Search
miércoles 17 octubre 2018
  • :
  • :

Utsuro-bune, la leyenda japonesa de la mujer extraterrestre que llegó del mar

Por Mundo Esotérico y Paranormal

¿Qué tiene la cultura asiática que tanto apasiona al mundo occidental? El romance, el misterio, el encanto… pero también las leyendas. Esta es el caso de Utsuro-bune, también llamada Utsuro-fune o Urobune, es una leyenda de artefactos fuera de lugar y de tiempo e incluso de encuentros con extraterrestres.

La historia ocurrió en 1803, cuando un grupo de pescadores japoneses, en la provincia de Hitachi, en el centro de Japón, tuvieron un encuentro fortuito con un utsuro-bune, que significa (nave cóncava), en las playas de Haratonohama. Se quedaron sorprendidos al ver la extraña embarcación, decorada y cubierta con todo tipo de ornamentos. Los pescadores la describieron como de casi 6 metros de ancho y casi 4 metros de alto. Aparentemente estaba hecha de secoya, una especie de árbol, y adornada con placas de bronce en su mitad inferior y varias ventanas transparentes de su mitad superior. Los escritos dicen que el utsuro-bune se parecía a un gran quemador de incienso, y después de arrastrarlo hacia tierra firme, los pescadores se quedaron asombrados con lo que hallaron en su interior.

Mirando a través de las ventanas, vieron que las paredes estaban cubiertas de textos extraños escritos en un idioma desconocido. También había comida y ropa, pero lo último que se esperaban encontrar era una hermosa mujer extranjera. Tenía de unos 18 a 20 años, con una piel muy pálida y un cabello sorprendentemente rojo que se había extendido artificialmente con hebras de pelo blanco o tela fina. Estaba vestida con una elegante y fluida tela de origen desconocido, y su lenguaje era extraño, por lo que los pescadores no podían comunicarse con ella, pero a pesar de esto, ella se mostró muy amable. Llevaba consigo una caja cuadrada, que protegía de los pescadores, sin importar cuán apremiantemente preguntaran sobre su contenido.

Su encuentro fue breve, ya que los pescadores, una vez saciada su curiosidad, pensaron que era mejor no inmiscuirse en los asuntos de los extranjeros, y llevaron a la mujer de vuelta al utsuro-bune, y la volvieron a poner a flote en el mar. No sabían quién era la mujer ni de dónde había venido. No sabían por qué estaba en su solitario viaje ni hacia dónde se dirigía, pero la historia especula, tal como lo narra un anciano de la aldea de los pescadores, que era una princesa de un país extranjero, que había traicionado a su poderoso esposo al relacionarse con otros ciudadanos. El anciano sugirió que, debido a su belleza, la gente la amaba, y aunque su marido podría haberla ejecutado por esto, la desterró misericordiosamente y la dejó en manos del destino.

Esa es la historia, o al menos esa es una versión de ella. Incluso entre los textos antiguos hay diferentes versiones. Las tres versiones más conocidas están en tres libros: Toen shōsetsu, escrito por Kyokutei Bakin en 1825; Hyōryū kishū, escrito en el período Edo por un autor desconocido en 1835; y Ume-no-chiri, escrito por Nagahashi Matajirō en 1844. Toen shōsetsu es la versión más detallada y citada de la historia, a pesar de que existe una gran similitud entre cada una de las obras.

Encuentros con un ser extraterrestre

El origen relativamente moderno de la historia, junto con el alto nivel de detalle, sugiere que esta historia sucedió realmente. Ciertamente, no hay ninguna razón para suponer que no ocurrió. Tales embarcaciones eran comunes en la época, aunque el descrito en la historia era ciertamente más diferente a lo que se consideraría normal. Pero esto podría explicarse tanto por su origen aparentemente extranjero como por haber sido diseñado para sobrevivir a un viaje en alta mar en lugar de ríos y lagos. Entonces, dicho esto, la leyenda de Utsuro-bune parece hablar de un encuentro entre pueblos de tierras lejanas. Aunque con los pocos detalles, es difícil saber si habla de una historia real o una leyenda alegórica.

Sin embargo, algunos sugieren que la descripción de la embarcación y de la mujer no solo se basa en un encuentro real, sino que se trata de un encuentro con tecnología alienígena y con un extraterrestre real. Gran parte de esta teoría proviene de los dibujos y símbolos asociados que fueron grabados con la historia en los libros mencionados anteriormente.

Expertos en la materia creen que, basándose en los dibujos de la embarcación, podría haber sido un OSNI (objeto sumergido no identificado), y que la apariencia y los extraños vestidos de la mujer son similares a los de un extraterrestre. Otros afirman que existe una similitud entre los símbolos no identificados que adornaban el interior de la nave y los que fueron observados en el casco de la nave implicada en el Incidente ovni de Rendlesham Forest, Suffolk, Inglaterra a finales de diciembre de 1980.

¿Una realidad alternativa?

Aunque hay otra posibilidad, y es que la leyenda de Utsuro-bune sea otro caso similar al del hombre de Taured, que curiosamente también ocurrió en Japón. Como ya publicamos en Mundo Esotérico y Paranormal, en el año 1954, un misterioso hombre procedente de Europa presentó su pasaporte a los agentes de aduanas de un aeropuerto japonés. El documento era de un país completamente desconocido, pero parecía ser auténtico. Según su pasaporte, el hombre era de un país llamado Taured. Incluso llevaba la moneda legal de varios países europeos en su billetera.

Según la versión del hombre, había viajado a Japón por negocios, y no era la primera vez. Su empresa era una filial de un conglomerado internacional. Pero lo más sorprendente fue que tenía una licencia de conducir emitida por su país, Taured, además de una licencia de conducir internacional, completamente válida, y un talonario de un banco desconocido. Sin embargo, después de haber sido detenido y llevado a un hotel, donde únicamente se podía salir por un acceso, el hombre desapareció como si nunca hubiera existido.

Como podemos comprobar, esta es historia es similar a la de Utsuro-bune, por lo que podría tratarse de un nuevo caso de una realidad alternativa, y curiosamente también en Japón. Si diésemos por buena esta teoría, entonces nos deja muchas más preguntas que respuestas: ¿Qué conexión hay entre Japón y las realidades alternativas o universos paralelos?

¿Es una simple leyenda?

Pero para muchos académicos la historia de Utsuro-bune parece ser una amalgama de varias leyendas culturales mucho más antiguas de Japón y China. Afirman que los elementos de la historia se pueden encontrar en cualquier cantidad de otras leyendas no relacionadas, lo que no excluye automáticamente a Utsuro-bune como un relato veraz de un suceso real.

En 1997, el Dr. Kazuo Tanaka, profesor de la Universidad de Tokio, estudió la leyenda de Utsuro-bune y se basó en el trabajo realizado anteriormente por el historiador japonés Kunio Yanagita en 1925 y 1962. Tanaka concluyó que la historia no era más que un relato relativamente moderno de una antigua alegoría. Afirmó que los lugares citados, Haratonohama y Harayadori, son completamente ficticios, y que ciertos elementos de la historia son casi arquetípicos de las actitudes japonesas hacia los extranjeros en la antigüedad.

¿Es Utsuro-bune una historia de encuentros con extraterrestres y tecnología avanzada? ¿Es una descripción de un suceso real, un evento que conlleva la intriga y el misterio de tierras y culturas extrañas? Realmente solo lo saben los pescadores que fueron testigos del incidente, por lo que a nosotros solo nos queda especular. Y la verdad es que detrás de toda leyenda se oculta una verdad, que en muchas ocasiones desafía toda lógica. Por lo que nos debería de extrañar que aquellos académicos que se consideran expertos descarten la posibilidad de que Utsuro-bune sea un encuentro real con seres de otros mundos.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario