Alexandra Henrion, genetista francesa: «Ellos inyectan un código genético en vuestro organismo»

PARÍS.- «No es ni una vacuna ni una terapia génica. Es una inyección de código genético, sobre gente sana a la que se quiere reprogramar, dice la genetista francesa Alexandra Henrion, exdirectora de investigación del Instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica de Francia.

Moderna lo llama el software de la vida

(Médico jefe de Moderna en 2017: «Estoy aqui para deciros que estamos pirateando el programa de la vida»)

¿Se comprende por qué hablan del «Gran reinicio»? 

Hablando sobre el funcionamiento de las vacunas basadas en ARNm, la genetista argumenta que estos inmunizantes no pueden llamarse vacunas, debido a sus diferencias con los formatos tradicionales, basados en virus atenuados o inactivados. 

“Dije ‘es como una terapia génica’, porque efectivamente funciona igual”, explica. “Pero el problema de las terapias génicas es que estas tratan a las personas enfermas, mientras que aquí [el vacunado] está completamente sano, deciden vacunarlo y está sano, no está enfermo. Por eso tampoco es un tratamiento génico ni una terapia génica”, argumenta.  

“Después hablé de vacuna génica, pensando que era algo más exacto, pero me di cuenta que aún estaba la palabra ‘vacuna’, que no cuadra. Y después me di cuenta que no, que es una inyección de código genético”.

El ensayo de Pf¡zer terminará en 2022… Para entonces, cualquiera que se baa.ku.ne será un sujeto de protocolo biomédico… Una cobaya».

“Todavía estamos en un ensayo clínico y cualquier persona que sea vacunada actualmente, esté donde esté, con la vacuna de Pfizer, es un sujeto de protocolo médico. ¿Por qué? Porque el ensayo de Pfizer terminará en 2022 (…) De aquí a esa fecha, cualquier persona que vaya a recibir la vacuna es un sujeto que se presta a ser una cobaya”.  

“¿Sabe cómo habla Moderna de ella [de la vacuna]?”, planteó la doctora francesa. “Dicen que es el ‘software of life’. (…) ¿Sabe qué quiere decir software (…)? Quiere decir que efectivamente te transforman, no te van a meter un software para no crear funciones. Así que si crean funciones están aumentando a la persona. Si la aumentas, cambias al humano para hacer que sea algo diferente”, aseguró la genetista.

Visto en: Alicante Confidencial