Por Extranotix

Una hipnóloga confirma el severo pronóstico del matemático Sediq Afghan el 17 de julio de 2023 y afirmo que ese día se producirá una explosión de energía en la Tierra, que debería limpiar el planeta de los llamados sirvientes de la oscuridad.

Los medios de comunicación están discutiendo muy animadamente las últimas predicciones del famoso matemático y profeta Sediq Afghan. Cuanto más cerca estamos del lunes 17 de julio, más activamente la comunidad mundial discute los inquietantes detalles de las aterradoras predicciones del matemático afgano, cuyas predicciones se basan en análisis históricos, siendo las más confiables.

Su severa predicción de una “ruptura nuclear”, que dice que está prevista para el 17 de julio de 2023, ha generado un gran interés tanto entre los ciudadanos comunes como entre los expertos.

No es necesario ser un profeta para comprender que solo los tiempos difíciles llevan a la humanidad a un nuevo nivel de desarrollo de la civilización. Toda la historia del mundo lo confirma. Si las transformaciones globales anteriores tuvieron lugar a través de guerras y revoluciones sangrientas, entonces el mundo moderno, afortunadamente, está cambiando más suavemente y con menos pérdidas humanas.

Como cualquier cambio cardinal (incluso en la vida personal de una sola persona), los históricos tampoco surgen de la nada: ciertas condiciones están madurando para los cambios, las tensiones se están acumulando y seguramente llegará un punto de inflexión.

De tal giro habla el matemático afgano, asegurando que el curso de la historia mundial es cíclico (no es una idea original, sin embargo). Según el talentoso profeta y experimentado historiador Sediq Afghan  el 17 de julio de 2023 debería ocurrir un evento en la Tierra que será el punto de inflexión de la civilización humana hacia un nuevo nivel de desarrollo.

Debido a que el científico no difundió los detalles de esta profecía, surgieron tres versiones de su origen: natural, artificial o militar. Si el mismo Sediq insinúa una explosión nuclear en forma de provocación o demostración de las capacidades de Occidente, entonces otros medios sugieren que el 17 de julio de 2023, una onda de choque llegará a la Tierra desde las profundidades del espacio cercano, y el origen de esta energía no será terrenal.

Según la hipnóloga Elena Backingerm, quien comentó sobre la predicción de Sediq Afghan, se producirá una explosión de energía en la Tierra, que debería limpiar el planeta de los llamados sirvientes de la oscuridad y otras personas con inclinaciones negativas. Según la hipnóloga, estas personas no podrán hacer frente a las altas vibraciones del espacio exterior, por lo que se supone que el 17 de julio habrá muchos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en todo el mundo.

Algunos medios de comunicación incluso han apodado a Sediq Afghan como un brillante matemático y profeta, refiriéndose a sus predicciones que han resultado ser ciertas en el pasado. Por ejemplo, desde el colapso de la Unión Soviética hasta los trágicos eventos del 11 de septiembre en los Estados Unidos, donde Sediq Afgan fue sorprendentemente preciso.

Sin embargo, Sediq Afgan, como iniciador de tales conversaciones, insiste en el origen tecnogénico de la explosión que se avecina. Tranquiliza a los terrícolas, diciendo que el evento de julio no conducirá a la Tercera Guerra Mundial ni a una guerra nuclear.

Vale la pena señalar que las declaraciones de Sediq Afghan causan controversia y escepticismo entre muchos expertos. Algunos críticos argumentan que la profecía de la “ruptura nuclear” puede ser solo una coincidencia.

Quizás solo el tiempo dirá qué tan confiables resultaron ser las predicciones de Sediq Afghan, y hasta el 17 de julio de 2023 solo queda esperar y ver si las predicciones del matemático se harán realidad o si resultan ser una historia fantástica más en el mundo. de misterios y misterios.

Deja una respuesta

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja un comentario