Search
miércoles 19 septiembre 2018
  • :
  • :

Nuevos geoglifos ponen en duda versión de europeos sobre Amazonía

Dibujo geométrico en Plácido de Castro, estado de Acre, Brasil.

Por Hispan Tv

Nuevos geoglifos descubiertos en la Amazonía demuestran que existía una población milenaria numerosa desde hace 2500 años antes de la llegada de los europeos.

Este descubrimiento que ha tenido lugar en el estado brasileño de Acre, fronterizo con Bolivia y Perú, pone en duda de que esta zona contaba con poco pueblo y refuerza la idea de “reescribir” la historia de esa región que antes era vista como un territorio vacío.

“La Amazonía era estudiada como un pasado inhóspito, una región con poca población, y estas estructuras arqueológicas que estamos viendo aquí demuestran lo contrario”, ha declarado Ivandra Rampanelli, arqueóloga con maestría y doctorado en prehistoria y responsable del más reciente hallazgo en Acre, citado este lunes por el diario español La Vanguardia.

Rampanelli afirma que de las excavaciones se puede concluir que podría haber existido una población “densa, grande, organizada y jerarquizada” en la Amazonía. A su juicio, los nuevos “dibujos en la tierra” están asociados a rituales de los pueblos indígenas que habitaron la región antes de la llegada de los europeos.

Los geoglifos son figuras construidas en laderas de cerros o en planicies, usando la técnica de adición de tierra o piedras, con tonalidades oscuras de origen volcánico a manera de mosaico.

La arqueóloga afirma que los primeros descubrimientos datan de 1977, cuando investigadores locales encontraron ocho áreas arqueológicas. El más reciente descubrimiento ocurrió en octubre del año pasado y en julio del año en curso, comenzaron a ser divulgados los primeros resultados de los estudios del hallazgo.

“Con las futuras excavaciones podremos encontrar vestigios materiales mejor preservados y también podremos hacer estudios de inventario botánico, inventario forestal, estudios de suelo, porque que están mejores preservados que otras áreas abiertas que tienen áreas arqueológicas”, ha explicado Rampanelli.

Los dos nuevos geoglifos, que aparecieron por la deforestación en la región, están en la zona selvática de la reserva Chico Mendes, en Acre, y uno de ellos, en forma de círculo, tiene noventa metros de diámetro, con hasta cuatro de profundidad.

La Amazonía de Brasil y Bolivia tiene más de 800 geoglifos, 523 de los cuales están en Acre, donde los investigadores han descubierto en los últimos años un total de 523 geoglifos.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario