Search
domingo 22 septiembre 2019
  • :
  • :

El rover lunar chino descubre una misteriosa sustancia extraterrestre en la cara oculta de la Luna

Por Mundo Esotérico y Paranormal

La amenaza de Andrómeda (The Andromeda strain) es una novela escrita por Michael Crichton en 1969 y un clásico en la ciencia ficción basada en biología. Un satélite militar se estrella en el desierto y, antes de que pueda ser recuperado, casi todos los habitantes de la ciudad cercana acaban muertos por una plaga mortal.

Queda claro que el satélite transportaba un virulento microorganismo extraterrestre. Gran parte de la acción gira en torno a un equipo de científicos en la instalación secreta que analiza los microbios, la cepa de Andrómeda, y donde intentan encontrar una cura.

Después de varios experimentos, finalmente determinan que la cepa de Andrómeda no es como la vida en la Tierra, ya que es un organismo cristalino que no contiene proteínas, ADN u otros ácidos nucleicos, y puede vivir en la sangre humana. Entonces, ¿deberíamos preocuparnos por una cepa de Andromeda en la vida real?

Los científicos nos dicen que es poco probable que los microbios adaptados para vivir en un espacio frío y sin aire puedan prosperar en el cuerpo humano, pero podría darse el caso de que bacterias de origen desconocido se conviertan una amenaza potencial para nuestro planeta. Y tal vez la visión de Michael Crichton se haga realidad ya que el rover lunar enviado por la agencia espacial de China descubrió una extraña sustancia “similar a un gel” en la cara oculta de la Luna.

Presencia extraterrestre en la Luna

El rover Yutu-2, que aterrizó en el extremo más alejado de la luna en enero de este año, encontró la extraña sustancia el mes pasado, pero ahora acaba de hacerse público el descubrimiento. El rover, que forma parte de la misión lunar Chang’e 4 de China, descubrió la sustancia en un cráter justo antes de entrar en estado de hibernación durante el octavo día lunar.

Según informó Space.com, un miembro del equipo que miraba la cámara principal del rover vio el pequeño cráter, que parecía contener material con un color diferente a la superficie lunar circundante. Habiendo visto las imágenes, los científicos lunares decidieron posponer los planes para enviar Yutu-2 más al oeste y en su lugar ordenaron que revisara el extraño material. El rover, que está en la luna con la sonda lunar Chang’e-4, se acercó cuidadosamente al cráter y luego apuntó al material de colores extraños.

Fue entonces cuando los científicos hicieron el extraño descubrimiento, aunque hasta ahora solo han dicho que la sustancia es similar a un “gel con un inusual color”. Una posible teoría sugerida por investigadores que no participan en la misión es que la sustancia es vidrio fundido creado a partir de meteoritos que golpean la superficie de la luna.

La agencia espacial china dijo que la misión actual serviría para “levantar el misterioso velo” del otro lado de la Luna, que nunca se ve desde la Tierra, y así abrir un nuevo capítulo en la exploración lunar humana. Como la nave espacial funciona con energía solar, tiene que apagarse durante una noche lunar, durante la cual no hay luz solar.

La temperatura en una noche lunar es de aproximadamente -180°C y puede elevarse durante el día, donde los componentes aislantes como las capas de color dorado fuera del módulo de aterrizaje y el vehículo explorador los mantienen frescos. Los resultados de los experimentos de la misión podrían conducir a una nueva comprensión de los desafíos que se enfrentarán los colonos que algún día pueden habitar nuestro satélite natural.

Pero esta es la versión oficial. La otra “verdad” es que China tiene como objetivo encontrar evidencias de vida extraterrestre en La Luna. Se basan en el hecho de que en la cara oculta de la Luna nunca ha sido explorada antes y que no puede ser vista por los telescopios normales, por lo que si hubiera algún tipo de vida habría permanecido oculta, sin ser detectada por nuestro planeta.

Aunque la llegada de la sonda Chang’e-4 no ha estado exenta de polémica. A principios de este año una imagen demostraba que la misión es un engaño de la Administración Nacional del Espacio de China y dirigido por el régimen chino.

La instantánea en cuestión mostraba una extraña línea dibujada frente al rover lunar, lo que demostraría que alguien colocó dicha línea por error y se olvidó borrarla, en otras palabras, que se habría preparado todo en un escenario artificial. Pero eso es otra historia.

¿China ha descubierto algún tipo de vida extraterrestre en la Luna? ¿”La amenaza de Andrómeda” de Crichton puede convertirse en realidad?

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario