la ESI, considerada una organización sin ánimo de lucro, no es todo lo que parece. 

Los abogados del español comunicaron a la agencia que es una organización ‘lobby’ que figura en el fichero de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y del Parlamento Europeo. Es decir, un grupo de presión registrado en el Consejo de Europa como una ONG presentó acusaciones de corrupción contra el representante del Partido Popular que quiso obligar a los lobistas a salir de la sombra. Claro está que esta transparencia podría obstaculizar las actividades realizadas por estos grupos de presión.

Además, Agramunt descubrió que el director de la ESI, Gerald Knaus, mantiene estrechos vínculos con Nicholas Whyte, director de Independent Diplomat. Los intereses políticos promovidos por esta organización —al que acudió el Gobierno de Cataluña para internacionalizar el movimiento por la independencia— contradicen a los de Agramunt sobre el problema del separatismo catalán como miembro del Partido Popular y defensor de la Constitución española.

Los resultados de su investigación señalan que tanto la ESI como Independent Diplomat son financiadas por la Fundación para la Promoción de una Sociedad Abierta (Foundation to Promote an Open Society) de George Soros.

Lo interesante es que Knaus acusó a Agramunt de corrupción luego de que el expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa propusiera a los grupos de presión que se llevara a cabo reformas.

Aparte de estas acusaciones, dos rusos, Yuri Dzhibladzhe y Olga Zajárova, fundadores de la organización Civic Solidarity Platform (CSP), también declararon en contra de Agramunt.

Según Dzhibladzhe y Zajárova, el expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa había ofrecido sobornos para poder ocupar el cargo. Por su parte, Agramunt descartó estas acusaciones y explicó que él fue el único candidato y por eso no necesitó dar sobornos para ganar. El español descubrió durante su investigación que existe un vínculo entre la Civic Solidarity Platform y los recursos financieros de Soros.

Resulta que la CSP operó en Cataluña en octubre de 2017 en el momento en el que se celebró el referéndum independentista, calificado como ilegal por las autoridades españolas. En aquel entonces, Dzhibladzhe y Zajárova fueron invitados a Barcelona por la Organización Mundial Contra la Tortura, que también goza del apoyo de Soros.

En Barcelona ellos conocieron a David Bondia, partidario de la independencia catalana y jefe del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña, vinculado con la tercera ONG de Soros, la Sociedad Abierta de Europa (Open Society of Europe).

Las pruebas que Agramunt recolectó para mantener su reputación señalan que las acusaciones en su contra fueron presentadas porque él había tratado de obligar a los grupos de presión a registrarse como ‘lobby’ y no como ONG en el Consejo de Europa. Además, los argumentos de Agramunt indican que le habían apartado de su cargo porque sus enfoques políticos diferían de los que eran promovidos por Soros a través de sus numerosas ONG y los grupos de presión.

¿Acaso no es por esta conducta que Soros y sus organizaciones sin ánimo de lucro fueron expulsados de Hungría e Israel? ¿No es esta la razón por la que los líderes europeos que han mostrado su abierta oposición a Soros —como el ex primer ministro de Eslovaquia Robert Fico y su colega de Eslovenia, Miro Cerar— perdieron sus cargos? Estas son las preguntas que se ha planteado Sputnik tras estudiar los resultados de la investigación.

loading...



Deja una respuesta

2 pensamientos sobre ““Lobby” clandestino: ¿está Soros controlando los institutos europeos claves?

Deja un comentario