Search
jueves 9 abril 2020
  • :
  • :

Una misteriosa lluvia negra cae en Japón

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Hablemos claro, está habiendo una censura en Internet sobre el coronavirus. La mayoría de las plataformas deciden censurar solo lo que consideran noticias falsas, mientras que YouTube ha adoptado una estrategia más agresiva al desmonetizar y no recomendar todos los videos sobre COVID-19, ya sean falsos o no. En el caso de la plataforma de videos, el motivo es que hay temas considerados “sensibles”.

Y es bien sabido que YouTube no admite temas delicados. Incluso los canales de videojuegos se han visto afectados por la censura. Los videos que mencionan el término Coronavirus o que hablan indirectamente (por ejemplo, eventos cancelados) han sido desmonetizados.

Además, Tom Leung, director de gestión de productos en YouTube, confirmó que la epidemia de coronavirus ahora se considera un tema tabú. Como tal, todos los videos enfocados en este tema serán desmonetizados hasta nuevo aviso. Leung dice que se trata de una política proteger a los anunciantes.

Como se puede ver en las pautas de contenido para anunciantes, los videos sobre temas delicados pueden permanecer en la plataforma pero no pueden generar dinero a través del servicio de publicidad.

Dicho esto, estamos asistiendo a una censura de contenido, basándose en la Fakes News, donde realmente la población es la que esta desinformada, y únicamente pudiendo acceder a la “información” de canales oficiales. Pero esto no evita que se continúen publicando noticias consideradas “alternativas”. Como el reciente fenómeno que ha ocurrido en Japón.

Misteriosa lluvia negra

Los cuerpos incinerados de los muertos por coronavirus, una catástrofe nuclear o la contaminación son algunas de las controvertidas teorías para explicar la misteriosa lluvia negra que ha caído sobre algunos lugares de Japón. El 2 de marzo, las residentes en varios barrios de la prefectura de Saitama, Japón, informaron a las autoridades y a las redes sociales de aguas pluviales de color oscuro.

La mayoría de los informes de ‘lluvia negra’ provinieron de la ciudad de Hasuda, pero otras áreas afectadas incluyen Ageo, Iwatsuki y Kuki, también en Saitama.

Los funcionarios de la ciudad de Hasuda emitieron un comunicado diciendo que estaban investigando el extraño fenómeno después de recibir múltiples llamadas informando de la presencia de ‘charcos negros en las carreteras y en los vehículos’, según informó el medio japón SoraNews24. Algunos ciudadanos de Saitama mostraron su preocupación por posibles materiales relacionados con la energía nuclear en la atmósfera, incluso muchos usuarios de Twitter usaron el hashtag #blackrain para denunciar el incidente.

Esto provocó que las autoridades de la ciudad de Hasuda midieran los niveles de radiación, aunque al parecer no encontraron nada fuera de lo común. Sin embargo, agregaron que la causa del agua de lluvia negra era un misterio y que necesitarían investigar más. Las personas que presenciaron la lluvia negra cubriendo sus casa y propiedades estaban comprensiblemente inquietas, ya que también se informaron de fenómenos similares durante la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima el 6 de agosto de 1945. Tres días después, lanzaron una segunda bomba atómica sobre Nagasaki. Se estima que 120.000 personas murieron durante ambas explosiones. El material radiactivo llegó hasta la atmósfera, provocando ‘lluvia negra’ cayendo sobre las áreas del ataque nuclear. Pero en este caso no se detectó actividad nuclear en Saitama y algunos dijeron que la explicación probable de la lluvia negra fuera la contaminación.

Dado el revuelo causado por el misterioso fenómeno, los medios japoneses han informado que se trataba de las consecuencias de un gigantesco incendio en un edifico comercial de la ciudad de Hasuda. Esto no ha evitado que fueran muchos los que aseguraran que la lluvia negra es producto de las cremaciones masivas de los muertos por coronavirus en los países asiáticos. Como recordareis, en febrero se publicó un mapa de calor que mostraba una gran cantidad de niveles de dióxido de azufre en el aire alrededor de China continental.

El aumento de los niveles de azufre indicaba una liberación de materia orgánica en el aire. Se sugirieron varias posibilidades para este aumento repentino, como las plantas nucleares, la basura y la quema de cadáveres de animales o las áreas industriales. Pero, los niveles elevados apuntaban a crematorios masivos que funcionaban sin parar.

El gobierno chino cerró muchas grandes fábricas, plantas de energía alimentadas con carbón para frenar el brote de coronavirus. Por lo tanto, había pocas posibilidades de que fueran responsables del aumento de los niveles. Por lo que podría ser que la misteriosa lluvia negra fuera otras evidencias de estos crematarios.

¿Qué opinas sobre la misteriosa lluvia negra? ¿Ha sido provocado por un incendio, producto de crematorios? ¿O tienes otra explicación?

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario