Search
lunes 17 junio 2019
  • :
  • :

Miles de empleados de Amazon escuchan a los usuarios de Alexa que hablan con el asistente virtual

Un altavoz inteligente Amazon Echo / Elijah Nouvelage / Reuters

Por RT

Fuentes aseguran a Bloomberg que la empresa prohíbe divulgar las grabaciones de audio que se analizan para mejorar los algoritmos del ‘software’, aun si son de carácter criminal.

Las personas que compran altavoces inteligentes de Amazon o utilizan otros dispositivos con Alexa se exponen a que miles de desconocidos escuchen todo lo que ese asistente virtual grabe cuando esté en funcionamiento.

Sobre esto reporta Bloomberg, que contactó a varios empleados del gigante de ventas por Internet involucrados en el desarrollo de ese ‘software’ inteligente. Las fuentes precisan que trabajadores y contratistas alrededor del mundo se dedican a analizar fragmentos de audio para ayudar a entrenar la inteligencia artificial de Alexa.

Los sonidos incluyen tanto los comandos que los usuarios dictan a los altavoces Amazon Echo como cualquier otra frase que sea captada de forma no intencionada.

Estos dispositivos escanean audio de forma constante en busca de palabras como ‘Alexa’, ‘Eco’ o ‘computadora’, para luego comenzar una grabación y enviarla a los servidores de Amazon para su procesamiento.

Según trascendió, personas en países como EE.UU., Costa Rica, India y Rumania procesan cada uno cerca de 1.000 fragmentos de audio al día en turnos de nueve horas. Las fuentes consultadas afirman que el trabajo es mayormente trivial, pero puede llegar a requerir escuchar información sensible como datos bancarios o grabaciones que podrían considerarse como criminales.

En detalle, algunos audios perturbadores que aseguraron haber oído incluyen gritos de niños pidiendo auxilio y sonidos que aparentemente correspondieron a una agresión sexual. Al compartir tales hallazgos con sus superiores, se encontraron con que Amazon aplica una política de no intervenir de ninguna forma.

“Nos tomamos muy en serio la seguridad y privacidad de la información personal de nuestros clientes”, indicó por su parte una portavoz de la compañía, afirmando que solo se procesa una muestra “extremadamente pequeña” de grabaciones de voz y que los trabajadores “no tienen acceso directo a información que pueda identificar a la persona o cuenta”.

El asistente virtual Alexa es capaz de realizar tareas básicas como proveer información del clima y pedir comida por Internet, así como otras más complejas como pronunciar discursos y dar consejos a los usuarios. Sin embargo, la información que recopila podría ser muy valiosa para ‘hackers’, agentes de la ley y otras compañías.

Amazon afirma que capacita sus sistemas de reconocimiento de voz y de comprensión de lenguaje natural usando solo grabaciones de usuarios cuyas preferencias de privacidad así lo estipulen. Esta opción viene activada por defecto, por lo que las personas que deseen evitar que sus conversaciones sean escuchadas deben desactivarla manualmente en la configuración de Alexa.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario