Search
viernes 19 octubre 2018
  • :
  • :

Apple puntuará a sus usuarios mediante el rastreo de llamadas y emails

Por   / Natural News

Si valoras la privacidad y la libertad, puede que sea el momento de deshacerte de tu iPhone (si no lo has hecho ya). Gracias a una ingeniosa letra pequeña, Apple se está otorgando ahora el derecho a controlar las llamadas telefónicas y los correos electrónicos de los usuarios. ¿Qué está haciendo la masiva empresa de tecnología con esta información? Generar “clasificaciones de confianza” para los usuarios de productos de Apple: actualmente se está llevando a cabo una iniciativa similar en la China comunista.

En el extranjero, el gobierno chino está emitiendo “calificaciones de crédito social” a sus ciudadanos, y ahora la Big Tech está asumiendo una misión similar aquí en suelo estadounidense.

Como dijo una vez Aldous Huxley, “El progreso tecnológico nos ha proporcionado medios más eficientes para retroceder”. Y seguramente estamos retrocediendo: Bajo la izquierda regresiva, hoy en día la tecnología se utiliza para anular la libertad y silenciar los pensamientos y opiniones disidentes, en lugar de compartir información (como antes se pretendía).

Apple ahora espiando a los usuarios, dando “clasificaciones de confianza”

Apple se ha convertido en un auténtico autoritario con su última iniciativa de tomar medidas enérgicas contra la libertad. El gigante corporativo dice que las “clasificaciones de confianza”, que se añadieron silenciosamente en la última actualización de iOS, son de naturaleza benévola; supuestamente estas clasificaciones “ayudarán” a la prevención del fraude. A pesar de la insistencia de Apple en que la empresa está “totalmente comprometida con la transparencia” y que las puntuaciones son “preservadoras de la privacidad”, nunca se explica cómo controlar las llamadas telefónicas y los correos electrónicos de la gente para evitar el fraude (o preservar la privacidad).

De hecho, Apple ni siquiera ha proporcionado un solo escenario en el que la puntuación de confianza pueda prevenir el fraude.

Los usuarios ni siquiera pueden ver sus propias “puntuaciones de confianza”, a menos que se pongan en contacto directamente con Apple y les pidan sus datos.

Aquí es donde las cosas pasan de autoritarias a orwellianas: Apple les está diciendo a sus usuarios que al espiarlos, la compañía los está “protegiendo” y preservando su “privacidad”. Esto es lo que Orwell habría llamado “doblepensar”. Big Tech y sus seguidores no ven dilemas con la idea de espiar como una forma de obtener privacidad – y aparentemente no se dan cuenta de que estas dos ideas están en desacuerdo, probablemente porque han sido adoctrinados para creer que el “Gran Hermano” es el que mejor sabe.

A estas alturas, cualquiera que participe en el mundo de la tecnología ya ha aceptado que se le está espiando hasta cierto punto, y eso es con lo que están contando. Las compañías de tecnología como Apple están avanzando silenciosamente hacia la meta de la dominación total, lenta pero segura. Algunos ya han dicho que la nueva confianza de Apple es “peligrosa”, y es fácil ver por qué.

Big Tech está en una pendiente resbaladiza

La industria tecnológica ha sido criticada por censurar el pensamiento “disidente”, ya sean promotores de la medicina natural, críticos de las industrias farmacéutica y de vacunas o defensores de la política conservadora. La libertad de pensar por uno mismo está siendo atacada por la izquierda regresiva y silenciada por la industria tecnológica de una forma u otra. Mientras que los izquierdistas se quejan de la necesidad de más tolerancia cuando se trata de la diversidad en la apariencia, son cada vez más intolerantes a los pensamientos diversos.

Ahora, la Big Tech está tomando otra página de la China comunista al instituir puntuaciones de confianza, que recuerdan demasiado al sistema de puntuación de crédito social de China. La que prohíbe a las personas “poco confiables” poder volar, comprar propiedades o enviar a sus hijos a buenas escuelas.

A principios de este año, un periodista chino reveló que no podía comprar una casa debido a una mala puntuación de crédito social. Liu Hu declaró además que se le había “prohibido” volar porque el gobierno lo consideraba “poco fiable”, y que no podía enviar a su hijo a una escuela privada. Liu había sido ordenado por los tribunales chinos a disculparse por una serie de tweets que había escrito, pero las autoridades dijeron que era “insincero”.

Si la nueva clasificación de confianza de Apple es un indicio de ello, vamos en la dirección equivocada. Vea más cobertura de historias sobre ataques a su libertad en PrivacyWatch.news.

Fuentes del artículo:

TheSun.co.uk

Independent.co.uk

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario