Search
jueves 22 octubre 2020
  • :
  • :

Un grupo de científicos revelan por qué fue tan letal el meteorito que extinguió a los dinosaurios hace 66 millones de años

Por Extranotix

El asteroide que eliminó a los dinosaurios hace 66 millones de años se estrelló contra la Tierra en ‘el ángulo más mortal posible’ de 60 grados, lo que maximiza la producción de gases de efecto invernadero.

El impactante gigante golpeó lo que hoy es la península de Yucatán en México a unos 60 grados, maximizando la producción de gases de efecto invernadero que alteran el clima.

El desastre global causado por la roca espacial, que era más grande que el Monte Everest, fue mucho peor de lo que se pensaba, dijeron expertos del Imperial College London.

El grupo internacional de científicos combinó los datos recopilados durante años de estudio del cráter de Chicxulub en México y dice haber encontrado un factor clave que explica por qué el meteorito que condujo a la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años fue tan letal.

Hoy en día, la mayor parte de la comunidad científica concuerda en que la caída de un meteorito en la actual costa de México, si bien no causó de inmediato la extinción de los dinosaurios, sí provocó cambios climáticos planetarios que impulsaron su desaparición. La caída del asteroide que formó el cráter Chicxulub, tuvo un efecto catastrófico en el clima del planeta y se cree que provocó una extinción masiva entre los períodos Cretácico y Paleógeno.

El asteroide dejó un cráter de 120 millas de ancho en la zona del desastre en lo que hoy es la península de Yucatán en México, vaporizando rocas y enviando miles de millones de toneladas de azufre y dióxido de carbono a los cielos prehistóricos.

Ahora, científicos de 11 países combinaron los datos sobre la forma y estructura del subsuelo del cráter, los resultados de la investigación geofísica y la perforación. Con base en esto construyeron un modelo dinámico de impacto tridimensional y examinaron las consecuencias de cuatro opciones para el ángulo de choque del asteroide a la superficie de la Tierra: 90, 60, 45 y 30 grados.

Los científicos afirman que este es el primer modelo que cubre todas las etapas de la catástrofe natural, incluso hasta estimar los volúmenes de rocas y gases expulsados a la atmósfera.

Gracias a los resultados de este cálculo, los autores del estudio concluyeron que el cráter de Chicxulub se formó como resultado de un fuerte impacto inclinado a 45-60 grados del horizonte, desde el noreste. El modelo mostró que en tales circunstancias la cantidad de gases producidos por unidad de masa del cuerpo de choque fue máxima.

El golpe, según los científicos, causó emisiones de miles de millones de toneladas de azufre en la atmósfera superior, bloqueó la luz solar y desencadenó la caída de las temperaturas por todo el planeta. Esto provocó una extinción masiva de la vida, incluidos los dinosaurios, pero también de muchas otras especies de animales y plantas.

“Para los dinosaurios, esta fue la peor de las opciones. El choque fue acompañado por la liberación de una increíble cantidad de gases que cambian el clima de la atmósfera. Esto fue exacerbado por el hecho que el asteroide cayó en uno de los ángulos más mortales”, explica el coautor del estudio, Gareth Collins, profesor de ciencias planetarias en el Imperial College de Londres.

Según los científicos, un peligro particular del azufre es que forma partículas de aerosol que bloquean los rayos del sol, lo que llevó a detener el proceso de fotosíntesis y enfriamiento del clima de la Tierra.

Los autores esperan que los resultados de su investigación no solo proporcionen nueva información sobre el punto de inflexión de la historia geológica, sino que también ayuden a una mejor comprensión de cómo se forman los grandes cráteres en otros planetas.

loading...



Deja una respuesta

Deja un comentario