Search
domingo 17 noviembre 2019
  • :
  • :

Robots aniquilarán a la humanidad con venia de potencias

Por Hispan Tv

Las oenegés avisan sobre el uso de robots asesinos para aniquilar, pero los artilugios no pueden distinguir entre objetivos militares y civiles.

El peligro lo detectaron y corroboraron 129 organizaciones no gubernamentales y empresas, junto a 60 países, que se sumaron a una cruzada internacional para prohibir los robots asesinos, promovidos por inteligencia artificial, informan este domingo varios medios.  

Para elevar la conciencia colectiva ante esta amenaza apocalíptica de tintes hollywoodienses, las aludidas oenegés, empresas y naciones presentaron hace días una misiva a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para solicitar que se abran espacios de discusión que a posteriori establezcan acuerdos internacionales contra las armas controladas por inteligencia artificial.

En la carta, los firmantes lamentaron que todos sus intentos para frenar el desarrollo de este tipo de armas, que se usaría sin control remoto, se toparan con la firme oposición de grandes potencias, que están invirtiendo en dicha tecnología.

“El mayor obstáculo para negociar un tratado sobre ‘robots asesinos’ son Estados Unidos y Rusia”, señaló la coordinadora de esta campaña, Mary Wareham, de la oenegé Human Rights Watch (HRW), quien hizo hincapié en que la gran mayoría de países es favorable a legislar, pero está siendo frenada por las “potencias militares”.

Además de EE.UU. y Rusia, otros países como China, Corea del Sur, el régimen de Israel o el Reino Unido, invierten una parte importante de sus presupuestos militares en el desarrollo de “robots asesinos”, denunció la activista, para luego insinuar que desde HRW no se descarta que otros Estados, como Turquía e Irán, puedan estar desarrollando tecnologías similares.

Puso énfasis también en que el temor a que un robot destinado al campo de batalla, sin que pueda ser monitoreado desde un centro de mando, cause una matanza indiscriminada, reside en su incapacidad de distinguir entre objetivos militares y civiles.

“El problema de la inteligencia artificial es que operaría sin intervención humana, por tanto, sin capacidades naturales de comprensión. El problema es que cuando emites logaritmos de identificación para actividad armada, se pierde el discernimiento humano de lo que es correcto. Si le dices a una máquina que mate, va a matar sin que nadie decida si está bien o no”, explicó la experta.

Wareham llamó la atención al hecho de que permitir que las máquinas, en teoría a través de algoritmos, decidan qué es un objetivo y atacarlo implicaría un dilema y gran responsabilidad para la humanidad.

“Las armas totalmente autónomas decidirían quién vive y muere, sin más intervención humana, lo que cruza un umbral moral”, sentenció.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario