Search
jueves 21 marzo 2019
  • :
  • :

Civilizaciones intraterrenas: un mundo ajeno a la humanidad

Fotos: Pixabay

Un mundo está por descubrirse por debajo de la superficie terrestre. Una Tierra interna que invoca adentrarse por largos túneles y profundas cavernas que están inexploradas. Un mundo ajeno para la mayoría de nosotros.

Estamos seguros que alguna vez has entrado a una mina, o una cueva o grutas que te han dejado fascinado. Un mundo ajeno. Pero que pensarías de ese mundo interior donde pudiera haber civilizaciones intraterrenas.

Que pudieras encontrar alguna entrada secreta que te llevara a una vieja ciudad mítica y fascinante. O llegaras a un altar adornado con figuras no humanas, que fueran parecidos a la idea que tenemos de los extraterrestres.

Un pasaje subterráneo donde puedas admirar las riquezas dejadas por antiguos ancestros o que tal vez te encaminen adonde pueda existir otras posibilidades. Acaso no has oído también las viejas leyendas de ancianos donde se cuentan de esas riquezas, o también de la tierra de los muertos.

Ciudades subterráneas que todavía no se descubren por completo como Shin-au-av o de tantas otras de que tienen que, aun cuando sea solo un nombre, y todas ellas, están rodeadas de misterio.

Pero demos un vistazo a México, lugar donde habitan 52 pueblos indígenas, los herederos de las viejas culturas prehispánicas. Una de ellas, la Maya, brilló con gran esplendor en Mesoamérica durante tres mil, años en la parte que comprende el sur de México, Guatemala, Belice y parte de Honduras y El Salvador.

Dejó una vasta herencia en conocimientos avanzados de matemáticas y astronomía, y todavía permanecen levantados sus pirámides, grandes palacios y templos religiosos. Y todavía queda en lo profundo de la oscura historia su colapso como civilización.

No te has preguntado alguna vez que pasó con ellos, y aunque pervivan entre nosotros sus descendientes, habrá habido un grupo que decidiera irse por otra forma de vida.

¿Y que tomara rumbo hacia las estrellas, o se fueran a ese submundo, que, para nosotros, es oculto y peligroso, pero sugestivo? Ahora, se realiza, quizás, el descubrimiento arqueológico más importante de esta década.

Guillermo de Anda, director del proyecto Gran Acuífero Maya, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, informó que el día 4 de marzo en la cueva de Balamkú, se encontraron cientos de artefactos arqueológicos, cuyo significado es “dios jaguar”, en alusión a la cualidad divina que los antiguos mayas atribuyeron a este animal, el cual creían que tenía la capacidad de entrar y salir del inframundo.

Esta cueva se ubica a 2,7 kilómetros al este del Templo de Kukulcán, y descubierta en 1966 por agricultores de la comunidad San Felipe, pero permaneció intacta durante 50 años cuando un arqueólogo decidió tapiar la entrada.

En 2018 se redescubrió esta cueva, se determinó que no fue saqueada, pues acceder a ella resulta difícil. Así, las piezas encontradas están en magníficas condiciones, sin embargo, añadió que algunas de las vasijas están fragmentadas y esto pudo haber sido un efecto natural, o a causa de un proceso de matado ritual.

Mas de 200 incensarios, además de braseros, vasijas, cajetes, malacates y metates miniatura, forman parte de las reliquias que fueron encontradas en la cueva.

Estas piezas, podrían corresponder al Clásico Tardío, entre los siglos VII y VIII y al Clásico Terminal, aproximada mente en el siglo IX y X de nuestra era, siendo utilizada al menos durante estos periodos. Estos conforman parte de siete ofrendas dedicadas a la imagen del dios de la lluvia en la cosmovisión maya.

Hasta ahora se han explorado unos 460 metros a gatas además de que se tuvieron que introducirse por grietas de poco más de 40 centímetros de circunferencia.

Esto da un significado muy profundo, con este descubrimiento, el pueblo maya dejó un misterio que tal vez o nunca se revele. ¿Por qué dejaron estos enseres en un lugar tan inaccesible?

¿Habrán tenido contacto con alguna civilización intraterrena a la que debían rendir culto?

Visto en : Ufo Spain

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario