Search
martes 25 septiembre 2018
  • :
  • :

Llaman a Putin y Trump a dar pasos para reducir los riesgos de una guerra nuclear

Por Sputnik

Varios políticos llamaron en una carta abierta a los presidentes de EEUU y Rusia, Vladímir Putin y Donald Trump, que se reunirán en Helsinki el 16 de julio, a emprender medidas para prevenir una guerra nuclear.

La carta fue firmada por el ex ministro de Defensa británico, Des Browne, el ex ministro de Exteriores ruso, Ígor Ivanov, el presidente de la Conferencia de Seguridad de Múnich, Wolfgang Ischinger, y el copresidente de la Iniciativa de Amenaza Nuclear, Sam Nunn.

“Rusia y Estados Unidos tienen la responsabilidad común de trabajar juntos con otros países para reducir los riesgos nucleares, la reunión entre Vladímir Putin y Donald Trump puede poner fin a este peligroso desarrollo de acontecimientos”, dice la carta.

Precisa que “en Helsinki, los presidentes de los dos países podrían reafirmar su compromiso con el entendimiento de que una guerra nuclear es inaceptable y que nadie puede ganarla, y acordar medidas concretas para reducir los riesgos nucleares”.

Sus autores afirman que el llamado concepto ‘escalate-to-deescalate’ es confuso y las nuevas armas nucleares de baja potencia pueden diluir los límites de un campo de batalla.Mientras el desarrollo de sistemas de ataque global rápido afecta de manera directa la disuasión, el ciberespacio carece de reglas de conducta y un error fatal cometido por casualidad por un mal cálculo o negligencia puede causar una catástrofe nuclear.

Por lo tanto, argumentan los autores de la carta, “la reducción y eliminación de los riesgos en el ámbito nuclear y otras áreas militares “deben ser una prioridad para todos los Estados”.

En primer lugar, Putin y Trump deberían debatir en la cumbre una serie de medidas para aumentar el tiempo para la toma de decisiones por los líderes de los Estados en caso de una alarma, posiblemente falsa, de un ataque nuclear, en caso de un incidente de emergencia con armas nucleares o de un error en la interpretación de acciones de la otra parte.

“Si se pudieran acordar medidas para aumentar el tiempo de toma de decisiones a varias horas o días, el nivel de seguridad en Estados Unidos, Rusia y Europa aumentaría significativamente; unas órdenes claras de los presidentes a los dirigentes militares de los países de elaborar opciones posibles para lograr este objetivo servirían de poderosa señal para los estadounidenses, los rusos y para el mundo entero”, remarca la carta.El segundo paso serían negociaciones para reducir los riesgos en el ciberespacio para la infraestructura nuclear.

La amenaza de un ciberataque contra las instalaciones nucleares, contra los sistemas de alarmas de un ataque, así como contra los mandos de las fuerzas nucleares aumenta la probabilidad de situaciones de emergencia, de errores en los cálculos y de negligencia.

El factor más aterrador de las amenazas cibernéticas que puede causar graves consecuencias es la probabilidad de un ataque cibernético con el objetivo de robar materiales nucleares, provocar sabotaje nuclear o dar un alarma falsa de un ataque con misiles.Además, los autores de la iniciativa ven necesario reiniciar el diálogo bilateral sobre la gestión de las crisis, incluido entre los comandantes de las fuerzas nucleares, así como un diálogo multilateral entre los países de la región euroatlántica.

“Las existentes restricciones en el diálogo entre las autoridades militares aumentan el riesgo de que el escenario de que todos salgan perdedores se haga realidad, debemos actuar juntos e involucrar en la cooperación a los militares para mejorar la transparencia y la confianza”, sugieren.

Los autores de la carta abogan por el trabajo conjunto para preservar y ampliar los tratados y acuerdos existentes, incluido el Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF) y el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III).

Además, llaman a continuar las consultas para implementar los acuerdos sobre el cumplimiento pleno y urgente de los compromisos estipulados en la declaración conjunta de la cumbre EEUU-Corea del Norte ya que una desnuclearización completa y verificable de la península de Corea es un área en la que Washington y Moscú “deberían aunar la experiencia y emprender acciones conjuntas para reducir los riesgos globales en el ámbito nuclear”.

“La adopción de estas cinco medidas por los presidentes Vladímir Putin y Donald Trump en Helsinki sería una iniciativa audaz, que la gente de toda la región euroatlántica entenderá y aceptará”, aseguran los autores.

Sostienen que “este paso también sería una clara manifestación de que la reducción de los riesgos nucleares es de vital interés común”.

Putin y Trump se encontrarán en Helsinki el 16 julio para discutir las perspectivas del desarrollo de las relaciones bilaterales y los problemas de actualidad.Hasta la fecha, los presidentes mantuvieron dos encuentros: el primero en julio de 2017, en paralelo a la cumbre del G20 en la ciudad alemana de Hamburgo, y el segundo en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), celebrado en la ciudad vietnamita de Da Nang en noviembre pasado. 

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario