Search
lunes 24 septiembre 2018
  • :
  • :

El Hombre de Marree, el misterio de un desierto australiano

Por Sputnik

Hace 20 años fue descubierto en Australia uno de los geoglifos más grandes del mundo: el del hombre de Marree.

El 26 de junio de 2018 se celebró el aniversario del descubrimiento de la figura de un hombre gigante dibujada en la tierra en el estado de Australia Meridional. Según el piloto que detectó por primera vez la figura, Trevor Wright, el descubrimiento fue fruto de la casualidad. No obstante, ese mismo día empresas y medios locales recibieron faxes anónimos que les informaron de la existencia del geoglifo.

Esta figura de 4,2 km de longitud se corresponde con la de un cazador aborigen, según afirman los pobladores indígenas, y fue llamado así en honor a un pueblo aledaño, informa la publicación argentina La Nación.

Una publicación compartida de Doug Rahn (@douglasrahn) el

Desde su descubrimiento, el Hombre de Marree ha sido objeto de fascinación y continúa planteando preguntas dos décadas después. Además, en los últimos tiempos su popularidad no ha hecho más que aumentar tras haberse multiplicado los vuelos turísticos que permiten tener una mejor perspectiva de la figura.

El 25 de junio de 2018, el empresario australiano Dick Smith ofreció 5.000 dólares para cualquier información que arroje luz sobre esta figura misteriosa. Existen varias teorías sobre su origen: que es una pieza de arte moderno; que fue creada por los pobladores nativos o que es obra de los estadounidenses o del Ejército australiano. No obstante, ninguna de estas teorías se ha podido confirmar. El magnate en cambio cree que la única teoría que le parece realmente ridícula es la de la relación de esta figura con el mundo extraterrestre.

Phil Turner, dueño de un bar en Marree, cree que el geoglifo fue creado por ‘profesionales’, porque la figura es demasiado grande y solo parece posible delinear sus contornos con la ayuda de un GPS.

Smith se muestra de acuerdo con esta teoría: “No hubo errores, fue un trabajo profesional”, declaró a la cadena ABC News. “No creo que pueda haber sido creado por una persona, debe haber sido obra de tres o cuatro, y habrán tardado unas semanas en construirlo. En este caso, ¿por qué fue mantenido en secreto durante 20 años? Uno habría querido jactarse de esto”.

El dueño tradicional del territorio, el pueblo indígena arabana, interpretó el Hombre de Marree como una profanación de sus tierras. No obstante, la gerente de la Corporación Aborigen Arabana, Lorraine Merrick, afirma que la comunidad reconoce que la figura se ha convertido en un icono y que por eso va a elaborar una estrategia para su futuro. Así, en 2016 ya tuvo lugar una restauración del geoglifo.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario