Search
sábado 8 mayo 2021
  • :
  • :




Ultimas actualizaciones

Siberia: Conoce las extrañas “esferas metálicas” de origen desconocido

Por Ufo Spain

Siberia es una tierra gélida, llena de misterios y enigmas que han deslumbrado al mundo científico. Uno de estas interrogantes son unas esferas metálicas que desconciertan a los expertos.

Imagen aérea de Yakutia, Siberia.

Ubicada en Rusia, Siberia es una región dotada de misterios; la zona ha sido relacionada con múltiples avistamientos OVNIs, hábitat de civilizaciones perdidas, fenómenos extraños o raras explosiones.

Un ejemplo es el extraño caso de Tunguska; misterio que poco a poco se ha relacionado más con un objeto volador no identificado.

Esferas Metálicas de Siberia

Al norte de Rusia se encuentra Yakutia, una región de 3.083.523 Kilómetros cuadrados. Esta zona ha sido explorada muy poco ya que al estar rodeada de pantanos, la hacen un terreno prácticamente intransitable.

Los nativos lo conocen como «El Valle de la muerte» y evitan a toda costa acercarse a la zona. Las historias locales aseguran que, quien entra, no regresa jamás.

Es en este valle congelado, donde existen testimonios de la existencia de unas extrañas esferas metálicas qué nadie sabe cómo aparecieron o qué función cumplen ahí.

Los lugareños aseguran que el origen de las esferas no es terrestre, aunque no existe ningún tipo de investigación científica que lo corrobore.

Obviamente toda esta zona de Siberia parece ser un imán para fenómenos misteriosos y extraños; una pequeña lista de eventos desafortunados en la zona son la Tunguska, en 1908, Chulum en 1984 y Vitim, en el 2002.

Las personas que viven en las cercanías aseguran que el miedo que sienten es debido a la cantidad de enfermedades y muertes de personas que la atravesaron o estuvieron en las cercanías del metal.

De ahí, nace la leyenda de los «Demonios antiguos de Taiga», bastante popular entre los nativos.

Testimonios de personas que fueron al lugar

El reconocido explorador R. Maak, fue una de las primeras personas en explorar la región en 1853. Su historia habla de Algy timirbit, un río que fluye por la zona alta de la montaña Viliuy. En ese lugar existe una especie de «caldero de cobre» que no pudo medir, pues solo se veían los bordes sobresaliendo del suelo.

Un geólogo, En 1936 ignoró las leyendas de la zona y se adentró a las cercanías del río Olguidakh, guidado por ancianos nativos. Ahí se encontró una esfera enterrada en el suelo, de un color rojizo y sumamente lisa. Aseguró que los bordes eran más filosos que cualquier material que haya conocido y las paredes externas apenas eran de 2 centímetros de espesor.

Toda esta información fue enviada al centro regional de Yakutia.

En 1979, una expedición de arqueólogos nativos trató de localizar las esferas mencionadas en diferentes leyendas.

La persona que los orientó aseguró haberlas vistos en su juventud, pero la topografía del lugar era totalmente diferente en comparación de aquellos días.

N.D. Arkhipov, investigador que estudió la cultura Yakutia, dijo lo siguiente:

«Entre la población de la cuenca de Viliuy hay una leyenda de la antigüedad sobre la existencia en las partes altas de ese río de calderos de bronce o olguis.

Esta leyenda merece atención ya que las áreas que son la supuesta ubicación de las calderas míticas contienen varias corrientes con el nombre Olguidakh».

Otros testimonios con menos documentación vienen de cazadores que aseguraron haberlas visto. Algunas sobresalían del suelo y otras cubiertas por vegetación o bajo el agua.

Lo que se puede deducir es que estas extrañas esferas están hechas de un metal desconocido, muy similar al cobre. Se cree que su resistencia y dureza es muy superior a lo conocido.

La Maldición de las esferas

La poca vegetación que nace en la zona es totalmente irregular.

Las pocas pruebas que se han hecho no han sido tomadas en cuenta por los laboratorios, pues desconocen su origen o composición.

Exploradores locales aseguran que a medida que pasa el tiempo las esferas se hunden más en el suelo hasta desaparecer.

Un dato extraño es que en los alrededores de las mismas, aparecen extrañas manchas negruzcas en el suelo y la vegetación no crece. Razón del por qué los ancianos de la zona las maldicen.

Relacionado a esto, está el testimonio de Mikhail Koretsky de Vladivostok, quien aseguró haber estado en el lugar donde se encuentran las esferas.

Contó que hasta en 3 oportunidades visitó el lugar; la primera vez con su padre a la edad de 10 años en 1933. Después volvió en 1947 con un grupo de jóvenes.

Su interés en visitar el lugar era la posibilidad de encontrar oro en los valles. Sobre las esferas, consiguió divisar hasta 7 esferas o calderos.

El tamaño y el metal llamaban poderosamente la atención. Intentaron rayarlas con un cincel fino y afilado en varias ocasiones, sin éxito alguno. El metal del que están hechas no se daña.

La poca vegetación que existía alrededor de las esferas era totalmente extraña, de tamaños desproporcionados o colores peculiares.

Pasaron la noche en la zona y no sintieron ningún efecto extraño de inmediato. Sin embargo, 3 meses después, uno de los 6 jóvenes perdió todo el cabello y en el lado izquierdo de la cabeza de Vladivostok aparecieron 3 extraños puntos dolorosos. Casualmente, ese lado fue el que apoyó del suelo para dormir.

Hasta el momento no existe un estudio científico sobre las esferas, más allá de testimonios hechos por aventureros. Pero las esferas de Siberia continúan generando intriga ¿De dónde provienen o cuál es su origen? Parece que nadie lo sabe.

Apoya a la web




Deja una respuesta

Deja un comentario