Search
lunes 20 agosto 2018
  • :
  • :

McDonalds en crisis: Ensalada tóxica deja a cientos de personas gravemente enfermas

McDonalds, el mayor vendedor mundial de OGM y Frankenfoods, se vieron obligados a dejar de vender ensaladas en 3.000 restaurantes en 14 estados luego de que cientos de personas se enfermaron por dos brotes de cyclospora por separado, de acuerdo con funcionarios federales de salud. 

En la actualidad, 163 personas en 10 estados se han enfermado gravemente con ensaladas McDonalds, incluidas tres hospitalizaciones.

La FDA está trabajando actualmente con McDonald’s para encontrar qué ingredientes de la ensalada están enfermando a las personas y luego rastrearlas a través de la cadena de suministro.

Como precaución, McDonald’s ha dejado de vender las ensaladas en 3.000 restaurantes de comida rápida en 14 estados para tratar de contener el brote, dijo la FDA.

Los estados son Illinois, Iowa, Indiana, Wisconsin, Michigan, Ohio, Minnesota, Nebraska, Dakota del Sur, Montana, Dakota del Norte, Kentucky, Virginia Occidental y Misuri.

Mientras tanto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron 237 casos de ciclosporiasis en personas que supuestamente consumieron bandejas de vegetales frescos de Del Monte que contienen brócoli, coliflor, zanahorias y dip de eneldo.

Los informes vinieron de cuatro estados, Minnesota, Wisconsin, Michigan y Iowa.

Siete personas fueron hospitalizadas y no se informaron muertes.

Según el CDC, el parásito cyclospora causa enfermedad intestinal como resultado de consumir alimentos o agua contaminados.

Los síntomas, que pueden comenzar una semana o más después de consumir el parásito.

Pueden incluir diarrea y deposiciones frecuentes, a veces explosivas.

Las personas infectadas pueden experimentar.:

“Pérdida de apetito, pérdida de peso, calambres estomacales o dolor, náuseas, gases y fatiga, así como vómitos, dolor de cabeza, fiebre, dolores en el cuerpo y síntomas parecidos a la gripe”.

La enfermedad puede durar de unos pocos días a algunos meses.

Es posible que una vez que alguien comienza a sentirse mejor, puedan empeorar nuevamente.

McDonalds lanzó recientemente una campaña de relaciones públicas llamada “Nuestra comida, sus preguntas”.

Esta campaña buscaba asegurar a los clientes que sus alimentos Franken son seguros para el consumo humano.

Desafortunadamente para McDonalds, su campaña fracasó espectacularmente.

Si bien la compañía todavía niega que usen “baba rosada” en sus hamburguesas, se vieron forzados a admitir el uso de algunos “ingredientes” altamente cuestionables que se sentirían más en casa en un experimento científico que en el plato de un niño en crecimiento.

Durante la campaña “Nuestra comida, sus preguntas”, McDonalds admitió haber usado el aditivo químico  azodicarbonamida  en sus hamburguesas.

Esta es exactamente la misma sustancia que se encuentra en las esterillas de yoga.

Naturalmente, el mayor distribuidor mundial de Frankenfoods insistió en que agregar goma a los alimentos es bastante seguro.

De acuerdo con McDonalds:

“Existen diversos usos para la azodicarbonamida, incluso en algunos productos no alimentarios, como las esteras de yoga.

Como resultado, algunas personas han sugerido que nuestra comida contiene caucho o plástico, o que el ingrediente no es seguro.

Piense en la sal: la sal que usa en sus alimentos en el hogar es una variación de la sal que puede usar para descongelar su acera.

Lo mismo es cierto de ADA: se puede usar de diferentes maneras.

Y AÚN SE PONE PEOR

Muchas personas también tienen un punto débil para las papas fritas de McDonalds.

Son solo papas, aceite y sal, ¿verdad?.

Incorrecto.

Las papas fritas en realidad están compuestas por 19 ingredientes impactantes.

El plato principal básico es básicamente un experimento de laboratorio para crear un artículo que se ve y sabe como un producto de patata, pero en realidad es una mezcla químicamente modificada de OGM, grasas trans, estabilizadores químicos, conservantes, trigo, leche y derivados de carne de res, así como aditivos venenosos derivados del petróleo y la silicona.

Las generaciones futuras mirarán hacia atrás a McDonalds con horror.

Serán sorprendidos de que la multinacional fue permitida por la FDA para llevar a cabo lo que es esencialmente un experimento científico enfermo y retorcido, dañando la salud de millones de personas inocentes en el proceso.

McDonalds apunta su publicidad directamente a los niños y adolescentes.

Trata de engancharlos a sus productos adictivos cargados de productos químicos mientras son jóvenes y vulnerable.

Todo esto en nombre de las ganancias por encima de todo lo demás.

De acuerdo con una revisión de Associated Press de las presentaciones regulatorias de la corporación, McDonalds cerró más de 700 tiendas el año pasado.

Sufrió una disminución del 11 % en los ingresos y una caída del 30 % en las ganancias.

Para las corporaciones, el tamaño de McDonalds, que opera con márgenes de ganancia reducidos, que cae en ganancias de 2 a 3 % puede tener enormes ramificaciones.

¿30 %?.

Estamos hablando de un declive terminal irreversible, según expertos de la industria.

Visto en : Orbes Argentina

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario