El escándalo cripto de FTX salpica a Joe Biden, Zelensky y al Foro de Davos

Fuente: Kontrainfo

Por Fausto Frank

Visto en: TierraPura.Org

La implosión de la megaplataforma de criptomonedas FTX ha dejado mal paradas a instituciones de las élites mundiales. Tal es el caso del Foro de Davos, que promocionaba hasta hace poco a la firma quebrada pero ahora se ocupa de ocultar sus vínculos con su fundador, Sam Bankman-Fried, según expone el New York Post

Aún pueden encontrarse sin embargo en sitios de archivo de la Web las pruebas que muestran que el Foro Económico Mundial, había incluido previamente a FTX como uno de sus “socios”, publicitando a la empresa de lavado de activos financieros con sede en las Bahamas como “construido por comerciantes, para comerciantes”, a los que ofrecía supuestos “innovadores productos”.

Bankman-Fried también fue orador en Davos en mayo pasado junto a la directora financiera de Google, Ruth Porat, y Bill Winters, director ejecutivo del gigante financiero con sede en Londres, Standard Chartered Bank. Sin embargo, el Foro de Davos eliminó cualquier mención de FTX de su sitio web en los días posteriores a que el exchange se declarara en bancarrota.

El colapso de FTX, con USD 9.000 millones en pasivos y solo USD 900 millones en activos en su balance, hizo que los precios del mercado cripto se desplomaran la semana pasada. La plataforma presentó el viernes un procedimiento de quiebra, tras fracasar un plan de rescate por parte de su competidora, Binance.

“FTX fue un socio del Foro Económico Mundial. A la luz de los eventos de la semana pasada, se suspendió su asociación y se eliminaron de la sección Socios de nuestro sitio web”, dijo el lunes a The Post un portavoz de la organización globalista con sede en Ginebra encabezada por Klaus Schwab. Según un miembro del Foro, Bankman-Fried probablemente llegó al sitio del grupo porque donó dinero en efectivo al mismo.

Pero Davos no es el único grupo salpicado por su apoyo a FTX y Bankman-Fried, cuya fortuna de $ 16 mil millones se evaporó en cuestión de días, un colapso sorprendente que ya ha provocado comparaciones con Lehman Brothers y Enron.

Las fotografías que circularon durante el fin de semana mostraban al expresidente Bill Clinton sentado junto a Bankman-Fried en el escenario, junto con el exprimer ministro británico Tony Blair, en un evento en las Bahamas en abril pasado, un indicio de amistades políticas y posibles sociedades que deberán ser estudiadas, ya que Bankman-Fried había mostrado en el pasado sus ambiciones de convertirse en un “hacedor de políticos”, llegando a declarar que planeaba gastar mil millones de dólares en el ciclo de elecciones presidenciales de 2024 con tal de que ganara el Partido Demócrata.

Y de hecho fue un gran impulsor de los candidatos de ese partido durante las últimas elecciones legislativas de mitad de término de 2022. Fue el segundo mayor donante del Partido Demócrata, solo detrás del megaespeculador George Soros.

Pero su rol no acaba allí: el Gobierno de Ucrania tuvo que admitir que utilizaba la plataforma de FTX para destinar parte de los recursos económicos enviados por el gobierno de Biden para el conflicto bélico con Rusia. La parte que no era utilizada de forma inmediata era capitalizada en FTX mediante “Aid for Ukraine”.

FTX luego invertía estos recursos en su propia criptomoneda “FTT Token”, reenviando luego las ganancias a los mismos senadores demócratas que luego deciden y apoyan los envíos de dinero a Ucrania, cerrando el círculo. De este modo, el dinero de los ciudadanos estadounidenses se habría utilizado para lavar dinero y financiar campañas políticas utilizando a Ucrania como excusa e intermediario.

Jan Koum, el multimillonario ucraniano que cofundó WhatsApp y lo vendió a Facebook por $ 19 mil millones en 2014, compró una participación a través de su oficina familiar. La fundación de la familia de Bankman-Fried  también otorgó una subvención de $5 millones  a ProPublica a principios de este año para “apoyar las investigaciones sobre la preparación para la pandemia, la bioseguridad y la salud pública del COVID-19”.

En junio, Puck News informó  que Bankman-Fried estaba contratando personal con experiencia en periodismo para asesorarlo sobre la estrategia de relaciones con los medios para sus proyectos favoritos, incluida la “preparación para futuras pandemias”. Unos $27 millones se destinaron a Protect Our Future, un súper PAC que respalda a los candidatos demócratas comprometidos con la prevención del Covid.

En cuanto al Foro de Davos, sus lazos con Bankman-Fried también se extienden a su familia. Su tía, Linda P. Fried, una epidemióloga que se desempeña como decana de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, también figura en el sitio web del Foro Económico Mundial.